El efecto Varela en la caída en las encuestas: La razón que precipitó el cambio de gabinete

Según expertos, las declaraciones del ahora ex ministro de Educación habrían sido determinantes para la baja que vivió el Presidente Piñera en los sondeos, lo que no es aceptado en un Gobierno "sensible" a estas estadísticas.

10 de Agosto de 2018 | 08:05 | Por Verónica Marín y Felipe Vargas, Emol

El ministro Varela dejó ayer el Mineduc.

Agencia Uno
SANTIAGO.- Como una acción en respuesta a la última baja en su popularidad -en donde su aprobación bajó cuatro puntos llegando al 45%- es considerada por los expertos el cambio de gabinete que ayer realizó el Presidente Piñera.

En esa línea, el detonante de esta decisión, que ocurre a 151 días de Gobierno, fue el ahora ex ministro de Educación, Gerardo Varela con su seguidilla de polémicas declaraciones sobre la posibilidad de reparar los problemas de infraestructura en las escuelas con bingos, que sus hijos necesitan al menos tres condones porque son unos "campeones" y referirse a algunos abusos que sufren las mujeres como "pequeñas humillaciones".

"En términos políticos y estratégicos, el Presidente Piñera venía a la baja en las encuestas de opinión, estaba marcando cerca del 45% y su gabinete a penas se estacionaba en torno al 33%. Por lo tanto y a diferencia de lo que pasó en su primer Gobierno donde Piñera estaba sistemáticamente por debajo del gabinete, en esta oportunidad estaba ocho puntos por encima, y el gran problema eran precisamente los ministros de Salud y Educación que estaban al fondo del ránking", comentó a Emol el académico de la Universidad de Talca, Mauricio Morales.

En ese sentido, el cientista político explicó que Varela "era un ministro conocido por la gente, pero muy mal evaluado" convirtiéndose en el "símbolo de un Gobierno que tropezaba una y otra vez con la misma piedra".

Experiencia política


El académico de la Facultad de Gobierno de la Universidad Central, Kenneth Bunker, coincidió con Morales y subrayó que el Mandatario "entendió que no se puede tener a una persona que improvisa en un cargo que es sensible y que los efectos de eso son nítidos y eso claramente obliga a que salga".

En ese sentido sotuvo que si bien la saliente ministra de las Culturas, Alejandra Pérez, también cometió errores comunicacionales, no es una cartera que se vuelva decisiva en la percepción de la ciudadanía y reconoce la estrategia que hace el Mandatario al nominar a Marcela Cubillos en Educación y a Carolina Schmidth en Medio Ambiente.

"Creo que lo que está haciendo Piñera es poner mayor énfasis en personas que son políticas, que se pueden alinear con el Gobierno, que pueden tener disciplina y se pueden cohesionar. Yo creo que Cubillos y Schmidth entienden eso; las dos personas que entran tienen experiencia en gabinete, tienen experiencia en política", comentó.

"El mensaje que está mandando Piñera es que se acabó la improvisación, de ahora en adelante ya no va a jugar. Entiende que las salidas de libreto de Gerardo Varela fueron funcionales casi exclusivamente en la caída del Gobierno porque la gente estaba en desacuerdo con lo que decía Varela, que era bastante impopular o bien por el revuelo que causaba en los medios", sostuvo el especialista quien recalcó que si Varela hubiera "seguido el libreto, Piñera no estaría haciendo estos ajustes".

Y añadió que "en términos estratégicos se muestra a un Piñera que es capaz de mostrar tarjeta amarilla como aviso a los ministros que comenten errores y no tiene ningún complejo en mostrar tarjeta roja al segundo error, y eso fue lo que pasó con el ministro Varela en particular".

Similar opina la directora Ejecutiva de la Fundación Chile 21, Gloria de la Fuente, quien resaltó que los dichos de Varela "no fueron inocuos" y le costaron el cargo.

"Ahora, uno supone que estas decisiones no se toman de un día a otro y probablemente la serie de dificultades que enfrentó el Ministro de Educación finalmente le terminaron pasando la cuenta", subrayó.

Reacción tardía


El decano de la Facultad de Gobierno de la Universidad Central, Marco Moreno, apuntó en la misma línea e indicó que probablemente al interior del Gobierno también manejaban números que demostraban que el "efecto Varela" no estaba siendo positivo para La Moneda dañando su popularidad.

"Un Presidente que es especialmente sensible a la opinión pública encuestada, reaccionó con su equipo más estrecho de manera sorpresiva, pero en mi opinión es tardío (...). Si el Presidente quería efectivamente haber generado un hecho político, debería haber sacado al ministro Varela cuando hizo sus últimas declaraciones sobre el bingo en las escuelas, hoy llega tarde, el ajuste es acotado a la cartera de Educación y en Cultura con una ministra que tenía un mal desempeño", declaró.

El académico analizó que "la caída de la popularidad tiene una complejidad adicional en sistemas presidencialistas como el que tenemos en Chile. Sin mayorías en el Congreso el respaldo del Presidente se hace especialmente relevante y así lo entiende seguramente el Presidente Piñera y sus asesores", porque "si el Presidente se vuelve impopular, las posibilidades de éxito son acotadas, por eso es que el Presidente lo quiso enfrentar".

La figura de Bachelet


El cambio de gabinete se dio justo cuando se conoció que la ex Presidenta Michelle Bachelet fue nominada como alto comisionado de Derechos Humanos de la ONU. Y también con ella criticando al Gobierno por su economía "debilucha" y lanzando dardos en contra de los bingos de Varela.

"No hay buenos ni malos momentos para hacer cambios de gabinete, hay momentos oportunos. Depende de lo que se quería lograr, lo que síes cierto es que habiendo ocurrido esto justo después de la entrevista de la ex presidenta, parece una reacción a aquello", afirmó De la Fuente.

Por su parte Morales postuló como otro factor a considerar que el ex titular del Mineduc ayer insistió en su propuesta de los bingos al contestarle a la ex Mandataria por sus críticas.

"El ex ministro Varela le dio la excusa perfecta para realizar este cambio al enfrentarse con la ex Presidenta Bachelet diciendo que era necesario más Estado pero también más bingos. Es decir, en lugar de retrotraerse, Varela insistió en el discurso y su mala intervención", apuntó el académico de la Universidad de Talca..

Morales concluyó así que "el Gobierno eligió con pinzas el momento para hacer el cambio de gabinete, porque justo en este contexto también implica un golpe comunicacional porque lo más probable es que los medios de comunicación hablen más del cambio de gabinete que del cargo que va a sumir la Presidenta Michelle Bachelet".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Editar perfil
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores