Conozca a los hermanos Petrosyan, el número que reemplazará a Felo en Viña

El dúo que tiene el récord de velocidad en el truco de cambio de vestuario llega como show de variedades, una de las áreas que más cuestionamientos ha generado en el Festival. Vea aquí su rutina.

18 de Febrero de 2010 | 12:33 | Emol

Vea a los hermanos Petrosyan en acción

SANTIAGO.- Sólo unas cuantas semanas alcanzó a durar Felo en el calendario de Viña 2010: Hasta principios de este mes, el humorista estaba anotado para subir al escenario de la Quinta Vergara el jueves 25, pero apenas 17 días antes de esa fecha Canal 13 comunicó que la actuación no se concretaría.


Las razones de la deserción de Felo se encontraban en su propia situación personal: Antes del comunicado que formalizaba su salida del programa, el humorista había confesado que nunca estuvo muy convencido de volver al certamen, donde había triunfado en 2005. Esta vez no tenía confianza en su rutina y además se mostraba afectado por la muerte de un cercano amigo.


A ello se sumó un confuso incidente que vivió en San Felipe, donde terminó enfrentando a un periodista.  Canal 13 aludió a su estado anímico como la causa del retiro y lamentó las declaraciones del humorista.


La lógica llamaba entonces a buscar a otro humorista que lo reemplazara. Sin embargo, la organización del certamen optó por descartar esa alternativa y acudir a una de las áreas que más cuestionamientos ha generado en Viña en los últimos años, y que llegó precisamente de la mano de Canal 13: Los shows de variedades.


Los elegidos esta vez fueron los hermanos Petrosyan, un dúo de rusos que ostenta un récord Guinness por ser quienes más velocidad alcanzaron en el cambio de vestuario, la ilusión que más los identifica. La rutina tiene a Victoria Petrosyan apareciendo cada escasos segundos con un traje distinto, mientras su hermano Sos la dirige.


El espectáculo, de este modo, sólo debería ocupar unos pocos minutos en escena el jueves 25, entras las competencias, tras la presentación de Américo y antes del turno de Tito El Bambino.


Sin embargo, las expectativas puestas en los rusos no son para nada altas, y la razón principal está en el historial de las variedades en Viña: Los números no han logrado entusiasmar al público, por lo que en el recuento final acaban siendo considerados nada más que como un relleno o un respiro, aunque algunos también pasaron a la historia como fiascos: El más recordado en ese ámbito sigue siendo el llamado "Hombre láser", con una rutina que sólo cosechó pifias en 2004.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores