El notable gesto de Martín Palermo con un complicado plantel de The Strongest al término del duelo en Santa Laura

El cuadro altiplánico recibió todo el enojo de los hinchas de Unión Española al final del compromiso, por lo que el estratega de los hispanos debió acudir para calmar la situación.

17 de Febrero de 2017 | 07:11 | Por Fabrizio Belmar, Emol
SANTIAGO.- El de anoche no fue un partido tranquilo. Desde el pitazo inicial, los jugadores de Unión Española y The Strongest, que se enfrentaban por la Fase 3 de la Copa Libertadores, salieron con todo demostrando un juego muy brusco, lo que terminó con el árbitro siendo uno de los protagonistas del compromiso.

Aquello, sumado al tiempo que dejaban pasar los jugadores bolivianos en cada pelota detenida terminó por colmar rápidamente la paciencia de los hinchas hispanos que se encontraban presentes en las tribunas del estadio Santa Laura.

Y lo que comenzó con constantes gritos e insultos contra el réferi y los futbolistas altiplánicos terminó de mala forma para los forasteros. Esto porque después de concluido el encuentro, cuando los locales ya se habían retirado a camarines, los visitantes sufrieron con el enojo de los forofos de colonia.

Precisamente porque el túnel que los llevaba a su vestuario quedaba debajo de donde se ubicaba el grueso de la hinchada roja, lo que éstos aprovecharon para lanzar una serie de proyectiles al plantel atigrado cuando se disponían a salir del campo.

Frente a dicha situación, los integrantes del The Strongest prefirieron quedarse en el terreno de juego, con la intención de evitar ser alcanzados por alguno de los objetos que caían desde la galería. Así, hasta que el propio Martín Palermo decidió intervenir.

El estratega caminó desde su sector en el campo y se unió al grupo de jugadores y cuerpo técnico bolivianos, haciendo gestos hacia su propia hinchada para que no siguieran lanzando proyectiles a sus rivales. De hecho, el propio DT fue al frente y acompañó a los altiplánicos hasta que salieron del campo, para asegurarse que la situación no se saliera de control.

Y el gesto fue bien recibido por los fanáticos hispanos, quienes no sólo se detuvieron, sino que también ovacionaron la acción de su técnico, quien se fue de la cancha entre los aplausos generalizados de quienes aún se encontraban en el recinto de Plaza Chacabuco.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ranking Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores