EmolTV

Más de 250 niños mueren al año por cuerpos extraños bronquiales

Los especialistas de la Sociedad Chilena de Otorrinolaringología hacen hincapié en la prevención de los accidentes evitando comprar juguetes pequeños a los niños, sobre todo pensando en la temporada de Navidad que se aproxima.

19 de Octubre de 2004 | 15:20 | El Mercurio en Internet
SANTIAGO.- Botones, monedas, maní y hasta alfileres pueden bloquear las vías respiratorias, produciendo asfixia en niños y adultos. Ante esta situación la Sociedad Chilena de Otorrinolaringología hizo un llamado de atención a todos los padres para que no dejen al alcance de sus hijos objetos pequeños, ni juguetes que puedan introducir a su boca hasta llegar a aspirarlos.

A nivel mundial, esta la primera causa de mortalidad otorrinolaringológica en niños de 5 meses a 4 años de edad. A partir de esta edad, el niño ya es capaz de coger objetos y llevárselos a la boca por curiosidad o, para calmar las molestias derivadas de la erupción dentaria.

Estos accidentes representan una de las principales causas de muerte involuntaria en el hogar y se les atribuye alrededor de un 9% de todas las muertes accidentales entre los niños menores de 5 años de edad, es decir más de 250 menores.

Es importante destacar que estos incidentes son más frecuentes de lo que imaginamos y que en todos los casos son evitables. Lo fundamental es trasmitir a quienes están en contacto directo con infantes (padres, parvularias, asesoras del hogar, etc.) la importancia de no dejar al alcance de los niños objetos pequeños.

Los especialistas de la Sociedad Chilena de Otorrinolaringología hacen hincapié en la prevención de los accidentes evitando comprar juguetes pequeños a los niños, sobre todo pensando en la temporada de Navidad que se aproxima.

¿Qué hacer en caso de emergencia?

De acuerdo a los consejos de los especialistas, ante una obstrucción lo primero que se debe realizar es la maniobra de Heimlich, donde la persona que realiza la técnica se ubica por detrás de la víctima y coloca sus brazos alrededor de su cintura.

Luego, coloca su puño, con el pulgar hacia adentro, justo por debajo del ombligo de la víctima, agarrando el puño firmemente con la otra mano. Se atrae el puño con fuerza y abruptamente hacia la parte superior y hacia adentro para aumentar la presión aérea por detrás del objeto causante de la obstrucción y forzarlo a salir de las vías respiratorias.

En muchas ocasiones es necesario acudir a un servicio de urgencia, donde se puede llegar a recurrir a una cirugía para extraer el cuerpo extraño.

Algunos consejos básicos para evitar estos accidentes:

  • No dar a lactantes y preescolares alimentos como maní, porotos, nueces, almendras u otros semejantes.
  • No poner al alcance del niño objetos pequeños que puedan atravesar el esfínter glótico (plásticos, pepas, agujas, tornillos, clips, piedras, etc.)
  • Asegurarse que la alimentación de los lactantes no existan trozos de huesos o cáscaras; insistir en el colado o pasado por cedazo.
  • Impedir que el niño pueda llevarse a la boca cualquier objeto que pueda reducir de tamaño y que pueda aspirarse (cáscara de limón, globos de goma, cochayuyo, corcho, manzana, etc.).




  • Ediciones especiales
    EL COMENTARISTA OPINA
    ¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
    Comentaristas
    PUBLICACIONES DESTACADAS
    Más me gusta
    Más comentarios
    Más seguidores