La apuesta de Spotify en Chile: música local y cobrar menos que en otros mercados

Esta mañana fue lanzado el servicio que permite escuchar 20 millones de canciones, bajo cuentas gratis o pagadas. Pronto se sumarán otros métodos de pago alternativos a la tarjeta de crédito.

12 de Diciembre de 2013 | 14:00 | Por Javier Neira R., Emol
Spotify

SANTIAGO.- Tras cinco años de operaciones y un proceso de expansión progresivo por el mundo, esta mañana finalmente llegó a Chile Spotify, el servicio que permite escuchar música vía streaming en computadores, teléfonos y tablets. Y aunque la librería de contenidos sería básicamente la misma que en otros países, una novedad de la versión chilena es su precio: $3.099 al mes por la suscripción premium.


El costo del servicio pagado es menor a lo que se cobra en Estados Unidos (US$ 10) y también al costo de los principales competidores de este tipo en nuestro país (Rdio cobra $3.599 al mes por un servicio similar y Deezer pide $4.099, aunque en una oferta especial ahora está a $2.049 mensuales).


"Teníamos estudiado el mercado y sabíamos lo que podría ser el precio aceptable por el público acá", explica Mia Nygren, encargada de relaciones estratégicas para Latinoamérica de la compañía, agregando que "sentíamos que era necesario hacer un esfuerzo para que aquí sea distinto. En Europa pasa algo similar, Portugal tiene un precio distinto a Noruega".


El problema, indica, viene al momento de proponerle este plan a los sellos. Pero finalmente la compañía negoció a nivel regional con las grandes compañías del rubro (Universal, Sony y Warner) y luego con los sellos regionales y los de cada país, con una respuesta positiva.


"Ya llevamos cinco años operando. La primera vez que negociamos era difícil. Decirle a las discográficas que tenían que poner su catálogo disponible gratis. Pero ahora hemos demostrado el modelo, hemos pagado y hay más confianza en el sistema, cada vez es más fácil", asegura Nygren.


Pagos y contenido local


Uno de los problemas que tienen las empresas de este tipo al aterrizar en Latinoamérica es que generalmente sus servicios se pagan con tarjetas de crédito, sistema que todavía no tiene una penetración muy alta en algunos países de la región. Por ello Spotify ya está trabajando en otras alternativas.


Nygren confirmó que se implementará el sistema de tarjetas de prepago usado en Estados Unidos y afirmó que se está estudiando la opción de asociar el pago a tarjetas de multitiendas. "Tendría mucho sentido hacerlo. Es parte de nuestra estrategia de pago, aunque depende sus sistemas informáticos, si pueden conectarse al nuestro", comenta.


Otro modo de pago usado en otros países es la asociación a operadores de telefonía móvil. En México, por ejemplo, el operador Movistar ofrece suscripciones a Spotify Premium con algunos de sus planes. Si bien no hay nada confirmado aún, es algo que se está estudiando aunque no sería con Movistar Chile: la filial local de la empresa española se está asociando a Napster para reemplazar a Sonora, el sistema que ofrecía con algunos planes.


Más allá de la inclusión de música chilena (y la curación de listas de reproducción que la incluyen), la compañía sueca también buscará traer otras sus apuestas a Chile y Latinoamérica. Por ejemplo, ya está disponible el kit de desarrollo para crear aplicaciones que se conectan a Spotify y también se está trabajando con medios o expertos para crear listas de reproducción.


Pero lo que podría interesar a los músicos locales es la posible realización de sesiones especiales en vivo y la importación de la sección "Spotlight", que destaca a grupos emergentes. "Vamos a ver cómo hacer esto, pero tiene mucho valor hacer estas grabaciones y difundir este contenido. Las sesiones las estamos haciendo en todos los países donde estamos, entonces trabajaremos para tener un lugar donde poder hacer esto de forma regular con artistas emergentes", afirmó Nygren.

Ediciones especiales
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores