EMOLTV

Libro relata cómo Nelson Mandela utilizó el fútbol para unir a Sudáfrica

Los derechos de "El factor humano"-lanzado hoy- ya fueron comprados por la productora de Morgan Freeman para adaptarla a la pantalla grande.

27 de Enero de 2009 | 14:50 | EFE
imagen

Nelson Mandela es amigo del autor del libro, John Carlin.

AFP

BARCELONA.-"El factor humano", del periodista inglés John Carlin, repasa la figura de Nelson Mandela y su capacidad para unir, a través de un campeonato mundial de rugby, a la Sudáfrica posterior al régimen del 'apartheid' y consolidar la democracia en el "país más dividido del mundo".

"El factor humano" (Seix Barral), presentado hoy en Barcelona, es la historia abreviada de Mandela, "el genio político que logró seducir incluso a sus enemigos", en opinión de Carlin.
El Mundial de rugby de Sudáfrica en 1995 es sólo una excusa, el hilo conductor que usó el político africano para reunir voluntades y superar rencores muy sedimentados en la agitada historia de su país.

El poder narrativo y emocional de la historia de Mandela llegará en 2010 al cine, porque la productora de Morgan Freeman ha comprado los derechos de "El factor humano". El propio Freeman interpretará a Mandela y Clint Eastwood será el director de la cinta.

Apenas un año después de ser elegido presidente, Nelson Mandela logró reciclar la percepción que la población negra sudafricana tenía del rugby, deporte que simbolizaba el poder blanco, para lograr algo nunca visto en Sudáfrica: "que todos, blancos y negros, pelearan por un objetivo común", explica Carlin.

Efectivamente, Sudáfrica ganó el Mundial de 1995 en una final épica, en la prórroga, ante la todopoderosa Nueva Zelanda. "Fue el día más feliz en la vida de Mandela. Más incluso que cuando fue liberado de la cárcel", asegura el autor.

Corresponsal del diario inglés The Independent durante la transición sudafricana, Carlin entabló una cierta amistad con Mandela.

Fascinado por el personaje, emprendió la aventura de trazar la figura del "genio político, un enorme seductor que se ganó incluso los corazones de sus enemigos utilizando, básicamente, el respeto".

"Mucha gente en todo el mundo sabe que Mandela fue grande. Pero quizá pocos sepan por qué fue tan grande. Este libro intenta ayudar a explicarlo", revela Carlin.

La escena final, con Mandela aclamado en el Ellis Park de Johannesburgo mientras el capitán de Sudáfrica, François Pienaar, alzaba la copa del mundo de rugby, "es como si Yasir Arafat hubiese entrado en un campo de rugby de Tel Aviv y todo el público corease su nombre", según Carlin.

"El jefe de los servicios secretos del apartheid, políticos de extrema derecha, los propios jugadores: todos acabaron seducidos por Mandela", recuerda.

El arriesgado paralelismo entre Mandela y la emergente figura del presidente de EEUU, Barack Obama, ha salido a relucir durante la presentación del libro: "En cierto modo -dijo-Obama también es un unificador. Quizá sea una cualidad puramente africana. Sospecho que Obama ha estudiado a Mandela, al menos, en su intento de negociar sin arrogancia".

Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo