Zalaquett descarta actitud xenófoba tras eliminación de cocinerías callejeras

En los próximos días, el alcalde de Santiago se reunirá con asociaciones de peruanos para buscar posibles soluciones al problema sanitario que presentan estos locales de comida.

12 de Febrero de 2009 | 09:46 | El Mercurio Online

El edil ha insistido en la necesidad de eliminar las cocinerías callejeras de las calles de Santiago.

Claudio Caiozzi, El Mercurio

SANTIAGO.- Insistiendo en la necesidad de eliminar las cocinerías callejeras de las calles de Santiago por la seguridad y salud de los habitantes de la comuna, el alcalde Pablo Zalaquett aseguró que la determinación no está basada en una decisión xenófoba en contra de los peruanos que se instalan a comercializar comida pasada las 20 horas en sectores como Catedral y Bandera.


El edil precisó que además de los riesgos que representa para la salud de las personas la ingesta de comida que no ha sido preparada con las normas básicas de higiene, también ha recibido reclamos de los vecinos.


En ese línea, aseguró a radio ADN que "después de cumplir casi dos meses como alcalde de Santiago tuve que llegar a una conclusión drástica: son más de 10 los reclamos diarios que recibo de la gente que trabaja, vive y transita en el sector y de los comerciantes legalmente establecidos y que venden comida con todos los certificados del Sesma, porque ahí estas cocinerías generan muchos problemas".


Otro antecedente que se tuvo en cuenta para que el municipio interviniera y ordenara la erradicación de las cocinerías es que "ahí se vendería droga, además de amparar al comercio ilegal", según dijo Zalaquett.


Eso se suma a otros problemas sanitarios ocasionados por las cocinerías como los malos olores, la ausencia de baños públicos y de agua potable para quienes preparan la comida.


Para el jefe comuna, todo lo anterior "provoca que se deteriore el barrio, hay una menor plusvalía del sector, porque nadie quiere ni trabajar, ni pasar por ahí, ni menos vivir, entonces todo esto nos lleva a sacar las cocinerías, porque además la gente corre un riesgo de salud".


Además, Zalaquett indicó que en el municipio están conscientes de la compleja situación en la que quedarán los peruanos que se dedican al tema, por lo que están dispuestos a buscarles una nueva ubicación, donde se pueda instalar una especie de "pueblito peruano".


"El seremi de salud me ofreció ayuda para capacitarlos y nosotros estamos dispuestos a colocar capital semilla para que esta comida se venda, pero en condiciones sanitarias y no en la calle", puntualizó el edil, quien en los próximos días se reunirá con asociaciones de peruanos para evaluar las posibles soluciones.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores