EMOLTV

Parlamentarios coinciden con Marcel en revisar ritmo de reformas estructurales tras Plebiscito y debaten los temas a moderar

El ministro de Hacienda afirmó que tras la contundente derrota del Apruebo la agenda no se llevará de la misma forma.

07 de Septiembre de 2022 | 15:00 | Por B.Mellado e I. Munita, Emol.
imagen
Aton
La amplia derrota que sufrió la coalición de Gobierno en el Plebiscito no solo trajo consigo los primeros cambios de gabinete para enfrentar lo que se ha denominado el "segundo tiempo" de la administración de Gabriel Boric. Sino que también habrían modificaciones en el tono de los diálogos para tramitar importantes reformas, como la previsional, tributaria y de salud.

Así lo dejó entrever este lunes el ministro de Hacienda, Mario Marcel, cuando tras reunirse con líderes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), y una serie de gremios pymes, adelantó futuros cambios en la agenda. "Tenemos la responsabilidad de gobernar, y tenemos la responsabilidad de llevar adelante reformas que el país valora y que estén en el programa de Gobierno", dijo el jefe de las finanzas públicas.

"Ese trabajo, el trabajo de administrar, de gobernar, y de impulsar reformas por supuesto no será igual ahora que de la manera que lo veíamos previo al Plebiscito", añadió, recalcando que estos cambios se van a reflejar en que van a multiplicar las instancias de diálogo, para profundizar en temáticas como inversión o productividad, y así darles un empuje considerablemente mayor, pese a que estaban incorporadas en algunos proyectos.

Las palabras de Marcel tuvieron reacción en el Congreso. Al ser consultado por el Emol sobre el tema, el senador Juan Antonio Coloma (UDI), quien preside la comisión de Hacienda de dicha Corporación, comentó: "me parece claro que fue muy contundente la respuesta del triunfo del Rechazo, y en esa lógica hay temas que tienen que revisarse. Pongo como ejemplo el tema previsional, uno de los temas que fue eje de discusión en todo momento fue la propiedad de los fondos de pensiones, donde claramente el tema de la heredabilidad de ellos fue muy esencial”.

En ese sentido, expuso que debe "verificarse un diálogo mucho más fecundo, ser capaces de llegar acuerdo en términos de temas que importan, particularmente en el tema económico, como es la inflación, la inversión, para no se vean contrapuestos con una reforma -tributaria- que está básicamente enfocada solo en el concepto recaudación”.

Asimismo, el senador Rodrigo de Galilea (RN), miembro de la comisión de Trabajo indicó que "Chile es un país que necesita aumentar sustantivamente los niveles de inversión. Es una obviedad, pero nunca está de más recordar que sin inversión no hay crecimiento y sin crecimiento no hay posibilidad alguna de generar recursos permanentes para dar satisfacción a las demandas sociales".

"Por lo tanto creo que se deben revisar propuestas como los impuestos al patrimonio y a las utilidades retenidas. Esas medidas no sólo no recaudan lo esperado sino que generan distorsiones importantes al ímpetu emprendedor del país", afirmó Galilea.

La Cámara de Diputados también se pronunció, y en esa línea, el presidente de la comisión de Hacienda, Jaime Naranjo (PS), indicó que "el escenario político y económico obligan a repasar el ritmo de las reformas. No se trata de dejarlas congeladas como algunos entusiastas están tratando de insinuar. El país no resiste postergar las demandas sociales sino vamos a tener estallido social peor que el del 18/0".

Es por ello, que llamó a algunos sectores a "no sacar cuentas alegres, porque el país no votó contra las reformas . Votó una propuesta constitucional. Por tanto el Gobierno no debe inhibirse de continuar impulsando estas reformas y no aceptar el chantaje económico y político de algunos empresarios y grupos políticos que los representan".

Por otro lado, la visión del diputado Tomás Lagomarsino (IND), presidente de la comisión de Salud, se opone a lo planteado por Naranjo, ya que para él "es imposible no hacer la lectura que el resultado del Plebiscito, en cuanto a la opción ganadora y su contundencia, no es solo una señal política en torno al texto constitucional propuesto, si no que también en torno al ritmo y profundidad de las transformaciones que desean los chilenos y chilenas”.

En esa línea, particularizó en lo que le compete a su comisión "respecto a la reforma de salud, creo que hay que bajarle un par de cambios. En vez de plantear la desaparición de las isapres hay que lograr solidarizar una parte de la cotización obligatoria en algunas prestaciones en particular, donde que creo que una de ellas podría ser el subsidio de incapacidad laboral, es decir, las licencias médicas".

Por su parte, el presidente de la comisión de Trabajo de la Cámara, Alberto Undurraga (DC), puso especial hincapié en el diálogo, "el desafío especial que hay en la reforma de pensiones es que este ánimo y esta disposición a acuerdos que hay para el segundo tiempo constitucional, también exista en materia de pensiones. Eso exige que el Gobierno converse con todos y abra una ronda de conversaciones también con la oposición".

Undurraga apuesta por un proyecto que esté marcado por "la solidaridad, que tenga financiamiento tripartido y que también exista libertad de elección y herabilidad en el componente individual de las personas. Si tenemos esas tres cosas y hay una conversión amplia, yo creo que podemos llegar a un acuerdo que mejore las pensiones ahora".