El calor empieza a matar en España

Un hombre de 48 años falleció mientras andaba en bicicleta, tras sufrir un “golpe de calor” o hipertermia cuando circulaba a las cuatro de la tarde del martes por una calle de la localidad de Argamasilla de Calatrava.

30 de Junio de 2004 | 08:11 | DPA
MADRID.- La ola de calor que azota España con temperaturas superiores a los 40 grados ha causado la primera víctima mortal, al fallecer cerca de Ciudad Real, en la zona centro del país, un hombre de 48 años que cayó fulminado cuando iba en bicicleta, informaron hoy las autoridades locales.

La víctima sufrió un “golpe de calor” o hipertermia cuando circulaba a las cuatro de la tarde del martes por una calle de la localidad de Argamasilla de Calatrava, precisó el consejero de Sanidad, Roberto Sabrido.

Mientras, Sevilla, una de las ciudades del sur del país más castigadas por los rigores del verano, activó hoy la “fase roja” de alerta por la ola de calor, ya que por tercer día consecutivo se mantienen temperaturas superiores a los umbrales fijados.

En la ciudad andaluza y la provincia homónima seis personas continuaban hoy hospitalizadas por los efectos del calor.

El plan de prevención activado en Andalucía establece un seguimiento periódico de 45.000 ancianos y pacientes frágiles a los que se hará un seguimiento periódico para conocer su estado de salud en los momentos de mayor aumento de las temperaturas y que podrán ser atendidos por enfermeras mediante un régimen de visitas periódicas.

Además, un nuevo “apagón” dejó hoy sin luz durante una hora y media a 4.400 hogares y empresas en Sevilla, donde el calor ha disparado el consumo de electricidad a niveles históricos, sobre todo por el uso del los aparatos de aire acondicionado.

El martes, una avería ya había dejado sin suministro a más de 120.000 clientes en Sevilla y su provincia, lo que generó duras críticas a la compañía de electricidad Endesa.

Mientras, las autoridades sanitarias insisten en una serie de recomendaciones a la ciudadanía para protegerse del calor, entre ellas no salir a la calle en las horas de mayor calor, beber mucho líquido y protegerse la piel y la cabeza del sol.

El año pasado, la ola de calor costó la vida en España a 141 personas, según las cifras oficiales, mientras que otras fuentes hablan de varios miles de muertos, ya que en junio, julio y agosto de 2003 se registraron en el país casi 13.000 decesos más que en el mismo periodo del año anterior.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores