Presidente Lagos inauguró dos tramos de la nueva Línea 4 del Metro

El trayecto restante entre las estaciones Grecia y Vicente Valdés estará operativo en marzo del próximo año. No obstante, el recorrido se puede hacer completo a través de la combinación con buses gratuitos.

30 de Noviembre de 2005 | 10:35 | María Teresa Anguita, El Mercurio en Internet
Las novedades de Metro para el 2009

SANTIAGO.- Con la sinfonía del "Nuevo Mundo" de Antonín Dvorák como telón de fondo, el Presidente Ricardo Lagos inauguró esta mañana gran parte de la Línea 4 del Metro, que beneficiará a un millón de habitantes de 11 comunas de la capital.

El acto comenzó en la Estación Tobalaba cuando el Primer Mandatario, en compañía del presidente de Metro, Fernando Bustamante, y el gerente general de la compañía, Rodrigo Azócar, activó el plasma que permitió el ingreso del primer tren con destino a Puente Alto desde la cola de maniobras.

El ferrocarril urbano arribó a la estación en medio del imponente sonido que desbordaba de los parlantes.

Junto al Jefe de Estado y a las autoridades de Metro asistieron al acto el ministro de Obras Públicas, Jaime Estévez, además de parlamentarios, alcaldes, funcionarios píblicos y candidatos al Congreso.

Luego de pronunciar unas breves palabras, Lagos junto a la comitiva abordó un vagón e inició el recorrido por la nueva extensión del ferrocarril urbano.

"Es un buen día para la ciudad de Santiago, para mejorar nuestra calidad de vida, para acortar distancias", dijo un orgulloso Lagos al descender en la estación Plaza Egaña.

Los dos tramos habilitados de esta recién inaugurada línea se extienden desde las estaciones Tobalaba a Grecia y desde Vicente Valdés (en el paradero 14 y medio de Vicuña Mackena) hasta Plaza Puente Alto, las cuales se encuentran operativas para el público general desde las 16:00 horas de hoy.


El Presidente a bordo del primer Metro con destino a Puente Alto.
En su recorrido a Puente Alto, la comitiva hizo escala en las estaciones Plaza Egaña, Grecia y Vicente Valdés, donde participó de breves actos junto a los alcaldes de Nuñoa, Macul y La Florida.

Una vez que el carro llegó a la estación Vicente Valdés, el Mandatario tomó el mando del tren y manejó hasta la estación terminal en Puente Alto. Allí la comitiva descendió del ferrocarril y asistió a la ceremonia final de la puesta en marcha.

El Presidente Ricardo Lagos destacó, en su discurso, el trabajo serio y eficiente realizado por la empresa Metro S.A, e hizo hincapié en que una entidad pública puede funcionar igual o mejor que una privada.

En ese sentido, dijo que para los que no creen en la eficiencia del Estado, Metro siempre ha estado entre los primeros tres lugares de los ránkings internacionales por su excelencia.

En 10 años el Metro será el eje del transporte capitalino

El Jefe de Estado aseguró que Metro será el eje estructurante del proyecto de transporte Transantiago y permitirá mejorar considerablemente la calidad de vida de los santiaguinos. Destacó que "todo este tremendo esfuerzo no se improvisa, no se hace de la noche a la mañana. Esto es fruto de un trabajo serio, largo, planificado".

En su intervención, el Jefe de Estado explicó que el año 2000 el Metro en la ciudad de Santiago transportaba al 15% del transporte público y que cuando esté construida la línea a Maipú, va a transportar aproximadamente el 47% de todo el transporte público en Santiago.

"En 10 años vamos a tener un salto sideral, en donde el Metro va a ser el elemento central del transporte de los santiaguinos, con su eficiencia, con su rapidez, con su seguridad y con el respeto medioambiental", afirmó.

El fin de las obras

El tramo comprendido entre las estaciones Grecia y Vicente Valdés aún no está terminado, aunque según estimó el Metro, sí lo estará en marzo de 2006. Por lo tanto, este recorrido deberá realizarse en buses gratuitos, pero entre las estaciones Vicente Valdés y Los Orientales.

Hasta inicios de marzo los buses transitarán por "Vespucio Sur" sin detenciones intermedias. Se calcula que harán el trayecto entre cuatro a cinco minutos.

Tobalaba y Vicente Valdés serán estaciones de combinación. En la primera, se podrá cambiar de la Línea 1 a la Línea 4, y viceversa, y de igual manera se podrán hacer los cambios de pasajeros entre las líneas 5 y 4.

Según se ha estimado, el viaje entre la estación Plaza Puente Alto y la estación Plaza de Armas, el kilómetro cero, de Santiago, se hará en unos 35 minutos, viaje que hoy en bus puede llegar a durar más de una hora y media.

La Línea 4, cuya inversión es de 1.080 millones de dólares, espera tener una demanda de 325 mil pasajeros por día y 91 millones al año.

Para julio del próximo año, está prevista la fecha de partida de la Línea 4A, que se extiende desde Vicuña Mackenna a La Cisterna.

Una vez que comiencen a operar completamente ambas líneas, más de 40 mil pasajeros por hora se movilizarán a través del Metro.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores