Los minutos de tensión que se vivieron en el Nacional con los graves incidentes protagonizados por barristas de la U

El fuego provocado por los aficionados ubicados en la galería sur desató mucho nerviosismo entre los asistentes al recinto.

05 de Febrero de 2020 | 00:30 | Redactado por Martín Gutiérrez, Emol
Reuters
SANTIAGO.- Era un partido tranquilo y en el que sólo el fútbol concertaba las miradas en el Estadio Nacional. Universidad de Chile e Inter de Porto Alegre entraban en la recta final de un compromiso que antes de su inicio estuvo bajo la lupa por posibles incidentes, pero la violencia no había aparecido.

Hasta que pasados los 75 minutos, se produjo lo que muchos esperaban que ocurriera: Incidentes en la barra local. Todo se generó con un individuo que ingresó a la pista de recortán para lanzarle proyectiles a efectivos policiales y de seguridad privada que se encontraban en el túnel hacia camarines.

Fuego inesperado

Tras esa acción, Ñuñoa ardió y literalmente: En uno de los codos de la galería sur se desató el fuego con varios elementos que sirvieron para alimentar las llamas. Además, se suscitaba una verdadera lluvia de asientos y proyectiles.

Las reacciones en la tribuna Pacífico eran de reprobación en su mayoría. En casi todos los sectores se repetía la imagen de padres explicándoles a sus hijos lo que estaba sucediendo. Muchos con lágrimas y no entendiendo lo que pasaba.

Mientras la violencia crecía, increíblemente el encuentro continuaba dentro del campo de juego. El árbitro argentino Facundo Tello dejaba jugar mientras por el altoparlante se pedía encarecidamente a los barristas que se detuvieran con su actar. Pero nada de nada.

En las tribunas seguía la tensión. De hecho algunos simpatizantes se enfrascaban en discusiones por lo que sucedía en el sector sur: Algunos compartían y hasta celebraban, pero eran una minoría en un ambiente verdaderamente caldeado y de preocupación.

La reprobación fue total y muchas familias decidieron retirarse con antelación, ya que el conflicto no tenía cara de mejora. El partido finalizó, pero los desmanes seguían.

Finalmente aparecieron las mangueras para apaciguar las llamas y Carabineros ingresó a dicho sector para acabar con los incidentes que terminaron con los aplausos de los últimos espectadores que vieron como un efectivo se llevó detenido a uno de los pocos barristas que quedaban en esa zona.

A las afueras del recinto, la gente se retiró rauda. "Esto nunca lo había visto en un partido de la U. Por unos pocos vamos a tener que pagar todos", señalaban algunos forofos que se retiraban resignados y bastante acelerados del principal reducto deportivo de nuestro país.

Así culminó una tarde que pintaba bien, pero terminó siendo una verdadera pesadilla para la mayoría de los hinchas.

Las sensaciones finales fueron de preocupación, porque los fanáticos saben que la sanción de Conmebol es inminente. Los informes de Conmebol son lapidarios y probablemente la U tendrá que jugar sin público o con una capacidad muy reducida en caso de seguir con vida en el certamen continental.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores