EMOLTV

Musk renunciará como CEO de Twitter cuando encuentre un reemplazo: Solo dirigirá equipos de software y servidores

Esto, luego de que el magnate realizara un encuesta que preguntaba si debía renunciar como director de la compañía, donde el 57,5% votó por su salida.

21 de Diciembre de 2022 | 12:40 | Bloomberg/ Editado por Beatriz Mellado, Emol.
imagen
EFE
Elon Musk confirmó que dejará el cargo de director ejecutivo de Twitter después de encontrar un sucesor, aunque planea mantener el control de los equipos de ingeniería de la empresa.

"¡Renunciaré como CEO tan pronto como encuentre a alguien lo suficientemente tonto como para aceptar el puesto! Después de eso, solo dirigiré los equipos de software y servidores", publicó en su perfil.

Desde que el magnate Elon Musk asumió como jefe de Twitter, ha supervisado los despidos o salidas de aproximadamente 5000 de los 7500 empleados de la compañía. Asimismo, ha dicho que planea enfatizar la ingeniería de Twitter como propietario.

Después de perder una encuesta de opinión que publicó en el sitio de redes sociales que preguntaba si debería renunciar a su cargo como director de la empresa, donde más de 10 millones de votos - el 57,5% - estaban a favor de la renuncia de Musk, el ejecutivo se embarcó en la búsqueda de un nuevo CEO.

Musk ha estado manejando Twitter casi sin ayuda desde que lo compró en octubre por US$44 mil millones. Dijo desde el principio que no planeaba permanecer permanentemente como director ejecutivo y que se había rodeado de algunas personas de confianza , algunas de las cuales sugirieron que estarían listas para asumir lo que Musk llama una tarea ingrata. "Nadie quiere el trabajo que realmente pueda mantener vivo a Twitter. No hay sucesor", tuiteó el multimillonario a principios de esta semana.

Asimismo, dijo durante un espacio de Twitter organizado el martes por la noche que la plataforma estaba en camino de alcanzar los 3.000 millones de dólares de flujo de caja negativo, antes de la reciente ronda de severos recortes de costos.

Entre los que han permanecido en el círculo íntimo de Musk se encuentran Jason Calacanis, inversor y presentador de podcasts, y el exejecutivo de PayPal Holdings Inc., David Sacks.

Los dos formaron parte de la sala de guerra de Musk en los días posteriores al cierre del trato y personas familiarizadas con la situación dijeron que recibieron cuentas internas y ayudaron a tomar decisiones sobre quién mantendría sus trabajos. Ambos han estado haciendo sugerencias públicas para la estrategia comercial de Twitter.

Calacanis mantuvo sus ideas para monetizar Twitter, abogando el martes por características que incluyen un enlace de " análisis de encuestas" donde la información sobre los resultados de las encuestas de Twitter se desglosaría por atributo de votante, como país y número de seguidores de Twitter. "Vale la pena pagar por tales conocimientos", tuiteó. El lunes, habló sobre los nuevos esfuerzos de marca comercial de Twitter.

Sacks también retuiteó una notificación sobre Twitter Business el lunes, un nuevo programa que permite a las empresas identificar sus marcas y empleados clave en Twitter. Sacks agregó el logotipo de Craft Ventures, la empresa de riesgo que dirige, al costado de su nombre. En una referencia a la encuesta de Musk sobre si debería permanecer como director ejecutivo de Twitter, Sacks sugirió que otros directores ejecutivos realicen el mismo tipo de encuesta .

En uno de sus primeros tuits tras el cierre de la encuesta, Musk dijo que Twitter restringirá la votación sobre decisiones políticas importantes a los suscriptores de pago de Twitter Blue. El servicio, que cuesta $8 al mes, había atraído a unos 140.000 suscriptores hasta el 15 de noviembre, informó el New York Times.

David Faber de CNBC informó antes de la encuesta sobre la búsqueda de Musk de un nuevo director ejecutivo.

El dramático truco de Musk, preguntando al público sobre sus capacidades de liderazgo, se produjo poco después de que asistiera al partido final de la Copa del Mundo en Qatar, lo que provocó una ola de temas de moda como "VOTA SÍ" y "CEO de Twitter".

Musk advirtió que Twitter está en riesgo de quiebra e instituyó un ambiente de trabajo "duro" para los trabajadores restantes después de un recorte drástico en el personal. En sus menos de dos meses al mando, asustó a los anunciantes, alienó a los creadores más fervientes de Twitter y convirtió el servicio de un reflejo de las noticias del día en el tema principal.

Después de perder la encuesta inicial, Musk, quien también es director ejecutivo de Tesla Inc., retuiteó material promocional para la compañía automotriz y para el servicio Blue for Business de Twitter. También respondió a un artículo sobre las críticas de su rival Toyota Motor Corp. a los vehículos eléctricos con un simple "Guau".

Las acciones de Tesla, con mucho la propiedad más valiosa de Musk, se han desplomado desde la adquisición de Twitter y los críticos han argumentado que pasa demasiado tiempo en la compañía de redes sociales. Las acciones cayeron un 8,1% al cierre de Nueva York.