El rock pierde a uno de sus pioneros: Lou Reed muere a los 71 años

El miembro fundador de The Velvet Underground y figura esencial en la música del siglo XX había sufrido problemas de salud este año, complicaciones que lo habían mantenido alejado de la vida pública en los últimos meses.

27 de Octubre de 2013 | 16:23 | Emol

Lou Reed fue ampliamente reconocido por su obra, tanto en The Velvet Underground como en solitario. Diversos artistas de primera línea reconocen su influencia.

El Mercurio

SANTIAGO.- El cantautor norteamericano Lou Reed, una de las figuras más determinantes en la música popular de las últimas décadas, falleció este domingo a los 71 años de edad, en una noticia que a esta hora sorprende y sacude al mundo cultural.


Según informa la revista norteamericana "Rolling Stone", aún no se ha dado a conocer la causa del fallecimiento, aunque se vincularía a las afecciones que el artista había sufrido en los últimos años, y que llevaron a que fuera sometido a un trasplante de hígado en abril pasado.


Tras esa intervención la esposa del músico, la también artista Laurie Anderson, reconoció a la prensa que Reed "estaba muriéndose" antes de ser operado, dando cuenta de la gravedad de su enfermedad. En junio, el norteamericano volvió a ser internado, ocasión en que se informó de problemas estomacales.


Luego de ese período, Lou Reed se mantuvo fuera del ojo público, sin que hasta hoy se divulgaran noticias acerca de su estado de salud, ni tampoco sobre su devenir artístico. Por ello, su deceso llegó como algo inesperado, y hoy golpea como pocos en el mundo del espectáculo.


Lou Reed catapultó su figura en la década de 1960 desde el grupo The Velvet Underground, entre cuyas canciones más conocidas están "Heroin" y "I'm Waiting for the Man". La banda terminaría por transformarse en una de las instituciones más influyentes del rock contemporáneo, alcance que trascendió hacia la cultura de la segunda mitad del siglo XX, gracias a sus alianzas con artistas como Andy Warhol.


A inicios de los 70, Reed consolidó su carrera en solitario, en la que destaca la creación de piezas como "Walk on the Wild Side" y "Perfect Day".


Una vida en la vanguardia


Reed nació en el neoyorquino barrio de Brooklyn en 1942, y tempranamente mostró su interés por diversas ramas del arte, como la música y la literatura.


Tras un inicio en diversos proyectos junto al experimental John Cale, en 1964 sumó al guitarrista Sterling Morrison y al baterista Maureen Tuckera su entorno, para dar vida a The Velvet Underground, cuyo álbum debut, The Velvet Underground & Nico (1967), es considerado una de las piedras angulares en la historia del rock.


Juntos crearon piezas en las que incorporaron la experimentación y el ruido a la matriz rockera, dando pie a una estética que a la postre resultaría fundacional, y que expandió su influencia hacia diversas formas de vanguardia artística que emergieron en la segunda mitad del siglo XX.


Tras la disolución del proyecto, a inicios de los 70 consolida su carrera en solitario, donde prosiguió mezclando sonidos afincados en el glam, el punk y otras corrientes, razón por la cual muchos lo consideran como uno de los padres de la luego llamada "música alternativa".

En solitario, Reed editó más de veinte trabajos de estudio, entre los que destacan Transformer (1972), Metal Machine Music (1975), New York (1989), Songs from Drella (1990) —en este último nuevamente colaborando con su otrora compañero de banda en The Velvet Underground, John Cale—, o los más recientes The Raven (2003) y el ambiental Hudson River Wind Meditations (2007).

Su último proyecto lo fraguó junto a sus compatriotas de Metallica, colaboración que se concretó con el lanzamiento del álbum Lulu de 2011, un trabajo con el que el neoyorkino se trasladó a un sonido más experimental y cercano al heavy metal, y que generó reacciones dispares tanto en la crítica como entre sus seguidores.

Pero más allá de esas reacciones, lo cierto es que el disco evidenció el respeto y la admiración que desde vertientes tan diversas recibió Reed, y que antes le habían manifestado nombres mayores como Bono, David Bowie y otras tantas de la primera división del rock mundial: Todos ellos reconocieron la influencia y celebraron la obra de Lou Reed en diversas ocasiones, una obra que hoy se vio marcada por un desenlace sorpresivo y trágico, pero que también marca el despegue de su figura hacia el plano de las leyendas.

Ediciones especiales
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores