Manuel Zelaya: "Prefiero luchar de pie que vivir de rodillas"

El depuesto Presidente hondureño manifestó su preocupación de que grupos de mercenarios puedan introducirse en la embajada de Brasil para asesinarlo.

24 de Septiembre de 2009 | 07:04 | Agencias

MADRID.- El derrocado Presidente de Honduras, Manuel Zelaya, expresó hoy el temor de que sea asaltada la embajada brasileña en Tegucigalpa, donde permanece refugiado, al tiempo que manifestó que prefiere "luchar de pie antes que vivir de rodillas ante una dictadura".


"Estamos sumamente tensos y preocupados", dijo el depuesto Mandatario en declaraciones a la cadena pública Radio Nacional de España (RNE), a la vez que advirtió del peligro de un "allanamiento" de la embajada y de que "grupos mercenarios puedan introducirse aquí para hacer un asesinato".


Según Zelaya, el Gobierno de facto está sometiendo a los refugiados en la embajada a una "tortura física", ya que en sus palabras han instalado equipos electrónicos que emiten radiaciones de alta frecuencia que además interfieren con las comunicaciones.


"Nos cortan las llamadas, nos impiden la comunicación, nos han cortado por momentos los alimentos y los servicios públicos, igual que al pueblo hondureño, al que han reprimido fuertemente en todas las manifestaciones pacíficas", dijo.


Zelaya, según el cual diez personas murieron en la represión de las manifestaciones desde su regreso el lunes a Honduras, lamentó la imposibilidad de llamar a la calma.


"El diálogo con terroristas no se da en esos términos, ellos están pidiendo una recompensa al tener al país secuestrado, entonces, a quién le voy a pedir calma, al pueblo que está siendo reprimido o a los golpistas que están ambiciosamente tomando el poder del país", se preguntó.


"Yo soy el Presidente que eligió el pueblo y en un país no puede haber dos presidentes, sólo uno, yo tengo el respaldo del pueblo y de la comunidad internacional, así que estoy en el ejercicio de mis funciones, encarcelado por una dictadura militar que me impide ejercer el mandato que el pueblo me dio", afirmó.


En otra entrevista al diario español "El Mundo", Zelaya declaró que "gracias a la comunidad internacional se ha disipado un plan para matarme y decir que me había suicidado".


"Hoy todavía corremos el riesgo de que la embajada sea asaltada y de que anuncien que me había suicidado para simular que nosotros habíamos decidido morir antes de que entraran aquí", aseguró.


En cuanto a la posibilidad de un diálogo con el gobernante de facto Roberto Micheletti, Zelaya afirmó: "La propuesta de diálogo con la que llegué ha sido contestada con bombas y soldados".


"Los policías están reprimiendo (a los manifestantes) y no dejan que la gente llegue a la embajada. El país no volverá a la calma mientras el Presidente esté encerrado", concluye.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores