Importadores bolivianos de autos usados bloquearán ruta hacia Chile

El gremio protestará por la decisión del Gobierno de Evo Morales de prohibir el ingreso de vehículos de ese tipo al país altiplánico.

03 de Enero de 2009 | 13:26 | EFE

LA PAZ.- Los importadores de autos afectados por la decisión del Gobierno boliviano de prohibir el ingreso de vehículos de ese tipo al país, prevén bloquear a partir del lunes la carretera internacional hacia Chile, informó hoy el diario "La Prensa".


La protesta, que se desarrollará a partir de las 00:00 horas locales (04:00 horas GMT) del lunes, afectará a esa vía internacional en los puntos fronterizos de Pisiga, en el departamento de Oruro, y Tambo Quemado, en La Paz.


El dirigente de los importadores, Valentín Maidana, apuntó que esa medida podría "suscitar un conflicto internacional" con Chile.


Mientras, el viceministro de Régimen Interior, Marcos Farfán, aseguró que su departamento garantizará que la vía "esté expedita y no se vea perjudicado el tránsito de pasajeros ni de cargas".


Los importadores demandan una solución al problema en la frontera, donde cientos de camiones chilenos cargados de autos usados están varados desde principios de diciembre porque las autoridades de Bolivia les niegan la entrada pese a que esos vehículos ya estaban vendidos cuando se difundió la prohibición.


Maidana justificó el bloqueo en la vía internacional al considerar que se han "agotado todos los extremos posibles" con las autoridades gubernamentales a las que, según dijo, han mandado notas, cartas y solicitudes de audiencia sin éxito.


"Son unas 2.000 personas las que están siendo afectadas por este decreto, ya que nuestros vehículos están siendo retenidos de forma ilegal en la frontera de Tambo Quemado y Pisiga", señaló.


Por su parte, Farfán señaló en declaraciones a los medios que las policías de Bolivia y Chile se coordinarán para evitar el bloqueo si fuera necesario.


La decisión del Gobierno de Bolivia de prohibir el ingreso de autos usados del país vecino puso en jaque el negocio de venta de esos vehículos en las zonas francas de las ciudades chilenas de Iquique y Arica, que mueve unos 230 millones de dólares anuales y del que dependen miles de empleos en esas regiones.


El Gobierno que preside Evo Morales argumentó que la norma busca que su país "no se convierta en un vertedero de vehículos antiguos que contaminan", mientras que su homóloga chilena, Michelle Bachelet, ha reiterado en diversas ocasiones su confianza en alcanzar una solución al problema.


Con este fin, la Cancillería boliviana propuso a Chile una reunión el próximo 12 de enero en La Paz para tratar el alcance de la decisión, si bien insiste en que ve difícil modificar la normativa.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas