La velocidad es clave para Chrome según sus desarrolladores

El navegador de Google quiere destacarse por sobre sus rivales por ser el más rápido.

24 de Diciembre de 2009 | 09:21 | dpa
MÜNICH.- Google lanzó en 2008 su desafío a la arena de los navegadores. Bautizó su nuevo producto como Chrome, que actualmente se halla en la tercera versión. Y entretanto está ya circulando una versión beta (de prueba) de la cuarta generación.

Mientras Chrome mismo cambia rápidamente, una cosa permanece constante: los desarrolladores de Google apuntan a una porción del mercado hasta ahora dominada por los titanes Internet Explorer, de Microsoft, y Firefox, de Mozilla.

Google sigue una táctica purista, señala Claudio Mueller, de la revista alemana Chip: este navegador no se destaca por su comodidad, pero su velocidad sí que llama la atención. "Está hecho para ello, y gana al Internet Explorer y a Firefox en este campo", dice. El empuje extra se nota desde la primera vez que se usa el programa, especialmente en complejas páginas web 2.0, que se cargan mucho más rápido que en otros navegadores.

El secreto está en la tecnología multiprocesamiento, comenta Mirko Schubert, de la revista online Netzwelt. Los motores de traducción y de JavaScript y los complementos no trabajan en secuencia, como en los demás navegadores, sino paralelamente. Aunque una pestaña funcione más lentamente, ello no hace colapsar todo el navegador.

Otra ventaja está en el administrador de la memoria. Apenas se cierra una pestaña, se cierra con ella todo el proceso y su memoria queda a disposición para ser usada de nuevo: una ventaja para usuarios que trabajan con varias ventanas abiertas al mismo tiempo.

La arquitectura multiprocesamiento frena asimismo el paso al software malicioso. Si el navegador y todas las pestañas trabajan en el mismo proceso, para los virus maliciosos resulta muy fácil penetrar en el sistema. Con el uso de procesos individuales, según Mueller, este peligro se reduce, en un sistema conocido como "principio sandbox" ("caja de arena").

Esta protección, no obstante, es efectiva sólo para determinados puntos débiles, señala Jan Steffan, del Instituto Fraunhofer de Tecnología para Información Segura (SIT), en Alemania. Los daños quedan limitados si el navegador presenta tan sólo un agujero de seguridad y un hacker se aprovecha de esta vulnerabilidad. Como todos los demás navegadores, sin embargo, los peligros subsisten por los agujeros en los complementos adicionales usados para visualizar el contenido de la Web, como Flash Player y Silverlight.

El adelgazar el navegador para acelerar al máximo su velocidad tiene también desventajas. En Chrome, muchas funciones están tan limitadas que en principio son casi inútiles, tal como la función impresión, señala Mueller. También se echa de menos un administrador de contraseñas y un control del movimiento del ratón.

Otra clara omisión es que el usuario no pueda determinar hasta qué punto bloquear JavaScript. Según Mueller, JavaScript es un elemento casi imprescindible en la representación de las páginas, pero es también un riesgo de seguridad. "Los agresores pueden usar códigos maliciosos para introducir virus en el PC o dirigir automáticamente al usuario hacia otras páginas peligrosas", advierte el especialista.

El navegador de Google ha suscitado también críticas en materia de seguridad de datos. Informaciones tales como las búsquedas en la Red son enviadas a Google con un número de identificación. "Este es el mayor problema: al usuario no se le informa qué datos están siendo transmitidos", según Mueller. De todas maneras, si está usted dispuesto a pasar esto por alto y disfrutar de un navegador ligero y rápido, entonces vale la pena el instalar Chrome.
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores