Cristián Sánchez dice que fue "expulsado" de la Quinta por Morrissey

Según el animador, un gesto "desafiante" habría molestado al entorno del británico, quien además obligó a limitar el tránsito de jueces y competidores, y a que Eva Gómez retirara las plumas de su vestuario.

25 de Febrero de 2012 | 13:00 | Emol en Viña del Mar

El británico fue un verdadero huracán en su paso por Viña, tanto arriba como abajo del escenario.

José Alvújar

VIÑA DEL MAR.- Un verdadero efecto dominó generó el paso de Morrissey por el Festival de Viña del Mar, con piezas que siguen cayendo horas después de que el británico finalizara su sólida presentación.

A la competencia suspendida —haciendo valer una claúsula en su contrato para actuar antes de la 01:00 de la madrugada—, jurado indignado y restricciones en el tránsito dentro de la Quinta Vergara, se sumó un hecho insólito: Según Cristián Sánchez, uno de los jueces del certamen, por expresa petición del equipo de "Mozz", debió irse del anfiteatro en plena actuación de éste.

Según contó el animador, invitado al panel de "SQP", fue una mueca que hizo a la cámara, enfocado durante la actuación del británico, la que selló su salida. El gesto, un leve galanteo estirando los labios, molestó al entorno de Morrissey —aunque Sánchez apuntó al mismo británico—, que solicitó su salida.

"Te tienes que ir, porque estás en actitud desafiante", fue la frase que, según el animador, le dijo un productor que se acercó a su puesto. Su salida también fue confirmada por Rafael Araneda tras el fin de la última noche.

Sánchez había sido el único miembro del jurado que no se plegó a la determinación de retirarse de la Quinta Vergara, en protesta por la suspensión de la competencia folclórica, y volvió a las primeras filas para ver la presentación del ex líder de The Smiths.

El incidente no fue el único que marcó el paso de Morrissey por Viña del Mar. Además exigió no encontrarse con nadie en backstage, lo que obligó a aislar a jueces y competidores en camarines.

También puso especial énfasis en la presencia de productos de origen animal, por lo que a la estricta prohibición para que haya esa clase de alimentos a su alrededor, sumó la petición de que aquellos dispuestos para otros invitados permanecieran al menos lejos de su vista.

Con el vestuario ocurrió algo similar. Nadie que se le acercara podía usar prendas que incluyeran material animal, lo que obligó a Luciano Bráncoli a retirar las plumas con que había adornado el vestido de Eva Gómez, quien además usó zapatos plásticos. "Él no fue respetuoso con el Festival", fue la conclusión de la animadora a la salida de la Quinta Vergara.

El efecto provocado por Morrissey en Viña del Mar no deja de resultar disonante con la actitud que el británico ha lucido en Santiago desde su llegada, donde se ha mostrado abierto a compartir con los fanáticos que se le acercan, y se ha desplazado sin grandes restricciones por restoranes y los alrededores de su hotel.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores