Guionista de "Machos" y "Dos por uno" debuta en la literatura con una "novela en construcción"

Sebastián Arrau lanza "El arrebato", un relato bidimensional que incluye el tormentoso amor a distancia de una pareja, y una ventana hacia el escritor que corrige la misma historia. "Es un riesgo", reconoce el autor, quien apuesta a que el lector sea su cómplice.

04 de Abril de 2013 | 14:29 | Por Sebastián Cerda, Emol

Arrau está a tiempo completo haciendo teleseries para TVN y Telemundo, pero ya proyecta una nueva novela.

El Mercurio

SANTIAGO.- "Sin duda, su revisión está alterando la espontaneidad de un relato escrito por un joven once años menor. Intenta arreglarlo, saca algunas cursilerías y obviedades, deja otras. El hombre, además, cambia desavenencias estéticas, cuando quizás en ese romanticismo dramático y en esa obviedad radica el valor de lo que escribe el más joven".

La cita es parte del capítulo ocho de "El arrebato" (Planeta, $9.900), la primera novela que publica el guionista chileno Sebastián Arrau ("Papi Ricky", "Cerro Alegre", "Machos", "Dos por uno") y que esta noche tendrá su lanzamiento oficial. La obra trata sobre el tormentoso amor a distancia entre Amanda y Tomás, enmarcada en los primeros tiempos de internet y la vida en el extranjero, pero el párrafo anterior no apunta exactamente a eso.

Porque junto a la historia central detonada por un arrebato de la protagonista —quien se baja de un avión con destino a Barcelona durante la escala en Nueva York—, Arrau decidió incluir el relato paralelo del escritor que revisa esa misma historia, once años después de haberla escrito. Y ese autor, ahora también personaje, comparte con el lector incluso aquello que en teoría debería formar parte de su trabajo íntimo, como la decisión de cambiarle el nombre a la protagonista. Así, en el mismo capítulo ocho Amanda pasa a llamarse Manuela, aunque llegará al desenlace como Mariana.

"Para mí es una novela que está en construcción. A la protagonista le cambio el nombre tres veces a lo largo de la novela. Es un riesgo, pero también creo que es hacer cómplice al lector de los cambios en una novela que hace uno como autor", cuenta Arrau, quien al igual que ese tercer personaje retomó una historia que había dejado olvidada en las profundidades de un computador, once años atrás.

"En todo ese tiempo no la toqué. Cuando terminé mi contrato con Canal 13 pensé en parar un rato de hacer teleseries, entonces me acordé que tenía esta novela, y pensaba que sería una porquería. Pero la empecé a leer y me empezó a gustar, aunque encontrara que había cosas muy cursis", recuerda.

Y pese a que en un principio pensó en actualizaciones, finalmente optó por mantener la ambientación en los albores de la década pasada. "Cuando escribí esta historia la gente estaba recién empezando a tener mail, a tener internet en la casa, y vemos cómo eso comienza a afectar las relaciones. Hay un capítulo en que se describe ese típico pito que había antes, cuando uno empezaba a conectarse. No hay Facebook ni Twitter", explica.

Y agrega que "el año es importante también porque está todo el tema de las Torres Gemelas, los sueños que se caen. Son personajes que no son adolescentes, ella está en sus 23 años, pero sí está en su viaje a convertirse en adulta, con toda esta cosa nueva. Y en él, la decadencia misma, porque comienza a obsesionarse, echarla de menos, le escribe mails, la trata de encontrar y ella no le contesta, no sabe si leyó o no los mails. En esa época no había mucho celular, era algo casi esnob".

TV, cine y libros

Según Arrau, los sellos lo distinguen como guionista también podrán apreciarse en "El arrebato", algo que él ve como positivo. "Lo que me ha dado la televisión es que los capítulos tengan giros, que puedan ser leídos como escenas. Los capítulos de las teleseries en general terminan con remates, y son los vicios que uno tiene, mi escuela, pero también mi aporte".

Pero no es el primero que da el salto en el rubro. Con esta novela, el guionista se une a se une a sus colegas y amigos Pablo Illanes y José Ignacio Valenzuela, quienes ya tienen libros publicados. Claro que no es la incursión en la novela lo único que los liga, ya que a Arrau también le había picado antes el bichito de la dirección de cine, inquietud que encarnó en "Muñeca".

Sin embargo, hoy puede verse escribiendo nuevas novelas, no así dirigiendo nuevas películas. "Es probar y ver si te gusta o no. Yo probé en el cine, y me pareció que era casi como ser cura, un sacrificio muy complicado. No me veo haciendo otra película todavía, salvo que sea una idea que me obsesionara, y tuviera la paciencia para aguantar los años que te demoras en financiarla. Además hay cineastas muy buenos en este país. El libro, en cambio, es pura fantasía, uno puede jugar, es más fácil".

Pero en el horizonte inmediato de Arrau no asoman libros ni películas, sino guiones. Para TVN está terminando "Dos por uno" (que descarta de plano alargar), y ya alista una nueva teleserie. Y para Telemundo, en Estados Unidos (donde está radicado), prepara una historia romántica, mientras se emiten los últimos capítulos de su primera teleserie de suspenso, "El rostro de la venganza".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores