EMOLTV

Muerte de astrónomo: "La hipótesis del suicidio es más viable que un accidente"

Según la policía civil, las circunstancias en que fue encontrado el cuerpo de Cristián Aruta Acuña indicarían que no se trató de un accidente, sino de que el profesional quiso quitarse la vida.

06 de Marzo de 2007 | 07:16 | Francisco Águila, El Mercurio Online
imagen
El Mercurio

SANTIAGO.- Tras casi una semana desaparecido finalmente se conoció el paradero del joven astrónomo Cristián Aruta Acuña, de 28 años, quien era buscado en forma desesperada por su familia.

El cuerpo sin vida del profesional fue encontrado a las 22:00 horas del lunes, en una quebrada a 314 metros de profundidad, en la curva 14 del camino a Farellones, en el sector de Hierba Loca, donde sufrió un accidente automovilístico a bordo de su Peugeot 206 quedó completamente destruido.


Según el jefe de Brigada de Búsqueda y Ubicación de Personas de la Policía Civil, Héctor Arenas, el deceso se debió a que "tomando en consideración, la pendiente que hay, el hecho se produce en un lugar donde no hay barreras de contención y según los antecedentes previos, la hipótesis del suicidio es más viable que un accidente, porque fue visto el jueves en la tarde en el mismo lugar, con el vehículo estacionado, donde murió"


Según Carabineros, el joven fue encontrado a cerca de 150 metros de su vehículo, que quedó en medio del estero Hierba Loca. Se maneja la hipótesis de que habría descendido desde el sector El Colorado, donde se encontraba realizando observaciones astronómicas.


Equipo especializado de la Policía de Investigaciones llegó al lugar para determinar las circunstancias en qué se produjo el accidente de tránsito, que se presume, se habría registrado el jueves o el viernes.


Aruta había desaparecido el pasado jueves primero de marzo a las 14:00 horas luego que saliera de su casa en Las Condes, sin celular, con destino a Providencia y no regresara más.


Sus últimos días


En conversación con El Mercurio, Paola Aruta, hermana del joven desaparecido, contó que ese día "Titan", como le dice cariñosamente, dijo que iría a visitar a su polola, Manuela Irarrázabal, y que luego regresaría.


Una vez en casa de su novia, el joven le entregó un libro que le había prestado, habló un momento con ella y luego se marchó sin decir dónde iría.


Sin embargo, ese día no llegó a casa. La familia Aruta Acuña, preocupada, se comunicó con Manuela y ésta comentó que notó triste y ofuscado a Cristián. 


Además, la polola indicó que antes de irse, él le comentó que le dejaba una carta. En ella, el joven le agradece por todo el tiempo compartido y le asegura que siempre la recordará como el amor de su vida.


Tanto la familia como Manuela concuerdan que Cristián se había mostrado preocupado por su futuro profesional, pues hace dos años egresó de la Universidad Católica y ahora se encontraba sin trabajo.


Sumado a ello, recientemente postuló a un posgrado de astronomía en la misma casa de estudios, pero los resultados no fueron los que esperaba.