Una nueva novela juvenil ambientada en Chile llega a las librerías

"Las Aventuras de Amanda y el Gato del Pirata: La Séptima Esmeralda", de Lilian Flores Guerra, combina piratas, joyas mágicas y un extenso recorrido por el sur del país.

12 de Octubre de 2013 | 10:19 | Por Alberto Rojas, Emol

''Las Aventuras de Amanda y el Gato del Pirata: La Séptima Esmeralda'' se lanza este lunes.

Lilian Flores

SANTIAGO.- 1680. Luego de atacar Coquimbo, el pirata inglés Bartholomew Sharp se esconde en el archipiélago de Juan Fernández. Una decisión que tendrá insospechadas consecuencias más de tres siglos después, cuando Amanda Cabot, una niña de 12 años que vive en Valparaíso, inicie la búsqueda de una esmeralda mágica para evitar que una maldición caiga sobre ella y su familia. En esa aventura la acompañarán tres singulares amigos: El gato Croc, la tortuga Shilda, y Guayo el guacamayo. Pero un peligroso mago hará todo lo posible para que Amanda y sus amigos no tengan éxito.

Esta es la premisa de “Las Aventuras de Amanda y el Gato del Pirata: La Séptima Esmeralda”, de la periodista y escritora Lilian Flores Guerra, novela cuya publicación fue posible gracias a la obtención de un Fondo del Libro del Consejo de la Cultura y las Artes.

“La idea original no fue solamente mía; en conjunto con Ruslan Svitchi comenzamos a modelarla a partir de una tarde en que le comenté que tenía ganas de escribir sobre una niña y un gato en un cerro de Valparaíso”, afirma Flores. “Desde ese momento la historia pareció tomar vida propia, y de una conversación a otra fue emergiendo la trama, naturalmente ligada al mar y a las aventuras. Fue un proceso muy entretenido ir dando forma a la historia, claro que después vino todo el trabajo de escribirla hasta el final, con fluidez y congruencia”.

“Las Aventuras de Amanda y el Gato del Pirata: La Séptima Esmeralda” se presentará oficialmente el próximo 14 de octubre, a partir de las 19:30 horas, en Marraqueta Factory (Dublé Almeyda 2900, Ñuñoa).

-La trama comienza en el siglo XVII, con el pirata Sharp buscando refugio en Juan Fernández. ¿Tuviste que investigar mucho en términos históricos o ya manejabas dicha información?
-Siempre han sido fascinantes para mí las historias de piratas, de los cuales he leído cuanto libro ha caído en mis manos. Por eso recordaba el episodio de la visita de Sharp a las costas chilenas, gracias a la lectura de la novela "Ruta de Sangre", de Salvador Reyes, que leí cuando tenía 12 ó 13 años. Cuando Sharp y sus secuaces “aparecieron” en la vida de Amanda investigué un poco más, aclarando mis recuerdos y situando los sucesos en los años correspondientes.

-¿Este libro será el inicio de una serie?
-¡Así es! Amanda tiene vida y aventuras para un buen rato, así que espero que en la primavera del próximo año esté viendo la luz la segunda parte de sus andanzas.

-¿Qué tipo de público tenías en mente cuando escribiste tu novela?
-No tenía un público en mente al momento de escribirla. Simplemente quise contar la historia de la mejor manera posible, pero sí me esforcé en recordar cómo pensaba y me expresaba yo misma a la edad de la protagonista (12 años), ya que en el libro es ella quien cuenta sus aventuras.

-Amanda Cabot vive en Valparaíso y a medida que avanza la historia comienza un recorrido por el sur de Chile. ¿Qué papel juega en la trama la geografía del país?
-Importantísimo. Parte de los acontecimientos del pasado, que inciden en lo que debe vivir Amanda, sucedieron precisamente en el sur de Chile. Lo curioso es que ni ella misma sabe hasta dónde la van a llevar sus indagaciones, y el recorrido se va alargando a medida que se encuentra con obstáculos. Siempre hay un elemento insospechado que hace que la trama se complique y deba seguir buscando. Pero eso es también lo que le permite ir conociendo a fondo lugares que seguramente no habría visitado si no fuera porque debe cumplir su misión.

-¿Y cómo fuiste creando al gato marinero Croc, la tortuga Shilda y Guayo el guacamayo?
-El primero fue Croc. Siempre he pensado que los gatos son seres misteriosos que comunican el mundo de los vivos con el de los muertos, tal como creían los antiguos egipcios. Cuando sostuvimos estas conversaciones con Ruslan, que dieron vida al corazón de la historia, también fuimos modelando el personaje. Como Ruslan no es chileno sino moldavo, nacido y criado en la cultura rusa, me habló de los gatos siberianos y como —a diferencia de los gatos domésticos— ellos gustan mucho del agua, además de ser tremendamente fieles a sus amos. Aparte de encontrarlos preciosos, con su espectacular pelaje, me pareció natural que fuera un gato de estas características el que estuviera a bordo de un barco. De ahí su carácter indomable, valiente y fiel hasta la muerte.
Y como siempre en las pandillas de amigos hay tres, era lógico que Croc tuviera sus aliados. La tortuga Shilda es la sabiduría, la consejera, quien aporta serenidad y palabras certeras cuando las cosas se complican. Y Guayo el guacamayo es el alma de la fiesta; divertido, extravagante, parlanchín y hasta seductor.

-¿Piensas que el sur de Chile se presta mejor para ambientar novelas de corte juvenil-fantástico?
-Yo creo que toda la geografía de Chile permite el desarrollo de historias fantásticas. En el sur es más evidente, porque contamos con toda la rica mitología de Chiloé y de los pueblos originarios, pero el norte es también un lugar lleno de misterios y enigmas. Un espíritu juvenil y aventurero encontrará siempre material que haga volar su imaginación en cualquier lugar de nuestra geografía que se encuentre.

-¿Incluir más libros como el tuyo en los planes de lectura escolar ayudaría a fomentar más la lectura entre niños y adolescentes?
-Por lo que me ha tocado ver, los niños y adolescentes se motivan con historias entretenidas, ágiles, y que en cierto modo los hagan sentir que ellos mismos podrían vivirlas. A esa edad todo parece posible. En primer lugar hay que tener respeto por el lector. Siempre hay que partir de la base de que los niños y adolescentes son tremendamente inteligentes, y si les presentas una historia que decae o que hasta para ellos es inverosímil, la abandonarán. Creo que también les fastidia leer historias en las que la moraleja es obvia o evidente. A veces los textos parecen obviamente escritos para inculcar una idea, y de eso los chicos se dan cuenta.

-¿Cuáles son tus próximos planes en términos literarios?
-En el otoño del próximo año espero poder publicar otra novela infantil/juvenil, pero de otra temática, ya no fantástica, sino sobre un grupo de amigos que forman una banda de rock y las vicisitudes que viven a raíz de ello. Este tema para mí es muy cercano, ya que me gusta mucho ese tipo de música. Incluso, años atrás, me dediqué un buen tiempo a trabajar con grupos de rock y metal, a quienes les hacía las relaciones públicas, gracias a lo cual tuve la oportunidad de conocer de cerca esa realidad. ¡Hasta preparar el set list de canciones del grupo ha sido entretenido!

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores