Integrante de Pussy Riot avisa: "Buscaremos nuevas formas de protesta"

Maria Aliojina, quien fue liberada hace dos días después de haber sido condenada por "blasfemar" a Vladimir Putin, aseguró que sin arte contestatario "nuestra vida estaría vacía".

25 de Diciembre de 2013 | 13:37 | DPA

Maria Aliojina fue liberada hace dos días.

AFP

BERLÍN.- Maria Aliojina, una de las dos activistas de la banda punk rusa Pussy Riot puesta en libertad hace dos días tras haber sido condenadas en 2012 a dos años de reclusión por haber criticado al presidente Vladimir Putin, afirmó en una entrevista publicada hoy en "Der Spiegel" que continuarán con sus protestas.

"Sin arte de protesta nuestra vida estaría vacía. Buscaremos nuevas formas de acción y defenderemos los derechos de los ciudadanos", indicó la integrante del polémico grupo a la prestigiosa revista alemana.

Aliojina, de 25 años, fue condenada después de que ella y otros miembros de la banda criticaran al presidente Vladimir Putin durante una "oración punk" en la catedral moscovita de Cristo Redentor, lo que fue considerado como "blasfemia".

Tras su paso por el campo de detención en Siberia, tiene la película clara: "Si cambiamos a Rusia, cambiamos el mundo". Asimismo, rechazó que estén planeando actuar en el extranjero. "No tocamos en conciertos comerciales. Es algo ajeno a nosotras. Sin embargo, queremos hablar sobre lo que hemos visto durante estos dos años detenidas", explicó.

Su puesta en libertad y la de su compañera, Nadeshda Tolokonnikova, llegó un par de días después del indulto al ex magnate y disidente ruso Mijail Jodorkovski. A pesar de esto, Aliojina rechazó por completo que esté comenzando el "deshielo político" en Rusia.

"Nuestro Parlamento acuerda aún leyes a toda velocidad que obligan finalmente a la gente racional a tener que emigrar. Los medios estatales son pura propaganda antioccidente. La Constitución debe ser modificada y los tribunales arbitrales deben desaparecer. Las personas intransigentes reciben cada vez más y más posibilidades para poder detener a los ciudadanos sin más, también por razones políticas. Eso no es para nada un deshielo. Todo lo contrario", afirmó la activista.

Sin embargo, no se trata de odiar a Putin. "Vemos a Putin como una persona que ha usurpado el poder. No se trata de odio, sino de resistencia", explicó.

Su paso por el campo de detención ha provocado que quiera llamar la atención también sobre el estado de estos centros. "Estuve en dos campos de detención diferentes, pero da igual en cuál estés: el sistema penitenciario ruso se basa en reprimir de manera sistemática la personalidad de los reclusos".

"En el campo nunca se está a solas. El colectivismo, la obligación de estar en grupo es sólo una forma de presión. La reforma del sistema penitenciario debería comenzar en no permitir que los prisioneros estén recluidos por más tiempo en barracones, donde se les ha arrancado cualquier derecho y cualquier resquicio de privacidad".

El tiempo en prisión también le sirvió para ver con mayor claridad las cosas que son importantes en la vida. "En el campo de detención empiezas a valorar realmente la sinceridad y rectitud. Todos los días se dan situaciones en las que tienes que decidir entre lo bueno y lo malo", reveló.

Las dos activistas salieron en libertad el lunes gracias a una amnistía aprobada por el Parlamento. Habían sido condenadas a dos años de privación de libertad por "vandalismo" e "incitación al odio religioso".

Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Ajedrez

Prueba el nuevo ajedrez y comparte tus resultados

Solitario

Prueba el nuevo solitario y comparte tus resultados

Sudoku

Prueba el nuevo Sudoku y comparte tus resultados

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores