NBA: Sixers y Bucks salen a dominar los aros

Los cuadros de Filadelfia y Milwaukee dirimirán a partir de esta noche al ganador de la Conferencia Este, luego de superar en semifinales y de manera muy estrecha a los Toronto Raptors y a los Charlotte Hornets.

22 de Mayo de 2001 | 11:37 | EFE
HOUSTON.- La presencia de los Sixers de Filadelfia y los Bucks de Milwaukee en la final de la Conferencia Este va a permitir que de nuevo dos equipos de los considerados históricos luchen una vez más por el título que les dé el derecho de enfrentarse al campeón del Oeste.

Los dos equipos llegaron de la misma manera a las finales, después de jugar ambos el séptimo y decisivo partido de las series de semifinales contra los Raptors de Toronto y los Hornets de Charlotte, respectivamente.

Ambos también estuvieron al borde del abismo de la eliminación antes de reaccionar y conseguir los triunfos que confirmaron los pronósticos que les señalaban como favoritos por las marcas que habían conseguido durante la temporada regular, las dos mejores de su federación.

Tampoco se escaparon del factor dramatismo en los partidos decisivos, que para los Sixers se produjo en el séptimo y los Bucks lo protagonizaron en el sexto.

El equipo de Filadelfia continuó en la competición gracias a que la estrella de los Raptors, el escolta Vince Carter, falló el último tiro del partido, una canasta que de haber entrado hubiera llevado a su equipo a ocupar el puesto de los Sixers en la lucha por el título.

"Me siento orgulloso de la forma como hemos luchado para superar todas las adversidades y demostrar que somos un equipo con personalidad, pero frente a los Bucks tendremos que corregir algunos aspectos importantes en nuestro juego si queremos superar la eliminatoria", declaró Larry Brown, entrenador de los Sixers.

Brown es consciente de que con la figura del escolta Allen Iverson y su capacidad anotadora -superó dos veces la barrera de los 50 puntos frente a los Raptors- no es la solución para hacer frente a un equipo como los Bucks, que tienen en Ray Allen, Glenn Robinson y Sam Cassell a un trío muy difícil de controlar en sus acciones ofensivas.

"Frente a los Bucks necesitamos más que nunca un trabajo de equipo y aunque Iverson tendrá que ser de nuevo la estrella y el líder, debemos canalizar su esfuerzo en todos las áreas del juego", explicó Brown.

La ventaja de campo en la serie al mejor de siete que comienza este martes, en el First Union Center, estará de lado de los Sixers, pero Brown considera que no será un factor determinante y más después de ver como su equipo sufrió ante los Raptors, que tiene menos consistencia y menos banquillo que los Bucks.

"La clave estará en hacer bien las cosas en cada uno de los partidos y poder establecer nuestro ritmo de juego desde el comienzo", subrayó Brown.

Mientras, el entrenador de los Bucks, George Karl, que le tocó también vivir el dramatismo de estar al borde de la eliminación en el sexto partido, cuando iban abajo 2-3 en la serie después de haber perdido tres partidos consecutivos, dijo que los jugadores habían aprendido la lección de que sin defensa no estarían en las finales.

"Durante toda la temporada los jugadores pensaron que con un buen ataque podíamos ganar a cualquier equipo, pero frente a los Hornets lo que nos salvó fue la defensa y, especialmente, la figura del pívot Ervin Johnson, que hizo un trabajo excepcional bajo los aros", declaró Karl.

El técnico de los Bucks reiteró que tenía la confianza de que sus jugadores ahora tuviesen de verdad respeto por el trabajo defensivo y reconociesen la importancia del mismo.

"Al margen de que siempre he dicho que disfruto mucho más entrenando una buena defensa que un ataque loco, los jugadores comprobaron que cuando perdimos los tres partidos ante los Hornets fue porque nos dominaron bajo los aros y controlaron el ritmo del partido con sus marcajes", explicó Karl.

Frente a los Sixers, Karl dijo que el gran peligro no será Iverson sino jugadores como Dikembe Mutombo, Aaron McKie, a quien considera como su gran salvador en la serie semifinal frente a los Raptors, y el base Eric Snow.

"Los Sixers tienen en Iverson al premio MVP de la liga, McKie es el Sexto Mejor Jugador y Mutombo recibió el premio de Jugador Defensivo del Año, lo que significa que tendremos que jugar un gran baloncesto de equipo y una defensa sólida si queremos superar la eliminatoria", subrayó Karl.

Los Sixers, que no juegan una final desde la temporada 1985, buscarán llegar por novena vez a la lucha por el título de liga que han ganado cuatro veces en su historia, la última vez en 1983 con Moses Malone y Julius Erving de estrellas.

Mientras, los Bucks que tampoco jugaban una final de la Conferencia Este desde la temporada de 1986, saben que es la gran oportunidad de volver la página a 1971 cuando lograron el título de liga y tenían en sus filas a los legendarios Kareem Abdul-Jabbar y Oscar Robertson.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores