Juez belga vendrá a Chile a investigar venta de Mirage

Magistrado Daniel Fransen intenta esclarecer quiénes recibieron comisiones ilegales en la venta de 25 cazabombarderos a la Fuerza Aérea chilena en 1994.

10 de Febrero de 2004 | 12:50 | EFE
BRUSELAS.- El juez belga Daniel Fransen está dispuesto a viajar a Chile para intentar aclarar quiénes recibieron 15 millones de dólares en comisiones ilegales por la venta de 25 cazabombarderos "Mirage 5" a la Fuerza Aérea chilena (FACH) en 1994, informaron hoy fuentes que investigan el caso.

La decisión ha sido motivada por la visita a Bruselas de los miembros de una comisión rogatoria chilena para profundizar en la investigación después de que el general y senador Ramón Vega, responsable entonces de la FACH, invitara el pasado 15 de enero a la Justicia a buscar a los sospechosos en Bélgica.

"Si hay intermediarios, son de exclusiva responsabilidad de quienes vendieron los aviones", afirmó Vega ante la comisión.

El antiguo responsable de la FACH dio su visto bueno para renovar en 1994 la vieja flota de "Hawker Hunter" de origen británico, por los 25 "Mirage 5", modernizados en Bélgica.

La modernización de los aparatos, en servicio desde 1969, corrió a cargo de "Sabca", sociedad que actualiza los sistemas de vuelo de los aviones de la Fuerza Aérea belga.

Sabca, que compró los 25 Mirage por 54 millones de dólares, los revendió a Chile por 109 millones de dólares.

Como representante de Sabca tomó parte en la operación Francois de Smet, un belga instalado desde 1948 en Chile, que se habría embolsado 1,5 millones de dólares y que dirige en Santiago la sociedad Combak SA.

La decisión de Vega de comprar esos aparatos levantó ampollas entre los militares chilenos, que consideraron muy alto el precio pagado, una suma con la que se podrían haber comprado aviones más modernos como los "Kfir" israelíes o los "Jaguar" británicos, según señala hoy el diario "La Derniere Heure".

En la investigación se acusó de corrupción al general belga Jacques Lefevre, antiguo jefe de campo del Rey Balduino, que se suicidó en marzo de 1995 tras conocerse que trabajaba desde hacía cinco años para una sociedad próxima a la aeronáutica Dassault, fabricante de los Mirage, y que en 1992 y 1993 había viajado a Chile.

Según la justicia chilena, la sociedad para la que trabajaba Lefevre se embolsó medio millón de dólares de comisión a través de varias cuentas en una sucursal del Clariden Bank de la ciudad suiza de Zurich.

Dichas cuentas estaban relacionadas con la sociedad fiscal Berthier International, con sede en las Islas Vírgenes y con dirección postal en Miami (Estados Unidos).

Otro intermediario chileno, Carlos Honzic, fallecido en extrañas circunstancias, negociaba material bélico desde su empresa, Decopal, en Santiago.

Asimismo, un ciudadano francés, Bernard C., director de una consultora aeronáutica francesa, se habría embolsado otros 150.000 euros por su gestión en la venta.

Según se informó al juez Fransen, la justicia chilena sospecha de un hombre de negocios belga afincado en Londres, Bernard van Meer, yerno de Vega, que se habría beneficiado con 2,5 millones de dólares de comisiones de la venta de los Mirage.

A pesar de las cantidades localizadas, en el asunto aún quedan por justificar alrededor de siete millones en comisiones, por lo que el juez Fransen tiene previsto viajar a Santiago para conocer las conexiones de la trama en Chile y poder profundizar en su investigación.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores