Expertos valoran la fijación de una zona horaria en el país: "El cuerpo funciona mejor"

Consultados por Emol, varios profesionales aseguraron que la medida es beneficiosa para las personas desde el punto de vista neurológico y psicológico.

28 de Enero de 2015 | 19:38 | Por Carolina Prieto, Emol
Archivo El Mercurio

SANTIAGO.- Desde hoy ya no existirán los tradicionales cambios de hora en marzo y octubre. Esto, luego de que el Gobierno anunciara la decisión de mantener el horario de verano en forma permanente, lo que implica que tanto Chile Continental como Insular se mantendrán durante todo el año bajo la zona horaria GMT -3.


Para expertos consultados por Emol, esta medida resulta beneficiosa para la salud de la población, pues con un horario más estable "el cuerpo funciona mejor".


"Cuando hay cambios de horario bruscos, de un día para otro como suele ocurrir, hay gente que lo pasa muy mal porque se demora una semana en adaptarse, especialmente personas con trastornos del sueño, niños chicos y quienes tienen enfermedades que tienen que ver con el ritmo del día y la noche", señala la neuróloga de la Clínica Vespucio, Evelyn Benavides.


La medida de cambiar el horario oficial dos veces año tenía como objetivo ahorrar energía. Sin embargo, las autoridades anunciaron que ya no se justifica hacerlo debido a que las cifras son marginales.


Para la docente de la escuela de Trabajo Social de la Universidad del Pacífico, Karina Gatica, quien agrega que, independiente del ahorro de energía que implica esta medida, la calidad de vida de las personas se ve beneficiada.


"La posibilidad de contar con una hora más de luz en el verano permite realizar actividades fuera del horario laboral, al aire libre, compartir con la familia y organizar actividades que nos convoquen al encuentro; lo mismo en invierno, con las limitaciones naturales del clima, las que se pueden aminorar en un ambiente cálido y luminoso que nos invita a compartir", argumenta.


Levantarse a oscuras


A pesar de lo anterior, algunos expertos plantean que la decisión de mantener el horario de verano tendría ciertas repercusiones a la hora de levantarse en invierno. Esto, considerando que en esta época el sol saldrá 60 minutos más tarde de lo acostumbrado. Es decir, si en junio amanecía alrededor de las 07:40 de la mañana, ahora será a las 08:40.


"A los niños les afecta un poco más levantarse sin luz, porque andan con más sueño, les cuesta ir al colegio, están más rabiosos e irritables; pero si el niño es normal, se adapta rápidamente", dice el psicólogo de la Clínica Las Condes, Salomón Magendzo.


No obstante, plantea que esta situación pdoría afectar a quienes sufren inestabilidad emocional o tendencia a la depresión, ya que "no les ayuda levantarse a oscuras".


El meteorólogo Luis Salazar, de la Dirección Meteorológica de Chile, en tanto, advierte que durante el invierno existen menos horas de luz, "especialmente en junio, ya que por el solsticio de invierno las personas saldrán de sus casas y regresarán de noche".


A ello se suma, según el profesional, que el horario de las temperaturas más bajas también tendría un cambio que podría afectar a las personas.


"Ahora las mínimas se registrarán entre las 07:00 y las 08:00 de la mañana, en vez de a las 06:00 y las 07:00", coincidentes con la hora punta en que las personas salen de sus casas, apuntó.

Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores