EMOLTV

Resurge sitio chileno de Monte Verde como el primer asentamiento humano en América

Nuevas dataciones con radiocarbono de la cultura Clovis apuntan a que tal vez sus miembros no fueron los primeros habitantes del Nuevo Mundo, como se creía hasta ahora, y que su influencia sólo duró unos pocos siglos.

22 de Febrero de 2007 | 16:02 | EFE
imagen

En Monte Verde, a 35 kilómetros de Puerto Montt, estarían los asentamientos humanos más antiguos de América.

Cristián Duarte, El Mercurio

WASHINGTON.- Dos arqueólogos estadounidenses indicaron que los grupos Clovis puede que no fueran la primera cultura del continente, lo que abriría las puertas al yacimiento de Monte Verde, en el sur de Chile, como el primer asentamiento humano de América.


En un estudio publicado esta semana en la revista "Science", los arqueólogos Michael Waters y Thomas Stafford indicaron que las nuevas dataciones con radiocarbono de la cultura Clovis apuntan a que tal vez sus miembros no fueron los primeros habitantes del Nuevo Mundo y que su influencia sólo duró unos pocos siglos.


Esa admisión también descarta la posibilidad de que hubieran sido miembros de esa cultura norteamericana los que, hace más de 130 siglos, colonizaron el continente a lo largo de un corredor templado en medio de la glaciación que unía a Norteamérica con Sudamérica.


Se conoce como cultura Clovis el conjunto de sitios arqueológicos descubiertos en Norteamérica donde se encontraron vestigios de artefactos, instrumentos, armas primitivas y restos humanos.


El más importante de ellos fue descubierto en Clovis, en el estado de Nuevo México, donde había cuchillos, pulidores, instrumentos para esculpir y puntas de flechas con características que después aparecieron en diversos lugares del continente.


Sus primeros miembros fueron inmigrantes que, de acuerdo a las teorías arqueológicas, llegaron desde Asia a través del estrecho de Bering, en el extremo septentrional del continente americano, el cual se había convertido en un puente natural debido a la glaciación.


Según señalaban hasta hace un tiempo los arqueólogos, las decenas de asentamientos Clovis, algunos de los cuales se habrían extendido hasta lo que es ahora territorio venezolano, surgieron entre 11.500 y 10.900 años atrás, de acuerdo a la datación mediante radiocarbono.


Sin embargo, Stafford y Waters indican en su estudio que una reevaluación de la datación y de los registros establece que la antigüedad de Clovis fue en realidad de 11.050 y 10.800 años.


Esta revisión se yuxtapone con otros sitios arqueológicos en Norte y América e implica "que los seres humanos ya vivían en el continente antes de Clovis", según admiten los científicos.


Entre esos sitios contemporáneos de Clovis (con una diferencia calculada de 200 años) se incluyen varios asentamientos en Norteamérica y los del Cerro Tres Tetas, Cueva Casa del Minero y Piedra Museo, en Argentina.


Es altamente improbable que en un lapso de 200 a 350 años los seres humanos hubieran entrado en Norteamerica, se hubieran adaptado a la tundra ártica del norte, a las mesetas, a los desiertos y a las selvas; hubieran aumentado su población y llegado al extremo sur de Sudamérica en 10 a 18 generaciones, señalan los arqueólogos.


En realidad, según manifiestan Waters y Stafford en su informe publicado en "Science", en "Sudamérica, los seres humanos parecen haber estado presentes hace 12.500 años en Monte Verde", en Chile, es decir un milenio antes que en Clovis.


Entre 1977 y 1985 el arqueólogo Tom Dillehay, de la Universidad de Kentucky, excavó el sitio de Monte Verde y allí encontró residuos de fogatas, restos de chozas y herramientas filosas, además de restos de llamas del Pleistoceno, pequeños mamíferos, pescados y moluscos.


Según escribió Mark Rose en la revista "Archaelogy", Monte Verde, con una antigüedad de 12.500 años, fue anterior a cualquier otro sitio en Norte o Sudamérica.


Además, no estaba de ninguna forma cerca del estrecho de Bering, el lugar por donde la mayoría de los expertos cree que los seres humanos entraron al continente desde Asia, señala Rose.


"Los datos arqueológicos muestran ahora que Clovis no representa a los primeros habitantes de las Américas y que se necesita un nuevo modelo para explicar" el origen de la presencia humana en el continente, según reconocen Waters y Stafford.


Ya existe una teoría alternativa sobre el origen humano en el continente. Esta señala que los primeros hombres que poblaron el continente llegaron desde las islas de la Polinesia, a través del Pacífico, y dejaron una huella cultural que todavía se manifiesta en algunos pueblos indígenas del sur de Chile.

Recomendados Emol
Revisa el análisis de David Bravo sobre la última cifra de desempleo