Cadillac Series 62 Convertible Coupe de 1947: Un “trasatlántico” estadounidense que exige fuerza bruta

Este impresionante auto de la postguerra estuvo varias décadas prácticamente botado en una fábrica. Justo antes de ser vendido como chatarra un amigo del propietario lo convenció para restaurarlo y devolverlo a sus años de gloria y lujo.

02 de Octubre de 2019 | 00:00 | Por Carlos Valdés
El Cadillac Series 62 Convertible Coupe de 1947 es considerado como uno de los autos más lujosos que se fabricaron en Estados Unidos después de la Segunda Guerra Mundial.

Esta versión de la Serie 62 (1940-1964) llama especialmente la atención por algunos detalles bastante avanzados para la época como lo son su sistema de alzavidrios y techo retráctil eléctrico Hydra-Matic.

Su motor era un V8 de 5.7 litros que ofrecía una potencia de 150 HP a 3.400 rpm. El bloque estaba asociado además a una caja de cambios automática de tres marchas.

Tan solo acceder a uno de estos impresionantes automóviles era un privilegio reservado solo para millonarios o famosos, ya que la escasez de materiales como resultado del conflicto bélico aún golpeaba a los fabricantes.

De hecho, en 1947 Cadillac no pudo responder a unos 96 mil pedidos de clientes y cada auto que fabricó ese año (61.926 unidades) ya estaba vendido antes de salir de la línea de producción.

Máxima exclusividad


De ahí que encontrarse con uno de estos autos es todo un privilegio, especialmente en Chile donde solo se conoce de la existencia de una unidad, al menos restaurada como esta.

Su propietario es Claudio Herrmann quien, medio en serio y medio en broma, no deja de maravillarse por su bello diseño y lamentar su muy complicada conducción dado el poco rango de giro que presenta, su enorme tamaño y su anticuada dirección que obliga a girar su pesado volante en varias oportunidades antes que poder torcer sus ruedas.

¿Qué es lo que más le gusta de este auto?

“Que te miran mucho, nada más porque trata de manejarlo. Es duro como palo”, dice entre risas ante la pregunta.

Restaurado gracias a un experto


Recuerda que el auto lo compró hace ya varias décadas, tiempo que estuvo abandonado en un galpón. Añade que justo antes de venderlo como chatarra un amigo del Club de Autos Antiguos de Chile lo convenció de intentar restaurarlo dado su elegante diseño.

“El auto lo encontré prácticamente botado en una chatarrería hace unos 40 años y desde ahí estuvo tirado en el terreno de una fábrica que yo tuve. Hace alrededor de ocho años me ayudó mi amigo Ricardo Bruchfeld a restaurarlo. Nos demoramos cinco años pero lo pudimos hacer”, comenta mientras muestra su auto clásico.

Claudio Herrmann añade que volver a la vida un auto de este tipo requiere de mucha paciencia ya que sus repuestos se tenían que buscar en el extranjero y es muy fácil cometer errores o simplemente ser estafado.

“Ricardo me ayudó y encontramos al hombre que tiene más repuestos de Cadillac en Las Vegas (EE.UU.) y así fuimos encontrando de a poco los repuestos (...) Sin Ricardo no podría haberlo hecho. El ha restaurado cuatro autos. Hay que tener paciencia, el conoce quienes son los buenos pintores y los buenos desabolladores”, asegura.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Encuentra
tu próximo vehículo

Palabras clave

Región

Categoría

Marca

2000Rango de años 2016

Precio

Fecha de publicación

Buscar
Limpiar
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores