Francisco Ortega y su nueva novela: "Estamos devolviendo el thriller chileno a los lectores"

Luego de seis años de trabajo, el escritor publica "Logia", obra centrada en grandes conspiraciones, que se desarrolla en Chile, Argentina, España y China, y en la que intervienen apellidos como O'Higgins y San Martín.

19 de Agosto de 2014 | 13:31 | Por Alberto Rojas, Emol

SANTIAGO.- "Ésta es una novela a medio camino entre novela histórica y thriller de misterio. Responde a misterios religiosos y políticos, pero tiene estructura de novela de suspenso, casi policial. Es la resolución de un caso que se va ampliando hasta concluir en una gran conspiración. Los lectores se van a encontrar con una aventura para grandes acerca de nuestra historia, nuestro país, nuestros misterios y nuestra capital. Santiago de Chile es muy importante en 'Logia'. De hecho, es mi primera novela sobre Santiago. Todo lo que escribí antes transcurría en el sur de Chile".

Así es como el periodista y escritor Francisco Ortega define su nueva novela, "Logia" (Planeta, $14.900), en la cual confluyen una cuarta carabela de Colón, la masonería del siglo XIX, los caudillos de la independencia americana, extraños asesinatos, y misterios que permanecen ocultos en iglesias y museos en pleno siglo XXI, entre otros elementos. Un thriller histórico que Ortega ("El Horror de Berkoff", "Mocha Dick") estará firmando precisamente este miércoles 20 de agosto, a partir de las 13:00 horas, en la librería Qué Leo de Pedro de Valdivia.

-¿Cómo y cuándo nació tu interés por escribir una historia como ésta?
-Alrededor de 2008, cuando trabajé en "La Historia de Chile en Cómic". Esa actividad me hizo reenamorarme y reencantarme con la historia de Chile, su Lado B, lo que desconocemos, lo que tenemos que volver a contar. Sabemos tan poco de nuestra historia, hay tantas versiones, tantos capítulos que estaban ahí para ser novelizados. Y en medio de ese trabajo, se dio una curiosa polémica cuando hubo que contar lo de la Logia Lautarina. Los historiadores que asesoraban se dividieron en dos bandos. Los de la Católica no querían que se hablara de la masonería y sus ritos, los de la Chile todo lo contrario. Unos, que O'Higgins era un ferviente católico; otros, que tenía una disputa con la Iglesia romana. Al final, el capítulo fue reemplazado por uno que lograra consenso, pero ahí quedó el germen para algo, un conflicto entre dos visiones. Y toda novela es un conflicto. Fue el big bang. A partir de ahí empecé a investigar, entrevistarme, e incluso realicé un par de viajes a Madrid, Toledo y Buenos Aires.

-¿Cuánto tiempo te tomó la investigación y redacción de un proyecto tan arduo como éste que nos cuentas?
-Me tomó seis años, de los cuales cinco fueron de investigación, apuntes, escrituras y reescrituras. Recién a fines de 2012 empecé a trabajar en la forma final de la novela. ("Logia") se escribió en forma paralela a otros tres proyectos que vieron la luz antes: "1899", "Mocha Dick" y "El Horror de Berkoff".

-Imagino que durante la investigación tuviste la oportunidad de leer numerosos documentos. ¿Encontraste algún episodio histórico desconocido que te sorprendiera?
-La versión argentina del cruce de los Andes y la fascinación de San Martín con Aníbal de Cartago; el afán monárquico de San Martín y su idea de unir Sudamérica bajo un rey, y que éste fuera O'Higgins, dado su origen "noble", al ser vástago del virrey de Lima. La vida de Francisco de Miranda, sus aventuras en Estados Unidos y Europa, dignas de Indiana Jones; él es una novela entera. El plan de Miranda de dar forma a los Estados Unidos de Latinoamérica en nuestro continente. La escuadra alternativa de Carrera. La hipotética conversión a la Iglesia Evangélica de Carrera. El origen pagano del culto a la Virgen del Carmen y el cuento simbólico en la arquitectura de Buenos Aires. La ciudad incaica que se encuentra bajo Santiago, y la verdadera fundación de esta ciudad. Y sobre todo, la real existencia de los "villanos" de la trama, la Hermandad o la Liga para el Liderazgo Cristiano —llamada el "Opus Dei evangélico"—, y sus vínculos con el Partido Republicano norteamericano. De hecho, me entrevisté con un cercano a la Hermandad que opera en Santiago de Chile.

-"Logia" se suma a "El Factor Q", de Juan Carlos Dörr, y a "Lluscuma", de Jorge Baradit, en un panorama en el que no abundan las novelas chilenas basadas en misterios históricos. ¿A qué lo atribuyes? ¿Crees que eso está cambiando?
-Creo que de a poco las islas están formando un archipiélago. Tenía que pasar. En Chile se escribió mucha novela histórica y de misterios entre 1930 y 1960. Esa tradición se perdió, pero no sus lectores. Sólo estamos devolviendo el thriller chileno a los lectores; era una cancha en la que había que jugar, y espero que entren más jugadores.

-¿Qué otros misterios de la historia chilena te interesaría explorar a futuro?
-Los Jesuitas cazadores de meteoros del siglo XVII. Los dos años en que Santiago fue un apocalipsis a nivel zombie, lleno de enfermos y deformes tras el gran terremoto de mayo de 1647. Los viajes de Jeremiah Reynolds a la Patagonia en 1820, y que terminaron narrados por Allan Poe en "Gordon Pymm". La historia del Corregidor Zañartu. El misterio de los mapuches rubios de Boroa. Novelizar la historia de Verniory y la construcción del ferrocarril. La búsqueda de la Ciudad de los Césares por las SS en 1938... ¡Hay tanto por contar de nuestra historia!

-El año pasado publicaste en formato digital "El Verbo Kaifman", una versión ampliada de "El Número Kaifman", tu novela de 2006. ¿Es cierto que ese libro está conectado con "Logia"?
-Sí, "Logia" es casi una secuela de ese libro, se repiten personajes y de alguna manera hay una comunicación entre ambas historias. Por eso Planeta también publicará "El Verbo Kaifman" a fines de este año o el verano de 2015.

-¿Y ya tienes alguna idea en mente para tu próximo proyecto literario?
-Son varios, empezando por terminar "1959" (la continuación de la novela gráfica "1899"), ahora que Nelson Daniel tendrá una ventana de su pega para EE.UU. Hay una serie que queremos hacer con Gonzalo Martínez relacionada con Julio Verne en Chile, mientras que con Martín Cáceres hemos armado una trilogía de novelas gráficas de dragones en la Patagonia. Estoy haciendo un libro de mitos chilenos para niños con Norma, y tengo un par de novelas infantiles de aventuras que quiero terminar. Además está listo "Monstruos marinos", que es un libro de cuentos de terror y ciencia ficción, también históricos. Y, por supuesto, volver al universo de "Logia". En el libro hay un link que ojalá los lectores capten, y que va a una posible nueva novela en este espacio narrativo, usando la historia y algún misterio nacional para construir un nuevo thriller.

EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores