EMOLTV

Espina y cárcel para "boqueteros": "Es un tapaboca para los que dijeron que exagerábamos"

El senador de RN sigue considerando que la jueza que dejó en libertad a los imputados por asalto frustrado a un BancoEstado "cometió un gravísimo error", pero ya no pide su renuncia.

10 de Julio de 2007 | 11:11 | Ximena Pérez G., El Mercurio Online
imagen

Espina cree que el fallo le da la razón.

Mario Quilodrán, El Mercurio

Escuche a Espina


SANTIAGO.- Con la satisfacción de sentir que en su lucha y su férrea oposición a la libertad de tres de los cuatro "boqueteros" imputados por el asalto frustrado a una sucursal del BancoEstado "tenía la razón", recibió el senador de Renovación Nacional (RN), Alberto Espina, la revocación del polémico fallo por parte de la Corte de Apelaciones de Santiago, que hoy ordenó la prisión preventiva para los tres individuos.


El parlamentario calificó la decisión del tribunal de alzada como "un gran tapabocas para los que dijeron que dijeron que nosotros estábamos exagerando. Yo pregunto ahora a quiénes nos criticaron, ¿teníamos razón o no?".


"Yo quiero saber quién tenía la razón pues, ¿quién tenía la razón?, ¿la jueza o nosotros?, eso es lo que me gustaría saber, que contestaran los críticos a nosotros quién tenía la razón", insistió Espina, en conversación con Emol.

Aunque en un principio exigió públicamente que la jueza Paola Robinovich -quien dejó en libertad a los tres "boqueteros"- renunciara a su cargo, hoy el senador de RN matiza sus dichos, después de haber conversado con la magistrado.


"La jueza habló conmigo y me dijo mire, yo he sido más bien una jueza estricta, en todos estos temas y este ha sido un fallo. Yo no creo que porque el juez se equivoque en un fallo uno pueda decir que es un mal juez, ella me argumentó en su favor que ella tenía un fallo en este sentido y que no era justo que yo pidiera su remoción en circunstancias que ella era más bien una jueza que actuaba en forma drástica", explica el legislador.


Sin embargo, Espina aclara que sigue considerando que Robinovich "cometió un gravísimo error, pero reconoce que "es a la Corte Suprema a la que le corresponde calificar a los jueces, a nosotros no".

Asimismo comenta que en caso de que ese tipo de conductas fuera reiterada, esos jueces debieran ser removidos del Poder Judicial.

Reunión pospuesta


El jueves 5 de julio el senador Espina se encontró con la jueza Robinovich, que asistió de público al debate que sostuvo el parlamentario -junto a su compañero de partido Cristián Monckeberg- con dos jueces de garantía.

Allí la magistrado le solicitó una cita para conversar, que quedó fijada para ayer lunes. Pero la reunión no se concretó, porque la jueza argumentó razones médicas y pidió posponerla unos días.


"Ella me llamó por teléfono y señaló que estaba con licencia médica y que nos reuniéramos el día jueves o viernes de esta semana".

"Yo me reúno con ella encantado, no tengo ningún problema. Yo he cumplido con mi compromiso de reunirme encantado con ella, en privado, para hablar no de un caso puntual porque no corresponde (...) pero sí sobre el criterio que usan los jueces de garantía, y yo creo e insisto que hay jueces de garantía que fallan contra texto de la ley", añadió Espina.

El senador de RN enfrentó con dureza los gestos dados ayer por La Moneda, que cuestionó la "novedad" de las indicaciones propuestas por la Alianza para limitar las facultades de los jueces de garantía y advirtió que requerían una reforma constitucional.

"No me extraña porque el Gobierno en esa materia no ha hecho nada por la seguridad ciudadana (...) este ha sido el Gobierno más negligente en materia de seguridad ciudadana desde el retorno a la democracia. Los programas de prevención en Chile no existen (...) Y por eso el 85 por ciento de la población lo evalúa muy mal, según la última encuesta Adimark que nadie ha puesto en duda", sentenció.

Asimismo Espina cuestionó que el oficialismo "antes de conocer la indicación, antes de leerla, antes de preguntar por ella diga un disparate tan grande como que es inconstitucional".

El senador explicó que la modificación lo único que busca es que si un juez de garantía niegue la prisión preventiva de un delincuente que haya cometido delitos graves y la fiscalía o la víctima resuelve apelar a esa decisión, el delincuente no recupere su libertad hasta que la corte resuelva si respalda al juez de garantía o cambia la decisión del juez de garantía.

"Para evitar lo que pasa hoy día, que la Corte de Apelaciones toma la decisión, pero el delincuente ya se ha fugado, ha quedado libre", subraya, añadiendo que el año pasado hubo más de 470 casos de delincuentes peligrosos que este tipo.

Hoy los senadores aliancistas presentarán las indicaciones en la sesión de la Comisión de Constitución de la Cámara Alta.