Maradona dio lección de fútbol

En un partido de 50 minutos contra corresponsales que cubren su tratamiento antidrogas en Cuba, el "Pibe de oro" anotó dos goles. Calificativos elogiosos a su nivel técnico y estado físico recibió el ex astro argentino, quien prometió una "revancha" para este sábado en La Habana.

07 de Junio de 2000 | 09:51 | ANSA
LA HABANA.- El ex astro argentino Diego Armando Maradona, aún excedido de peso, ofreció una verdadera lección de fútbol -bajo una persistente lluvia- a los corresponsales acreditados en Cuba, liderando a un equipo que goleó 6-0 a los periodistas.

El partido amistoso, de 50 minutos, se celebró ayer al atardecer en el estadio Pedro Marrero de la capital cubana, donde el "Pibe de oro" convirtió dos goles de media distancia, mientras los profesionales de la prensa desperdiciaron el gol del honor cuando el representante de Reuter marró un penal.

"Traquilos muchachos, la próxima vez lo harán mejor. No se desesperen, le daremos la revancha", aseguró Maradona a los corresponsales al término del match en medio de un ambiente de alegría donde no faltaron las fotos para el recuerdo y el "olé, olé, olé" de los jugadores argentinos, como Guillermo Coppola que responsabilizó al árbitro de pitar en favor de los periodistas.

El encuentro de revancha está previsto para este sábado en el mismo escenario deportivo. "Pitó todo el partido en contra de nosotros y ahora quiere retratarse con nuestro equipo", comentó sonriente el representante de Maradona, mientras el ex capitán de la selección trasandina accedió a sacarse fotos con los jueces luciendo su tradicional camiseta número diez.

Ciertamente la lluvia conspiró contra la actuación del combinado de corresponsales, pero el rival fue "superior" y Maradona "asusta" a cualquiera en un campo de fútbol, coincidieron en comentar los corresponsales de Reuter, ANSA, "Financial Times", "Excelsior", BBC, AP televisión, de discreta actuación.

El corresponsal de "El País" de España admitió, avergozando, que lo suyo son los toros, pero igual quiso vestirse de corto para "enfrentar a Maradona", mientras en las tribunas entre risas y sonrisas, una veintena de espectadores disfrutaron del espectáculo futbolístico.

Cabe recordar que el ex capitán de la selección argentina de fútbol ya había hecho paréntesis en su tratamiento al participar en el partido homenaje (26 de mayo pasado) al astro alemán Lothar Matthaeus, donde jugó 45 minutos.

Regresó a la cancha el martes contra los periodistas y viajó hoy a México para presenciar la semifinal de la Copa Libertadores entre Boca Juniors y America.

Maradona ha perdido 17 kilos desde que llegó a Cuba para tratarse su adicción a las drogas, que en un momento lo tuvieron al borde de la muerte tras sufrir una crisis cardíaca.

"Quiero recuperar la salud por completo, en un ciento por ciento. Se lo debo a mis hijas. Quiero llevar una vida normal, sin drogas. Me muero por trabajar, tal vez como director técnico de un gran club, en cualquier lugar del mundo", reiteró el ex futbolista.

"Debo agradecer a Dios. Mi vida es el fútbol", añadió la persona que para los periodistas que jugaron no les cupo duda de aquello, tratando de quitarle el balón.

El ex astro mundial elogió el retorno del Nápoli a la Primera División en la liga italiana, y comentó que Sudáfrica merece ser sede de la Copa del Mundo de Fútbol del 2006.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores