Ondas de radio destruyen tumores cancerosos

"Se está utilizando para tratar el cáncer de próstata, de mama, de cerebro, hígado y de otros tipos, y no veo razón por la que no se pueda usar casi en cualquier parte del cuerpo", dijo Jonathan Lewin, profesor de radiología, oncología y cirugía neurológica en las Universidades de Cleveland y la de Case Western Reserve.

27 de Noviembre de 2001 | 16:28 | Reuters
CHICAGO.- La destrucción de tumores cancerosos con la misma energía que se usa para enviar señales de radio ha dado resultados prometedores en pacientes que no requieren de cirugía y podría ganar mayor aceptación, dijeron el martes investigadores.

En la cirugía de pacientes externos se utiliza una aguja con un electrodo en la punta, que es guiada hasta el tumor con ayuda de un dispositivo de rayos X.

"Se está utilizando para tratar el cáncer de próstata, de mama, de cerebro, hígado y de otros tipos, y no veo razón por la que no se pueda usar casi en cualquier parte del cuerpo", dijo en un comunicado Jonathan Lewin, un profesor de radiología, oncología y cirugía neurológica en los Hospitales Universitarios de la Universidad de Cleveland y la de Case Western Reserve.

Lewin presentó los resultados de tres estudios recientes que incluía pacientes con cáncer de riñón que se sometieron a tratamiento con energía de radiofrecuencia en el encuentro anual de la Sociedad de Radiología de América del Norte.

Aunque la técnica se ha usado sobre todo en pacientes que no se pueden operar o que rehúsan a aceptar la cirugía para eliminar el órgano afectado, "ha habido un interés creciente en usarla como un tratamiento primario debido a que la extirpación quirúrgica de parte del riñón es un procedimiento mayor", dijo.

Mediante el uso de imágenes de resonancia magnética, Lewin explicó que los cirujanos pueden determinar de inmediato si el tumor se ha destruido o si necesitan hacer otro pase con la aguja.

Al paciente se le seda ligeramente y por lo general se puede ir a su casa el mismo día.

El procedimiento requiere entre 10 y 30 minutos de contacto con el tejido tumoral para "cocer" una esfera de un diámetro de una a tres pulgadas (2,5 a 7,5 centímetros), expresó.

La técnica funciona mejor con tumores pequeños, ya que la superposición de esferas se puede destruir en tumores más grandes, parando el crecimiento del cáncer. Las células muertas entonces se dejan en el cuerpo como tejido cicatrizal que se reduce de volumen.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores
noticias más vistas