Acosta y sus inicios como DT: "No teníamos ni para un cuchuflí"

El técnico de Everton recordó sus comienzos en Fernández Vial, donde pasó de ser dueño de una tienda de ropa a entrenador.

SANTIAGO.- Hablar con Nelson Acosta luego de que Everton lograra su histórico triunfo sobre Lanus en Argentina fue complicado, sobre todo considerando que la noticia del día era la llegada de los viñamarinos y de su flamante entrenador a la losa del aeropuerto Arturo Merino Benítez.

Pese a ello, un relajado Acosta, con una bolsa del duty free y contento por lo obrado en la cancha de Lanús, tuvo unos instantes para recordar sus inicios como entrenador en Chile, dirigiendo a Arturo Fernández Vial, a mediados de la década de los ochenta.

"Con Vial también conseguimos algo histórico, ser el primer entrenador que dirigió sin sueldo y sin nada. Solamente tomaba café porque éramos amigos con Juan Ignacio Ugarte y Luis Miguel Saque, que eran los que conducían al Vial", recuerda con nostalgia el calvo adiestrador a Emol.

Acosta comenzó su carrera en el Vial a fines de 1984, meses antes se había retirado usando justamente los colores del elenco penquista, y pese a ello, su nombre fue el primero en sonar en el cuadro aurinegro.

"Yo me había retirado hace un par de meses y me dijeron Pelado, tienes que darnos una mano porque no tenemos casa. Se fue don Octavio (Ríos Espinoza, presidente del club en la década de los ochenta, fallecido a mediados de los noventa), que era el que movía a Vial, también se fueron los extranjeros porque, al irse él, la institución cayó en un caos", señaló el técnico sobre esos años.

Acosta fue capitán de Fernández Vial hasta antes de su retiro como jugador, pero esa etapa la tenía superada, a tal punto que él se había instalado con una tienda para vender ropa masculina, pero las súplicas de su ex club despertaron en él un reencantamiento por el fútbol.

"Como yo había jugado y había sido capitán, y en ese momento tenía una boutique, vendía ropa de hombre, y me dijeron Vuelve Nelson... Pelado, vuelve con nosotros, danos una mano... y entonces volví hasta fin de año. Como las cosas se hicieron bien, me dijeron que para seguir con ellos me habían hecho un contrato. Así comenzó y por eso quiero mucho al Vial", comentó el ex futbolista chileno-uruguayo.

-¿Es verdad que en ese club le daban $ 50 mil por cada punto ganado?
"No, no, la verdad es que no teníamos ni para un cuchuflí".

Pablo Ramírez Olivares, El Mercurio Online
Miércoles, 18 de Marzo de 2009, 14:41
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Comentarios mejor valorados en Deportes
Buscar...
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion