“Tengo algo que decir, y lo digo” 19/7/2004

19 de Julio de 2004 | 00:00 |
“Tengo algo que decir, y lo digo”

Con una nueva presentación el próximo jueves, la banda rockera afianza el sonido de eléctrica emotividad de su debut, una colección de seis largas canciones titulada Tsunamis.


Marisol García C. 19/7/2004


El punk le enseñó a Goli el temor por la tibieza. Todo ser humano lúcido mantiene dentro suyo cargas de emotividad e inconformismo. El tema es cómo sacarlas afuera, y si es que conviene hacerlo.

—Nada a medias, y en-tu-cara —recomienda el cantante, guitarrista y principal compositor de Tsunamis, el grupo de electricidad furiosa con el disco chileno de acaso más carga emocional de la temporada. —Más que con machetear en Plaza Italia y ponerte puntas, el punk tiene que ver con una acción: tomar algo y hacerlo.

—Cuando cachamos que hay una parte tibia en la canción: cirugía inmediata —advierte Francisco Fernández, guitarrista. —También tiene que ver con pasarlo increíble haciendo música. Para ninguno de nosotros esto es algo incómodo.

El auditor no se sentirá necesariamente a gusto escuchando el rock intenso de Tsunamis. Pero no hay dudas de la marca de honestidad y franqueza que sella los seis largos temas del álbum Tsunamis (GmbH discos).

—Tiene que ver con la sincronía de que se junten en un punto elementos determinados que, juntos, sacan una energía muy fuerte. En este grupo hay algo fuerte con la improvisación —explica el baterista Alejandro Gatta.

—Pareciera que no procesan esa energía. Que sale cruda y así se queda.

—Goli: Creo que responde harto a que somos como bien inquietos a la hora de componer. Estamos todo el rato arreglando temas, revisando... y lo pasamos súper bien. Nos hemos planteado algunas veces hacer cosas más “producidas”, pero al final siempre terminamos tocando, y sale lo que somos nosotros cuatro. Como que decimos: “Podríamos vestirnos así”, pero nunca lo hacemos. Lo que nos sale es tocar. De ahí lo de “Tsunamis”.

—Alejandro: No quisiera que parezca que planteamos esta cuestión concientemente. Hay muchos grupos que no me gustan, pero no me interesa aparecer como “Tsunamis, los calentones” y que todos los demás son tibios. Nos interesa lo que pasa con Tsunamis y la potencia que sale de nosotros.

—¿Qué es la intensidad, para ustedes?

—Goli: Hay diferentes criterios para evaluarla. Por ejemplo, la Violeta Parra con guitarra y voz es de los personajes más intensos que ha tenido Chile. Yo la pongo al nivel de Kurt Cobain, ¿cachai? Además que se mataron igual.

—Alejandro: Los mismos Perrosky, que con elementos mínimos te pegan una patada en la cabeza. En general somos explosivos, pero también tenemos temas que mantienen una tecla más suave.

—Goli: Creo que el rock and roll, con lo amplia que es la palabra, tiene que ver, desde siempre, con el inconformismo. Puede ser cualquier tipo de inconformismo, pero es desde ahí que yo empezaría a hablar de rock. Ya sea Violeta Parra hasta Ganjas o Stooges. Tiene que ver con esa energía, con ese inconformismo, pero activo: tengo algo que decir, y lo digo.

Letras de inequívoca inspiración romántica pueblan canciones disipadas y de alto vuelo; canciones expresivas que alcanzan su sentido último en la entrega en vivo. Según Goli, “puedo decirte muchas cosas con do-re-mi; el lenguaje musical es el que mejor apela a las emociones, porque no se vale de ninguna figura”, y es esa lógica la que se emplea para música guiada por una “filosofía que tiene que ver con lo sensorial”, en palabras de Alejandro, y que atraerá de seguros nuevos discípulos con su presentación del jueves, en Ñuñoa.


Tsunamis en vivo


Jueves 22 de julio
Bal-le-Duc (Irarrázaval 433, Ñuñoa / 300 3640 - 09.432 0817)

23 horas, $2 mil.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores