Irak: Coalición y resistencia iraquí acuerdan tregua de 12 horas

No obstante el acuerdo que permitirá que los marines abandonen la ciudad sunnita, donde en la última semana hubo alrededor de 450 muertos y miles de heridos, otra facción de la resistencia no reconoce el acuerdo.

10 de Abril de 2004 | 17:32 | Agencias
Irak
Las fuerzas de la coalición deberán abandonar la ciudad sunnita.
BAGDAD.- La coalición conducida por Estados Unidos y al menos una parte de la resistencia en Falluja, oeste de Irak, acordaron hoy un cese del fuego de 12 horas a partir de mañana a las 10 locales (06:00 GMT), dijeron mediadores iraquíes.

El acuerdo permitirá que los marines abandonen la ciudad sunnita, donde en la última semana hubo alrededor de 450 muertos y miles de heridos.

El mediaror Hatem al Husseini, dirigente del Partido Islámico Iraquí, anunció que "las dos partes aceptaron observar un cese del fuego de 12 horas mañana, a partir de las 10 locales", después de combates que evidenciaron, como dijo el canciller británico, Jack Straw, el período más difícil para la coalición ocupante desde que se dieron por concluidas las hostilidades, hace poco menos de un año.

El acuerdo "abrirá el camino a un retiro gradual de los marines norteamericanos de Falluja", agregó Husseini, después de tomar contacto con jefes de la coalición a su retorno a Bagdad desde la ciudad del oeste iraquí, donde dialogó con representantes de los milicianos sunnitas.

Los alcances del acuerdo son difíciles de determinar, puesto que la resistencia sunnita a la ocupación no está tan agrupada ni organizada como para responder a un único mando y, de hecho, algunos grupos anunciaron que no lo respetarán.

La posibilidad de tregua venía mencionándose desde el viernes y la precariedad de la situación está demostrada en que en principio el objetivo era que el cese del fuego fuera de un día completo.

En efecto, en una declaración telefónica a la televisión qatarí Al Jazira, Abu Mujahid, presentado como "responsable de la resistencia islámica nacional", dijo: "Nos comprometemos a respetar una tregua de 24 horas, aunque reservándonos el derecho a responder en caso de ataque" de las tropas estadounidenses.

Al mediodía local, el general norteamericano Mark Kimmitt había dicho que los rebeldes no estaban respetando una tregua propuesta a partir de las 12, y que sus fuerzas seguían siendo objeto de ataques.

También Washington envió una carta para negociar un cese del fuego al líder de los musulmanes chiitas, el clérigo Moqtada Sadr, cuyas milicias encabezan una rebelión desde hace siete días en el centro y sur del país.

Estados Unidos lanzó una ofensiva en Falluja, 50 kilómetros al oeste de Bagdad, tras el asesinato y descuartizamiento por parte de una turba de cuatro civiles estadounidenses hace 11 días, pero encontró una fuerte resistencia y hoy debió negociar la tregua para retirar a los marines.

Las milicias de Falluja habían advertido que sólo negociarían un alto el fuego una vez que se retiraran de la ciudad las tropas estadounidenses, según Qahtan Al Rubaie, exponente del Partido Islámico Iraquí.

"Quieren que las fuerzas estadounidenses se retiren a por lo menos cinco kilómetros del ingreso a la ciudad y afirman que no habrá tregua mientras prosigan los bombardeos", había dicho Al Rubaie, miembro del consejo de gobierno provisorio avalado por Washington, antes de que se anunciara la tregua.

Otra facción de la resistencia no reconoce la tregua

Otro grupo, autodenominado Resistencia Iraquí, dijo a la cadena libanesa LBO que "no se considera incluido en la tregua porque no está en las negociaciones". En referencia al diálogo entre un sector de la guerrilla y el consejo de gobierno transitorio avalado por Washington, este grupo las llamó "ilegales".

"El objetivo de estos mediadores es lograr resultados personales a expensas de la sangre de los mártires", advirtió.

En Falluja, el régimen de ocupación mantuvo hoy la suspensión del cese del fuego unilateral en busca de la tregua, pese a que continuaron los combates.

El general Kimmit, subjefe de las fuerzas estadounidenses en Irak, dijo que esta semana fueron capturados en Falluja 60 rebeldes, incluidos cinco extranjeros que provienen de Egipto, Sudán y Siria.

El Consejo de Gobierno provisorio, impuesto por Washington, fustigó el accionar de las tropas estadounidenses en Falluja. Criticó en una declaración "las soluciones militares y la política de represión colectiva, en la cual mueren los civiles".

El Consejo pidió un "inmediato cese del fuego en todo el país, particularmente en Falluja".

El gobierno interino sufrió tres bajas entre sus miembros de la rama musulmana sunnita, la misma que domina Falluja. Renunciaron por la represión los ministros de Interior, Derechos Humanos y el consejero de Seguridad Nacional.

Pese a que se negociaba el cese del fuego y luego se anunció la tregua, Estados Unidos siguió movilizando tropas hacia Falluja, en cuyas calles hay cadáveres abandonados por doquier.

Kimmit anunció que dos nuevos batallones que incluyen soldados iraquíes fueron sumados a las operaciones contra la resistencia en Falluja.

En Najaf, ciudad santa chiita del sur de Irak, el régimen de ocupación llevó propuestas escritas a Sadr para el cese de los combates entre las fuerzas estadounidenses y las milicias del Ejército de Mehdi, que ya llevan una semana.

Washington perdió en estas batallas el control de las ciudades de Najaf y de Kut, bastiones de las milicias de Sadr, que exige el retiro de las tropas extranjeras.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores