Los entretelones de las fiestas de Spiniak que revela la investigación judicial

El empresario organizaba tres tipos de encuentros para satisfacer sus inclinaciones sexuales: "carretes del club de Toby", "cotidianos" y "sofisticados".

29 de Junio de 2004 | 12:07 | Carolina Valenzuela, El Mercurio en Internet

Hoy comenzaron a conocerse detalles de la investigación del ministro Muñoz.
SANTIAGO.- El último procesamiento dictado por el ministro en visita Sergio Muñoz, el viernes pasado, relata detalladamente cómo fue formada la asociación ilícita que el empresario Claudio Spiniak creó para satisfacer sus deseos sexuales y que mantuvo por quince años.

En el segundo considerando de dicho dictamen el magistrado relata que desde 1984 Claudio Spiniak mantiene encuentros homosexuales, "los que desarrolla en privados, saunas y hoteles, en donde en un comienzo usa su segundo nombre (Jaime), pero con el tiempo llegará a ser conocido como Claudio".

Sin embargo el empresario, luego de obtener los servicios sexuales que requería desde la oferta pública, inició "la búsqueda de nuevas prácticas implementando un sistema que le proporcionara la satisfacción de sus deseos de manera privada, tranquila y preferente, por lo que destina a estas actividades inmuebles que tiene como domicilio de descanso en el sector de La Parva".

Junto con detallar que desde la fecha indicada Spiniak presentaba conductas asociadas al consumo de alcohol y drogas, el texto redactado por Muñoz detalla una serie de direcciones de viviendas de su propiedad o que arrendaba para realizar sus prácticas homosexuales. Entre ellas destaca el gimnasio Go Fitness & Spa, ubicado en avenida Kennedy, y el motel Niágara, el que contrataba por días.

Para satisfacer sus inclinaciones en privado, dada su vida pública en el ámbito empresarial, Claudio Spiniak comenzó, en 1988, a relacionarse de manera estable con diferentes personas, las que pasaron a cumplir labores específicas, como administrar los recursos financieros con el objeto de arrendar los inmuebles y mantenerlos limpios y aprovisionados; y otorgar seguridad y control interno a las fiestas o carretes.

Otras de las funciones que desempeñaban los miembros de esta asociación era producir y organizar las fiestas y preocuparse "de obtener la presencia de jóvenes que satisfagan sus deseos sexuales. Debe reclutar y seleccionar a estas personas sin perjuicio de que pueda relacionarse directamente con quienes le proveen de tales jóvenes".

Los colaboradores de Spiniak debían contactarse con jóvenes en desamparo o riesgo social, como también con quienes se dedican al comercio sexual, y retribuir los servicios de significación sexual que se le otorgaban.


Paralelamente, el jefe se relacionaba de manera estable y permanente con un proveedor de droga o dealer, "quien le proporciona lo necesario para satisfacer sus necesidades tanto personales como del grupo de sujetos que participan en sus encuentros". Específicamente, se le compraba marihuana, cocaína y popper.

Las fiestas

Tras la investigación que ha desarrollado, el ministro Muñoz pudo establecer que los encuentros que Spiniak mantenía en sus recintos particulares se pueden estructurar en diversos tipos. Uno de ellos es descrito como "carrete del club de Toby", el cual es una fiesta de carácter ocasional en la que participa un pequeño grupo definido por el jefe de la organización, principalmente de los círculos de confianza, proveedores de droga y amigos.

Otro encuentro es el llamado "carrete cotidiano", que consiste en fiestas permanentes entre los integrantes del círculo de confianza, en el que participan además jóvenes y menores ubicados en los círculos en contacto frecuente y esporádico.

Una tercera clase se denomina "carretes sofisticados". En estas fiestas "predominan actos sexuales sadomasoquistas conforme a las instrucciones del jefe de la organización".

Tales encuentros "se encontraban asociados a prácticas de sexo oral, penetración sexual o con objetos por vía anal, masturbación, coprofagia, simulación del acto sexual por vía anal, utilización de elementos de castigo como fusta y de inmovilización, entre ellos cadenas y esposas. Además, en ciertas ocasiones son filmados y fotografiados los partícipes".

La organización tenía una jerarquía determinada y en múltiples oportunidades las personas eran reemplazadas de sus cargos. Por ejemplo, como segundo hombre de la estructura figuraba primero Milton Rodríguez, quien fue sustituido por Michel Quiroga.

Spiniak disponía la forma en que se realizaban los encuentros, la forma en que debían intervenir sus asistentes y daba su aprobación a los concurrentes y la posibilidad de que fueran nuevamente convocados según su comportamiento.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores