Conoce el elegante Borgward Isabella que se roba las miradas en Chile con un diseño refinado y deportivo

Federico Strauss es dueño de uno de los pocos modelos que aún ruedan por las calles chilenas y que destacan por su refinado diseño con toques deportivos.

23 de Octubre de 2019 | 00:00 | Por Patricio Gutiérrez, Emol
Conocido como uno de los empresarios más importantes de la industria automotriz europea en la década de 1920, Carl F. W Borgward partió su legado con una pequeña furgoneta de 3 ruedas con un motor de solo 2 CV. Sin embargo, no fue sino hasta varios años después que desarrolló lo que sería su verdadera leyenda que incluso se mantiene viva hasta ahora en calles chilenas: El Isabella Coupé.

Hasta antes de llegar al Isabella tuvieron que pasar distintos modelos, fusiones con otras empresas e incluso vivir el estallido de la Segunda Guerra Mundial. Pese a todo, Borgward logró posicionar en el mercado europeo el pequeño coupé que maravilló a los conductores gracias a su diseño elegante y a bajo precio.

Fue tanto el éxito del vehículo alemán que incluso cruzó fronteras y llegó a Chile a finales del 59 gracias a una exención de impuestos de la que gozó el Colegio Médico y que facilitó su arribó a tierras nacionales.

Así lo cuenta Federico Strauss, dueño de uno de los pocos Borgward Isabella coupé que aún rueda por las calles chilenas en perfecto estado. “Los médicos solo pagaban el flete, el seguro y ahí podían entrar el auto”, dice.

En su poder desde el 2004, el coche europeo pasó por un completo proceso de restauración que duró alrededor de dos años y que lo dejó prácticamente como de fábrica. De hecho, según explica Strauss, “tuve la suerte de contactarme con una persona que compró todas las piezas sobrantes originales de la importadora del representante de Borgward”.

El Borgward Isabella fue estrenado en el año 1954 como un sedán de dos puertas y fue bautizado así en honor a la esposa del fundador de la marca. En 1957 hizo su debut la versión coupé que llegó con una carrocería 12 centímetros más baja, una potencia de 75 caballos, transmisión mecánica de cuatro velocidades y una palanca selectora instalada en la columna de dirección.

Es un auto rico de manejar, pero chico. Lo complicado también es que la caja de cambios es muy dura”, sostiene Federico Strauss quien pese a las dificultades no oculta el amor por su vehículo que es patrimonio del Club de Automóviles Antiguos de Chile.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
Encuentra
tu próximo vehículo

Palabras clave

Región

Categoría

Marca

2000Rango de años 2020

Precio

Fecha de publicación

Buscar
Limpiar
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores