Canciones de la campiña

El ex bajista de Congreso editó tres discos durante el 2008 y a fines de enero lanzará su primera antología, Campos de Chile, que compila doce canciones escritas desde los '70. El material histórico del Campos solista está reunido en su propio sello, El Templo Rekords.

08 de Enero de 2009 | 09:43 |

Hay músicos trotamundos y compositores que transcriben los sonidos del mundo. Jorge Campos pertenece a ambas categorías, y ha logrado ser uno de los figuras más predominantes de la música experimental nacional.

Sus pasos por agrupaciones históricas como Santiago del Nuevo Extremo, Congreso y Fulano fueron claves para demostrar versatilidad musical, que luego, durante su carrera solista, se ha incrementado y que hoy puede oscilar perfectamente entre esencias andinas y sinfónicas.

Por años su destino se mueve entre Norteamérica, Europa y Chile, editando discos con músicos de diferentes países y estilos musicales. Por suerte para los chilenos ahora está en Santiago, y el próximo sábado 10 de enero (a las 21:00 horas, en Sala Master, en Miguel Claro 509) reactivará a su kuarteto en vivo y el 22 estará en el Festival Carril D, en la Casa Michoacán. El grupo es un cuarteto, pero se escribe con K, dado que Campos mantiene latente una relación con la cosmovisión mapuche.

El concierto presentará el repertorio de sus discos Machi (2000) y La ausencia de lo sagrado (2004) e incluirá otras tres canciones que el kuarteto estrena en este concierto. Acompañarán a Jorge Campos los integrantes actuales del grupo: Raúl Aliaga (batería), Isabela Rain (bajo modelo Paul McCartney y teclados), y DJ Fat Pablo (loops, samplers y tornamesas).

-¿En qué punto se encuentra el kuarteto hoy?
-Es el proyecto más importante que he desarrollado en cuatro años y el motivo por el cual decidí desarrollar mi trabajo como solista. Hay mucho material acumulado y también muchas ideas, pero siempre estamos haciendo un plan, porque la música que yo hago no es muy popular y requiere de dedicación. Aunque al final siempre hay un balance positivo. Se ve, por ejemplo, en los reviews que se han publicado en diferentes partes e idiomas: he visto notas en inglés, francés e incluso japonés. Lo más importante que he hecho en los últimos años es editar discos fuera de Chile y hacer presentaciones en México y Europa.

-La dedicación que entregas se nota. Eres un músico consolidado y reconocido en el medio chileno.
-Sí, pero creo que he logrado más resultados afuera que acá, porque el apoyo que tengo viene de otras partes. Por ejemplo, el auspicio de (la marca de bajos eléctricos) Warwick, que me permite tener un marketing súper fuerte. Me incluyen en los catálogos con los instrumentos que he diseñado con ellos.

-¿Crees que el 2008 fue un buen año? lanzaste tres discos...
-Sí, son tres discos, pero tenían data anterior. Bajos y tambores era un disco que se grabó en el 2006 en la ex cárcel de Valparaíso. Globalevasión lo grabamos en vivo el 2006, con Jaime Vásquez y Raúl Aliaga (ex integrantes de Fulano). Entonces los discos que se lanzaron eran cosas que estaban pendientes desde que me fui de Chile. Además salió el Indian andean, un disco muy especial que yo tenía grabado con unos músicos indios, con los que mezclamos instrumentos de la India y del altiplano.

-Es súper potente la esencia de ese disco, con sonidos indios envolventes...
-Sí, es bien bonita la textura que se produce con charangos, con tiples, con quenas y todos los instrumentos que entran en juego. Ese disco fue una idea antigua que surgió en Inglaterra con un amigo con el que trabajábamos diferentes proyectos, Mauricio Venegas.

Campos y su templo

Para fines de enero se espera el lanzamiento de su primera antología Campos de Chile, que bajo el sello Chile Profundo recorrerá el trabajo del bajista desde los años '70 en adelante, aunque con una particularidad: no se trata de música instrumental experimental, sino de canciones.

La selección de estas doce piezas está lista desde mediados de 2008 y de acuerdo a Campos tendrá "un arte y una carátula súper lujosa, con hartas páginas, con fotos y con las letras de las canciones". 

-¿Qué canciones recopilará?
-Reunirá cinco canciones de Santiago del Nuevo Extremo: "La promesa", "Ciudadano", "Yo tenía una sonrisa", "Himno para creer y "Para comprender lo que que viene". También traerá una composición que hice especialmente para el disco, llamada "Kantar".

-¿Traerá alguna canción de Congreso?
-Sí, sólo "Viaje por una Ilusión" (que Campos escribió para el disco Por amor al viento, 1997). El resto son canciones extraídas de mis discos como solista: "Estrellas", "Fuego", "La magia necesaria", "Mariana" y "La ausencia de lo sagrado".

Es nuevo disco no estará en manos del sello de Jorge Campos, El Templo Rekords, que ha sido el principal mecanismo de difusión de su música desde que se inició como solista.

-Es interesante el camino que lleva El Templo Rekords.
-El Templo Rekords es prácticamente un espacio personal para editar mi música. No he tenido una visión como para decir "voy a hacer un sello que edite este tipo de música", no. Es solamente mi música, porque es la única manera de lograr poner los discos en ciertos lugares. Entrar a estas alturas en reuniones con los sellos y a seguir determinados mecanismos de distribución para mí es una lata.

-¿Hay que pagar un gran costo?
-Es un costo brutal, porque el gasto viene del bolsillo. Entonces artísticamente suena espectacular, pero asumir la cuestión de frente es súper difícil.

-¿Qué proyecciones tiene El Templo?
-Bueno, primero hay un problema de definición de los sellos. Hay un estado de stand by hace como ocho años en que no se sabe qué va a pasar, porque Internet sigue siendo el gran espacio donde los músicos ponen su música. Los sellos mantienen un negocio con los artistas que venden millones de discos. Porque los que venden de dos mil a tres mil, como yo, no creo que tengan un gran valor económico. Entonces, en la medida que se vaya definiendo lo que pasa con los sellos yo voy a ir viendo, si edito otra gente o no (...) por ahora es un espacio de trabajo que me da la posibilidad de mostrar mi música, y no lo puedo perder, lo debo mantener con dientes y garras.  Así es que hay que seguir agrandando el catálogo... ésa es la idea.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores