Colombia deportó a ciudadano irlandés capturado en zona desmilitarizada

Kerin Noel Cranner, de 37 años, fue detenido el pasado miércoles en un puesto militar de control vial en la localidad de Balsillas, a unos 280 kilómetros al sur de Bogotá, y fue deportado a Venenzuela este sábado por el gobierno del Presidente Pastrana.

25 de Agosto de 2001 | 18:13 | AP
BOGOTA.- Las autoridades colombianas deportaron hacia Venezuela este sábado a un ciudadano irlandés, capturado por miembros del Ejército luego que salió de la zona de distensión controlada por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en negociaciones de paz con el Gobierno.

Kerin Noel Cranner, de 37 años, aseguró que sólo permaneció un día en la zona desmilitarizada al sur del país, sin tener "oportunidad de hablar con ninguna persona de las FARC".

El irlandés fue detenido el pasado miércoles en un puesto militar de control vial en la localidad de Balsillas, a unos 280 kilómetros al sur de Bogotá. En declaraciones al telenoticiero RCN, poco antes de salir del país, afirmó que ha recorrido toda Sudamérica ganándose la vida como profesor de inglés. Negó tener vínculos con el Ejército Republicano Irlandés Provisional.

"Como no es ilegal ir allí, me interesé por conocer cómo es la región, la gente de allí", dijo el irlandés en la entrevista.

Precisó que siempre preguntó a los miembros del ejército por qué estaba detenido y por cuánto tiempo lo estaría. El Departamento Administrativo de Seguridad, policía secreta que se encarga de ingreso de extranjeros al país, no encontró ninguna anormalidad en sus documentos.

El gobierno, sin embargo, lo expulsó del país por razones de discrecionalidad.

En su pasaporte estaban registrados viajes por Nicaragua, Venezuela y Panamá antes de ingresar a Colombia. Originalmente, tenía una visa por 60 días, que renovó una vez.

El 11 de agosto pasado, la Inteligencia Militar detuvo a tres presuntos miembros del Ejército Republicano Irlandés Provisional, también procedentes de la zona desmilitarizada cedida por el Gobierno a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en aras de un proceso de paz.

La Fiscalía hizo una acusación preliminar el pasado martes contra ellos por los delitos de entrenamiento para actividades ilícitas y porte de documentos falsos. Según las investigaciones de la Inteligencia Militar, los presuntos milicianos del IRA habrían dado a las FARC entrenamiento en el manejo y fabricación de explosivos, técnicas perfeccionadas por ellos en su lucha contra la dominación británica en Irlanda.

Los tres fueron trasladados el miércoles a la Cárcel Modelo de Bogotá, donde hay guerrilleros, paramilitares y narcotraficantes presos. Aunque están en un pabellón de alta seguridad, los abogados de los presuntos miembros del IRA Provisional, quieren que sean llevados a una casas fiscales del instituto de prisiones, donde piensan que no corren riesgos.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores