Un "fiasco financiero" y una elección municipal perdida: El fracaso de la Fórmula E en su paso por Montreal

A un mes de que Santiago reciba la carrera de autos eléctricos, el caso de la ciudad canadiense resurge: su alto costo habría provocado la derrota electoral del ahora ex alcalde, Denis Coderre, y su versión 2018 fue definitivamente suspendida.

03 de Enero de 2018 | 12:04 | Por Valentina Salvo, Emol
Audi Sport
SANTIAGO.- El próximo 03 de febrero, el centro de Santiago acogerá la Fórmula E, una carrera similar a la Fórmula Uno pero que se realiza en medio de la ciudad y con autos eléctricos. Sin embargo, a un mes de que se lleve a cabo, una nueva polémica afecta al evento automotriz: su financiamiento.

A los disgustos que ha causado su realización entre los vecinos de la comuna - debido a los desvíos de tránsito y los eventuales daños que pueda generar en la infraestructura- se suma la controversia que causa el aporte de 1.550 millones de pesos (cerca de 2 millones de dólares) que realizará el Ejecutivo al paso del evento por el país, que durará cerca de diez horas. Dicho monto saldrá del Instituto Nacional del Deporte y el Ministerio de Energía.

Los cuestionamientos a la alta cifra han recordado lo ocurrido recientemente en Montreal, cuyo fracaso le habría costado perder las elecciones al entonces edil y principal impulsor de la medida, Denis Coderre. La alcaldesa de la ciudad canadiense, Valérie Plante, anunció el pasado 18 de diciembre que la ciudad dejará de ser anfitriona de la carrera debido a los altos costos que ésta implica para las arcas municipales y la baja convocatoria que generó en su versión anterior.

El caso canadiense

En 2017, Montreal albergó una de los circuitos de la Fórmula E gracias a la coordinación de una organización sin fines de lucro, Montréal c'est électrique, que solicitó 10 millones de dólares canadienses (US$7,8 millones) de préstamo al municipio para cubrir el financiamiento del circuito automotriz.

Denis Coderre, entonces edil de la ciudad, tenía vislumbrado llevar la carrera a su ciudad desde hace tiempo, según informa el portal The Verge, por lo que pactó la realización del evento para el año pasado y los siguientes dos periodos, poniendo sobre la mesa 24 millones de dólares canadienses (US$18,7 millones). El evento incluía la venta de entradas como una forma de restituir los altos costos.

La primera ronda canadiense se celebró en julio pasado y se estima atrajo a cerca de 45 mil espectadores. No obstante, según cifras de la organización, sólo 25.000 pagaron por presenciar el espectáculo deportivo y el resto de las entradas fueron entregadas de forma gratuita. Algunos aseguran, incluso, que solo 5.000 boletos fueron realmente comprados. Según dio a conocer hoy el intendente de la Región Metropolitana, Claudio Orrego, 15.000 espectadores asistirán a la carrera en la capital chilena.

Los datos respecto de la versión en Montreal se dieron a conocer en medio de la campaña electoral por el municipio, en la que Coderre buscaba la reelección. Los altos gastos en la carrera le pasaron la cuenta y, según analistas, le habrían costado la elección: perdió contra su rival Valérie Plante.

"No podemos desperdiciar dinero en proyectos mal planificados que no les sirven"

Valérie Plante
Con ello, las perspectivas de mantener el circuito en la ciudad más grande de la provincia de Quebec fueron en descenso. Primero, Pante, quien había anunciado públicamente su rechazo al evento, propuso moverlo a la pista Gilles Villeneuve, la famosa infraestructura donde se realiza la Fórmula Uno en Montreal, pero no se pudo debido a trabajos de remodelación. Además, Montréal c'est électrique ya había gastado casi todo el préstamo solicitado al municipio para la edición 2017 y aún mantiene una deuda de 6,2 millones de dólares canadienses (US$4,9 millones).

La cadena canadiense CBC detalló que en base a informes realizados al respecto, la carrera en 2018 costará alrededor de 35 millones (US$27,9 millones). Ante esta situación, la nueva alcaldesa suspendió la realización del evento, el que tildó de "fiasco financiero". "Los habitantes de Montreal han dejado en claro que no podemos desperdiciar su dinero en proyectos mal planificados que no les sirven", aseveró.

Otros casos

Previo al complejo escenario que se produjo en Canadá, otras ciudades del mundo también presentaron problemas de coordinación para albergar el circuito automovilístico. Moscú, que sería sede del evento en 2016, fue retirado del calendario tras los desacuerdos logísticos con el Gobierno ruso. En Brasil, en tanto, Sao Paulo - que recibiría la carrera este año- solicitó posponer su participación hasta 2019 debido a problemas de organización con la autoridad local. Su reemplazante será Punta del Este.
La misma solución se estaría planeando para Montreal, una situación difícil según el presidente de la competición, Alejandro Agag, quien dijo a Motosport que buscar una ciudad reemplazante, ya sea en Canadá o en otro país, solo siete meses antes de que se lleve a cabo la cita, es un escenario complejo. Si no se puede encontrar un evento alternativo, la temporada 2017/18 tendría su fin en Nueva York (también de dos carreras), que ya tiene planeado albergar dos carreras los días 16 y 17 de julio en Brooklyn.

De todas formas, la Fórmula E ya tiene en su calendario visitar diversas localidades para la próxima temporada: Roma, en Italia; Zurich, en Suiza, y Santiago, además Nueva York, se sumarán al registro de 15 ciudades en 13 países que ya han albergado las temporadas anteriores de la primera serie mundial de carreras completamente eléctricas.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...