EMOLTV

Ingresos por venta de petróleo de los países de la OPEP crecieron 77% en 2021 ante recuperación de demanda

Por otra parte, el precio internacional del crudo anotó este martes su tercera alza consecutiva y cotiza en torno a los US$115 el barril.

28 de Junio de 2022 | 18:12 | Agencias, editado por T. Vieira, Emol
imagen
EFE
El petróleo subió por tercera sesión consecutiva, mientras los grandes productores de crudo, como Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (EAU), parecen poco dispuestos a aumentar la oferta del suministro.

A lo anterior se suma el hecho de que los gobiernos occidentales acordaran explorar formas de limitar el precio del petróleo ruso.

Con esto, los precios del crudo Brent sumaban US$1,98, o un 1,72%, a US$117,02 el barril, tras ganar un 1,7% en la víspera. Los futuros del crudo WTI en Estados Unidos escalaban US$1,65, o un 1,5%, a US$111,22, después de avanzar un 1,8% el lunes.

Las prohibiciones occidentales sobre Rusia y su producción de petróleo y gas, han provocado un fuerte aumento de los precios mundiales de la energía en los últimos meses. No obstante, otros grandes productores aún tienen que implementar un impulso significativo al bombeo.

En ese sentido, Arabia Saudita y EAU han sido vistos como los dos únicos países en la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) con capacidad adicional para compensar la pérdida del suministro ruso y la débil producción de otros miembros.

"Una serie de noticias sobre escasez de oferta reforzó el mercado. Se dice que dos grandes productores, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, están en, o muy cerca de, los límites de capacidad a corto plazo"

Tobin Gorey, analista de materias primas del Commonwealth Bank
"Una serie de noticias sobre escasez de oferta reforzó el mercado. Se dice que dos grandes productores, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos, están en, o muy cerca de, los límites de capacidad a corto plazo", dijo Tobin Gorey, analista de materias primas del Commonwealth Bank, en una nota.

Algunos analistas también dijeron que los disturbios políticos en Ecuador y Libia podrían reducir aún más la oferta de petróleo.

Cabe destacar que los trece países socios de la OPEP ingresaron por ventas de petróleo en 2021, un 77% más que el año anterior, gracias a la recuperación parcial de la demanda tras la caída experimentada en 2020 por el estallido de la pandemia de covid-19.

Este fue uno de los datos destacados del Boletín Estadístico Anual de la OPEP, publicado hoy.

Más exportaciones

Tras caer un 43 % entre 2019 y 2020, los ingresos petroleros subieron el año pasado hasta niveles cercanos a los de antes de la pandemia.

Los 13 países socios de la OPEP vendieron más barriles de crudo, aunque no todos lograron recuperar el nivel prepandémico.

Las ventas petroleras de Venezuela alcanzaron los US$8.816 millones en 2021, con lo cual, si bien subieron un 53,7 % respecto al año anterior, seguían aún lejos de los US$18.335 millones de 2019.

También quedaron por debajo del nivel que tenían ese año las exportaciones de Angola, Nigeria, Congo y Guinea Ecuatorial, mientras que a Irak y Gabón les faltó muy poco.

Por el contrario, sí consiguieron superar claramente el volumen anterior a la aparición del coronavirus Arabia Saudita (US$202.166 millones), Kuwait (US$56.545 millones), los Emiratos Árabes Unidos (US$54.595 millones), Libia (US$27.485 millones), Irán (US$25.313 millones) y Argelia (US$23.316 millones).

En concreto, todos mejoraron sus balanzas por cuenta corriente, pasando del déficit al superavit, salvo Gabón y Argelia que tuvieron aún saldos negativos.

En su conjunto, la balanza de los países OPEP pasó de un déficit de US$37.004 millones (en 2020) a un superávit de US$176.753 millones, muy superior al de US$100.789 millones de 2019.

Moderado aumento de producción

En cambio, la oferta mundial de petróleo apenas subió un 0,8 % al situarse de media en 69,64 millones de barriles diarios (mbd), muy por debajo de los 75,24 mbd extraídos en 2019.

La OPEP recuperó solo parcialmente, hasta el 37,9 %, su participación en el mercado, pues el porcentaje de su bombeo en los suministros mundiales no ha vuelto al 39 % que tenía antes de adoptar en 2020 un gran recorte de producción, para hacer frente al histórico desplome de la demanda causado por el coronavirus.

Desde entonces, ha venido abriendo los grifos de forma paulatina, sin llegar todavía a su bombeo prepandémico.

Capacidad mermada

Lo que cayó con fuerza fue el número de plataformas petrolíferas activas en la OPEP, reflejo de una falta de inversiones en el sector que ha mermado la capacidad productiva.

En todo el mundo, estas plataformas se redujeron hasta 1.766 unidades desde las 2.291 que había antes del coronavirus.

Precios al alza

Sí, se recuperaron plenamente los "petroprecios". Según el documento, el barril referencial de la OPEP se vendió en 2021 a una media de US$69,89, no solo superior al promedio de 2020 (US$44,47), sino también al de 2019 (US$64,04).

Similar fue la evolución del Brent y del Petróleo intermedio de Texas (WTI), que alcanzaron valores medios de US$70,95 y US$68,11, respectivamente.

Eso sí, lo que deja claro el Boletín de la OPEP es que en la mayoría de las naciones industrializadas, más de la mitad del precio que paga el consumidor final son impuestos que van a las arcas de esos estados.

El 80 % de los 1.5 billones de barriles de crudo que quedan bajo tierra en el planeta se encuentra en los países de la OPEP, con Venezuela como el país con las mayores reservas probadas de crudo (20 % del total mundial), por delante de Arabia Saudita e Irán.