Escenas de terror y actos de valentía jalonaron masacre escolar en EE.UU.

Padres, profesores y los alumnos del establecimiento Sandy Hook, de Newtowon, vivieron una tragedia que nunca pensaron que ocurriría en esa pacífica localidad de Connecticut.

WASHINGTON.- "El mal visitó nuestra comunidad", resumió este viernes el gobernador del estado de Connecticut (EE.UU.), Dan Malloy, todavía conmocionado por la tragedia ocurrida en la escuela elemental Sandy Hook de la ciudad de Newtown.

El establecimiento fue sacudido por la acción de un individuo identificado por la policía como Adam Lanza, de 28 años, quien mató a balazos a 27 personas, entre ellas 20 niños de apenas entre 5 y 10 años.

El sujeto se suicidó tras el ataque. La policía ha encontrado tres armas hasta ahora: una pistola Glock, otra SigSauer -ambas dentro del recinto educativo- y un rifle calibre .223  en la parte trasera del auto utilizado por el asesino.

La escuela, que vivía este viernes una jornada tranquila como tantas otras, se convirtió en pocos segundos en un infierno que jamás imaginaron alumnos, docentes y los padres de los pequeños estudiantes, quienes corrieron al establecimiento tras conocerse la trágica noticia.

Uno de ellos, Robert Licata, dijo que su hijo de seis años estaba en clases cuando el sujeto armado entró bruscamente y baleó a la profesora sin decir una palabra.

"Entonces mi hijo agarró a un grupo de sus compañeros y corrió con ellos a través de la puerta", relató. "Él fue muy valiente. Esperó por sus amigos", añadió.

Otro apoderado, Stephen Delgiadice, dijo que su hija de 8 años oyó dos fuertes estampidos, y entonces los profesores le dijeron que se escondiera en una esquina del salón de clases. La pequeña no sufrió heridas.

"Lo que ocurrió es angustioso, especialmente porque siempre pensamos que Newtown y Connecticut eran el lugar más seguro en Estados Unidos", añadió.

"Fue horrendo", dijo Brenda Lebinski, una mujer que acudió a la escuela donde su hija cursa tercer año. "Todo el mundo estaba histérico, padres y estudiantes. Había niños saliendo de la escuela ensangrentados. No sé si habían recibido disparos, pero estaban ensagrentados", agregó.

Guardia "héroe"

El profesor Theodore Varga explicó que se encontraba en una reunión con otros docentes de cuarto grado cuando escucharon los disparos. Añadió que alguien activó inmediatamente el sistema interno de altoparlantes, "así que todos en la escuela pudieron oír la histeria que se estaba desarrollando".

"Pienso que quien hizo eso salvó a mucha gente. Todos en la escuela escucharon el terror de lo que estaba sucediendo", añadió.

Al mismo tiempo, un guardia corrió por los pasillos alertando a todos que un hombre armado se encontraba en el recinto.

"Él gritaba: '¡Chicos, bajen, escóndanse!'", relató el profesor. "Realmente fue un héroe".

Varga, encerrado con sus colegas en la sala de la reunión, indicó que trataron de desmontar a patadas el aparato de aire acondicionado en una ventana para poder escapar, pero el agujero no fue suficientemente ancho. Finalmente salieron con cautela por la puerta, mientras percibían claramente en el aire el olor de la pólvora de los disparos.

Mergim Bajraliu, de 17 años, oyó el tiroteo desde su casa y corrió hacia la escuela en busca de su hermana de 9 años, quien salvó con vida. Dijo que oyó un grito a través de los altoparlantes de la escuela y vio profesores temblando y llorando mientras salían del establecimiento.

"Todos estaban traumatizados", explicó el joven.

Richard Wilford explicó que Richie, su hijo de 7 años, le contó que había escuchado un ruido "como el de latas cayendo". Su profesor se asomó para ver el origen del sonido; luego volvió a la sala, cerró rápidamente la puerta e hizo que los pequeños alumnos se agacharan en una esquina hasta la llegada de la policía.

"Ninguno dijo una sola palabra" en medio del terror desencadenado por los disparos, añadió Wilford.

Philip, el hijo de 10 años de Melissa Makrissaid, le dijo a su madre que había visto lo que parecía un cadáver bajo una frazada cuando salía de la escuela.

"Todos lloraban y entonces escuché gritar a los oficiales de policía", relató Alexis, de 8 años, hija de Lynn Wasik, quien la cobijaba con una chaqueta de adulto para combatir el frío de la tarde.

La niña dijo que profesores y policías entraron en su sala y les ordenaron a los alumnos refugiarse en una esquina.

Su madre reveló que se enteró del tiroteo a través de un mensaje telefónico automático que recibió en su casa, aunque la alerta no era clara sobre en qué escuela había ocurrido el hecho.

Presa de pánico, corrió a Sandy Hook y logró encontrar a su hija ilesa.

"Mi corazón está en un millón de pedazos por las familias" cuyos niños murieron, expresó Wasik a la cadena CNN. "¿Quién pudo hacer algo así?".

La escuela primaria Sandy Hook tiene clases con cursos que van desde el jardín infantil hasta cuarto básico y alberga a niños de entre 5 y 10 años.

Newtown, con una población de 27.000 habitantes, se encuentra a unos 128 kilómetros al noreste de Nueva York. Todas las escuelas del pueblo fueron cerradas tras el tiroteo, y el Presidente Barack Obama decretó cuatro días de duelo en Estados Unidos.

Agencias
Viernes, 14 de Diciembre de 2012, 23:30
Recomienda esta noticia a tus amigos.
Emol en facebook
img
conectar
Vincula a emol.com con tu cuenta de Facebook para que veas qué noticias leen tus amigos.
Emol en facebook
¿Deseas activar la funcionalidad de compartir automáticamente las noticias que lees en tu biografía (timeline) de Facebook?

Posteriomente, si quieres desactivar esta funcionalidad, haz click en "Desactivar".

Haciendo click en "Actividades recientes", podrás revisar tu navegación y eliminar artículos de tu biografía.
Emol en facebook
Felicidades! ya estas usando Emol Social.

Ya está activa la funcionalidad de compartir automáticamente las noticias que lees en tu biografía (timeline) de Facebook.

Si quieres desactivar esta funcionalidad, haz click en "Desactivar".
Buscar...
Mas Vistas
Buscador EmolValor FuturoFaroxGuioteca.comAutolocal.clMimix.clAdxion