Olajuwon se decidió por los Raptors

El ex pívot de los Houston Rockets formará una temible dupla con Vince Carter, quien renovó su contrato anoche en Toronto. El nigeriano de 38 años promedió la temporada pasada 11,9 puntos y 7,4 rebotes, pero registró un 49,8 por ciento de acierto en los tiros de campo.

02 de Agosto de 2001 | 10:02 | EFE
HOUSTON.- El final feliz que los Rockets de Houston habían esperado con el pívot Hakeem Olajuwon, el mejor jugador de toda su historia, no se dio porque "The Dream" les dijo "no" a todas las ofertas que le hicieron y decidió fichar por los Raptors de Toronto para unirse a la súper estrella Vince Carter.

El dueño de los Rockets, Les Alexander, confirmó de manera oficial que habían llegado a un acuerdo con los Raptors para firmar a Olajuwon y luego traspasarle al equipo canadiense por los derechos de selección en la primera ronda y segunda del próximo sorteo universitario.

"La decisión de Hakeem deja muy disgustada a toda la organización de los Rockets, porque ha sido el jugador y deportista que más aporte ha hecho al equipo y a la ciudad en toda la historia de la ciudad de Houston", reconoció Alexander.

El dueño de los Rockets reiteró que habían hecho todo lo humanamente posible para conseguir que Olajuwon se quedase y vistiese hasta el final de su carrera profesional el uniforme del equipo, pero con el corazón roto, al final tuvieron que aceptar su petición de traspaso.

La confirmación de Alexander llegó horas después que Olajuwon, a través de su agente Dan Fegan, hubiese rechazado la último oferta de los Rockets de 13 millones de dólares y tres años garantizados.

La marcha de Olajuwon no ha sorprendido, porque desde la pasada temporada las relaciones entre la organización, el entrenador, Rudy Tomjanovich, y el pívot titular no eran las mejores.

Olajuwon no estuvo de acuerdo en el esquema táctico que comenzó a utilizar Tomjanovich al pasar de ser la primera opción ofensiva a la tercera, y ahí fue donde comenzó el principio y el final de su estancia con los Rockets.

El pívot de origen nigeriano rechazó públicamente el papel que Tomjanovich le quería dar y de inmediato pidió que le traspasasen a otro equipo.

"Si consideran que no soy ya un jugador productivo dentro del equipo entonces que me dejen ir a donde si piensen que todavía puedo aportar una buena producción", declaró Olajuwon.

La ofertas comenzaron a llegarle a los Rockets y Olajuwon, la más interesante de los Heat de Miami con declaraciones públicas del entrenador Pat Riley, que dijo que siempre había soñado con tenerlo algún día en su plantilla.

Ante los malos resultados obtenidos por el equipo con el nuevo esquema que había establecido, Tomjanovich se reunió con Olajuwon para pedirle que no se fuese y que volvería a ser la opción principal del ataque.

El acuerdo enfrió los ánimos, pero Olajuwon se había sentido dolido en su amor propio y su idea de abandonar los Rockets y Houston cada vez tomaba más cuerpo y sólo era cuestión de tiempo y reflexión sobre cuál de las ofertas podría ser la mejor.

La respuesta se la presentaron en bandeja de oro los Raptors, que enviaron a Houston nada menos que al legendario y carismático entrenador Lenny Wilkens y al gerente general Glen Grunwald para ofrecerle todo lo que necesitaba, una organización seria que le quería de verdad, un equipo con potencial de luchar por el título de liga y más dinero que nadie.

Olajuwon, de 38 años, sólo necesitaba saber si Carter iba a continuar con los Raptors para aceptar su oferta y la respuesta la tuvo anoche cuando desde Toronto su jugador estrella renovaba contrato por seis temporadas más y lo hacía porque también le habían garantizado que iba a tener como compañero al pívot "All-Star".

"Si yo pudiese lo firmaría ahora mismo", comentó Carter durante la rueda de prensa y le mandó un mensaje cuando dijo: "Si me estás escuchando, todos nosotros en Toronto estamos esperando que llegué 'The Dream'".

Carter no pudo ocultar la emoción que sentía de poder jugar al lado de un pívot de la categoría de Olajuwon que en sus 17 años de profesional lo había conseguido todo y además el tipo de persona tan excepcional que es dentro y fuera del campo.

"Si de verdad les cuento mis pensamientos de jugar con un pívot, entonces les tendré que decir que 'The Dream' es algo que me tiene obsesionado", bromeó Carter.

La respuesta no se hizo esperar y Olajuwon respondió de la manera que Grunwald, Wilkens y Carter habían pensado desde el primer momento que pensaron en él como su pívot para los próximos tres años.

Los número del nigeriano
Olajuwon sólo jugo 58 partidos la pasada temporada para lograr unos promedios de 11,9 puntos y 7,4 rebotes, pero registró un 49,8 por ciento de acierto en los tiros de campo.

Desde que llegó a los Rockets en 1984 seleccionado como número uno, Olajuwon consiguió unos promedios de 22,5 puntos y 11,4 rebotes y es el líder de todos los tiempos de la NBA con 3.740 además de jugar 14 veces el "Partido de las Estrellas".

Olajuwon, que también ganó el premio de Jugador Mas Valioso (MVP) la temporada en 1994, se convirtió en el único profesional en la historia de la NBA que esa misma temporada recibió los premios de MVP de las Finales y fue nombrado Jugador Defensivo del Año.

El veterano pívot fue incluido en la lista de los 50 mejores jugadores de todos los tiempos, ganó la medalla de oro con el equipo de Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Atlanta '96 y le dio a los Rockets dos títulos de liga consecutivos las temporadas de 1993-94 y 1994-95, cuando Michael Jordan dejó a los Bulls de Chicago para jugar al béisbol profesional.

"Desde que llegué a los Rockets hace ocho años, Hakeem siempre ha sido el símbolo del equipo y su perdida es muy triste, pero tenemos que seguir mirando hacía el futuro para construir una nueva era con los jóvenes valores que estamos seguros van a triunfar", destacó Alexander.
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores