Cotizaciones para comprar armas en Temuco crecen 25 veces tras atentado de Vilcún

Desde las tiendas indican que si antes del ataque a la casa de la familia Luchsinger MacKay había un par de consultas durante una semana, hoy 10 personas piden información diariamente.

13 de Enero de 2013 | 12:03 | Por Carlos Véjar, Emol

El precio de las armas en casas comerciales fluctúa entre $120 y $500.

Fernando Herrera, La Segunda

SANTIAGO.- La sensación de inseguridad por parte de los dueños de predios agrícolas en La Araucanía sería la causa del aumento en hasta 25 veces de las cotizaciones para comprar pistolas, revólveres y escopetas en Temuco, tras el ataque y mortal incendio ocurrido en Vilcún.


En conversación con Emol, dueños de armerías de la ciudad indicaron que si antes eran dos las personas que se acercaban a la semana a consultar por armas de fuego, el deceso del matrimonio Luchsinger MacKay hizo que ahora sean 10 y por día las que llegan a sus recintos.


Uno de los dueños de este tipo de locales, que solicitó reserva de su identidad, aseguró que "esta tendencia se está viendo solamente ahora (tras el ataque en Vilcún), a pesar de que estas cosas vienen pasando desde hace años en la zona".


Respecto a las ventas, explicó que aún no tienen un alza importante, sino que sólo son procesos de consulta de precios y modelos. Estos bordean entre los $120 mil y $500 mil.


"Las escopetas tienen un alcance de 40 ó 50 metros, porque trabajan con perdigones. En cambio, las balas de munición única pueden recorrer hasta un kilómetro", agregó.


La ley 7.798 indica que para este tipo de trámites se requiere un certificado de antecedentes para fines especiales, fotocopia de la cédula de identidad, el informe de un médico siquiatra y un certificado de residencia, emanado por Carabineros. Y en el caso de las escopetas, un documento del Servicio Agrícola y Ganadero (SAG).


Con esos requisitos y la cotización de una casa comercial, se puede proceder a la inscripción del arma.


Visión de las autoridades


El intendente de La Araucanía, Andrés Molina, dijo comprender el interés de las personas que viven en sectores rurales de la región por comprar armamento de fuego. Sin embargo, precisó a este medio que esta forma de enfrentar el problema "puede generar un mal mayor".


"Cualquier persona que sea atacada en su casa por encapuchados, por gente que llega sopresivamente, es probable que se encuentre con una víctima que esté dispuesta a disparar. Yo no quiero eso para mi región, pero es entendible. No queremos que la situación llegue más allá, porque las armas pueden terminar en manos de los delincuentes y los violentistas", dijo.


Distinta apreciación tuvo durante la semana el ministro de Agricultura, Luis Mayol, quien justificó el uso de armas por parte de particulares cuando son atacados por grupos organizados.


"Usted está con su familia en su casa tranquilamente y llegan 10 encapuchados armados. Es consustancial al ser humano defenderse. Cualquier persona defiende a su familia, defiende a sus bienes con lo que tenga a mano", dijo. 


Ante la percepción de inseguridad que denuncian los agricultores de la zona, el jefe de la Tercera Comisaría de Padre Las Casas, Ernesto Ibacache, explicó que "estamos trabajando para evitar que estos hecho sigan ocurriendo. Hay más carabineros, de forma visible. La gente se puede entrevistar con ellos, para pedirles información".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores