Espere el Año Nuevo con las mejores cábalas

Los más místicos pueden encender velas azules para la paz; amarillas para la abundancia; rojas para la pasión; verdes para la salud; blancas para la claridad y naranjas para la inteligencia.

30 de Diciembre de 2009 | 15:25 | Emol

SANTIAGO.- ¡10...9...8...7...! Uvas, lentejas, calzones amarillos, velas de colores, maletas y hasta pepas de ají... Todo sirve para esperar el nuevo año con la ilusión de que alguna de las cábalas resulte y cumplan sus promesas de amor, salud, dinero y viajes.


Cuando aún faltan varias horas para recibir el 2010, Emol preparó un listado con los mejores rituales para empezar el nuevo año. Ponga atención, para que se vaya preparando.


Justo a las 24 horas se deben comer una a una 12 uvas –idealmente seis verdes y seis moradas- mientras se van pidiendo doce deseos (uno por cada grano).


Si lo único que desea es contraer matrimonio, hay que sentarse y pararse doce veces, con cada una de las campanadas del reloj que marcan el inicio del 2010.


Para la abundancia económica se recomienda colocar tres monedas pegadas detrás de la puerta; tener cinco dientes de ajo en la mano y repartirlos de a uno a las primeras cinco personas a las que se abrace; incluso, gritar a solas en el baño: ¡mierda, mierda, mierda!


También, se puede cocinar una corvina sin quitarle las escamas, se tendrá tanto dinero como cuántas escamas se hayan comido. Una cucharada de lentejas –cocidas solo con agua y sal- traerá prosperidad... si no le gustan, pueden ser reemplazadas por arroz o porotos.


Para la bonanza económica, a las 12 de la noche, también se pueden meter las manos en una fuente con azúcar (sin agua) y luego enjugarlas con champaña. Además, esperar las 12 con pepas de ají en la billetera o dinero en los zapatos.


Los más místicos pueden encender velas azules para la paz; amarillas para la abundancia; rojas para la pasión; verdes para la salud; blancas para la claridad y naranjas para la inteligencia.


Otra alternativa es repartir espigas de trigo entre todos los asistentes y sostenerlas en las manos, mientras se dan los abrazos.


Quemar un muñeco “viejo” sirve para desprenderse de los momentos malos del año que se va. Para ello, hay que confeccionar un muñeco con ropa usada y en su interior meter una lista con todo lo que se quiere olvidar, y a medianoche, prenderle fuego.


También se debe repetir en voz alta o mentalmente la frase: “Voy a ser feliz este año”, justo a las 24 horas. Ojo, si se sale a la calle, hay que tratar de que la primera persona que se vea sea joven, ya que mientras más chico, mayor será la felicidad.


Si no quiere ir a dar una vuelta a la manzana con las maletas acuestas, para que el nuevo año traiga viajes, las puede dejar en la puerta de la casa.


No podía quedar ausente el infaltable calzón amarillo. Éste debe ser regalado y se tiene que usar al revés, sólo así, se augura un año lleno de felicidad. 

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores