Más de 8 mil estudiantes declaran haber sido víctimas de bullying y la mayoría son mujeres

El 21% de estos alumnos afirma que es acosado todos los días, de forma verbal, física o a través de medios de comunicación electrónicos, según revela la última encuesta de agresión y acoso escolar.

10 de Septiembre de 2013 | 15:25 | Por Natacha Ramírez, Emol

Las principales causas del acoso escolar son la personalidad y características físicas de los alumnos. Y, en menor medida, su forma de vestirse, ideas políticas y orientación sexual.

José Alvujar, El Mercurio

SANTIAGO.- Aunque las distintas mediciones que se realizan a los estudiantes del país suelen arrojar grandes diferencias dependiendo del tipo de establecimiento y el nivel socioeconómico, hay un aspecto que rompe con esa tendencia. Se trata del acoso escolar, o bullying, que afecta por igual a los alumnos sin diferenciar de dónde provengan.


Así lo revela la última encuesta sobre agresión y acoso escolar –dada a conocer por la Agencia de Calidad de la Educación–, que indica que el 4,2% de los estudiantes de segundo medio declara haber sido víctima de bullying y sentirse afectados por esa situación.


En términos brutos, se trata de 8.059 estudiantes, pertenecientes tanto a colegios municipales (27%), particulares subvencionados (26%) y pagados (20%); y a niveles socioeconómicos bajo (28%), medio (25%) y alto (21%). Aunque se percibe que el acoso es mayor en los colegios municipales y en el segmento bajo, la diferencia no es tan marcada.


"El estudio nos muestra que a nivel de acoso, de bullying, vemos que tenemos un fenómeno completamente transversal que se presenta en todos los establecimientos educacionales y en todos los niveles socioeconómicos, casi en las mismas proporciones", señaló la ministra de Educación, Carolina Schmidt.


La encuesta fue aplicada en un cuestionario junto a la prueba Simce que se rindió en 2012, por lo que fue respondida por más de 400 mil estudiantes de segundo medio y cuarto básico. La pregunta sobre acoso escolar, o bullying, sólo se incluyó en los segundos medio.


Del total de alumnos que declararon haber sido víctimas de bullying, el 21% reconoce sufrirlo todos los días y el 33% varias veces por semana, mientras que el 47% lo padece varias veces al mes.


Este maltrato ocurre de forma verbal, social, física y a través de los medios electrónicos de comunicación. Las principales razones que identifican los jóvenes para ser molestados es su personalidad (45%) o alguna característica física (40%). Y, en menor medida, la forma de vestirse o apariencia (25%), sus ideas políticas (11%) y su orientación sexual (10%).


Las mujeres son las que más sufren bullying


Un dato que llamó la atención del sondeo es que la mayoría de quienes padecen acoso escolar son mujeres: el 58% de éstas dice haber sufrido esta situación, por sobre el 42% de los hombres.


A juicio de la ministra Schmidt, este dato de alguna forma replica lo que ocurre al interior de los hogares, donde la mayoría de quienes sufren violencia intrafamiliar son las mujeres.


El estudio también revela que el acoso escolar repercute negativamente en el desempeño académico de los estudiantes. Así, quienes declararon no sufrir bullying obtuvieron mejores resultados en la prueba Simce que quienes sí lo padecen. En Lenguaje los primeros alcanzaron 260 puntos vs. 255; y Matemáticas 266 sobre 257 puntos. A esto se suma el "enorme efecto que tiene en su autoestima y en su seguridad", apunta la ministra.


Sobrenombres y bromas pesadas en 4° básico


En el caso de los alumnos de cuarto básico, la encuesta midió el nivel de agresión entre los alumnos, conducta que, a diferencia del acoso, no es sistemática, sino que se define como "una respuesta hostil frente a un conflicto".


Aquí, el 50% de los estudiantes de ese nivel sostuvo que la conducta agresiva más recurrente es molestar a los compañeros con sobrenombres o bromas pesadas. Le siguen burlarse por alguna característica física o por su forma de ser (36%), y pegar, empujar o encerrar a un compañero (34%).


El nivel de agresión también se midió en los estudiantes de segundo medio, donde el 41% de éstos afirmó que la forma más recurrente son los insultos, las burlas y descalificaciones entre estudiantes; seguidos de los rumores malintencionados y la “ley del hielo” (13%) y las peleas entre estudiantes (13%).


A diferencia del acoso o bullying, en el caso de la agresión sí se detectan diferencias importantes según el tipo de establecimiento y nivel socioeconómico de los alumnos.


En cuarto básico, se constata un mayor nivel de agresión en el segmento bajo (33%) y medio bajo (38%), que en el medio (18%), medio alto (4%) y alto (1%). Asimismo, esta conducta ocurre en mayor medida en los recintos municipales (33%), que en los particulares subvencionados (17%) y particulares pagados (2%).


Lo que sí se mantiene constante es que en los establecimientos con niveles más bajos de agresión, el desempeño académico de los estudiantes es mejor, lo que se refleja en que obtienen mejores puntajes en la prueba Simce.


Según establece la ley, es obligación que todos los establecimientos educacionales cuenten con un manual de convivencia escolar, con protocolos establecidos en casos de que se detecten situaciones de bullying u otro tipo de agresión al interior del recinto.


En esa línea, la ministra remarcó que "es responsabilidad de los padres, de los profesores y de las autoridades que el 100% de los establecimientos de nuestro país den cumplimiento a la ley impulsada por el Gobierno y que todos tengan políticas de prevención de bullying y de acoso escolar, y sistemas que permitan asegurar que todos nuestros niños y niñas puedan estar en escuelas libres de violencia".

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores