Familia francesa-judía recupera cuadro robado por los nazis que chilena intentó vender en EE.UU.

Ahora la pintura, que fue incautada en la Francia ocupada en 1943, está en manos de los bisnietos del maestro holandés Adolphe Schloss.

02 de Abril de 2019 | 13:36 | Redactado por Fernanda Villalobos, Emol/Agencias
AFP
El FBI devolvió ayer a una familia francesa-judía un cuadro de 380 años de antigüedad del pintor holandés Salomon Koninck que había sido robado durante la II Guerra Mundial y que tenía en sus manos una coleccionista chilena.

La obra de 1639, titulada "A Scholar Sharpening His Quill" ("Sabio afilando su pluma"), pertenecía a la famosa colección del maestro holandés de Adolphe Schloss (1842-1910), incautada por los nazis en la Francia ocupada en 1943, enviada en parte al cuartel general de Hitler en Munich. Tras la rendición alemana, las obras se dispersaron y se perdió el rastro.

Quienes lo recibieron fueron sus bisnietos, Laurent (65) y Michel (71) Vernay, calificando el hecho como una "pequeña victoria".

La pintura reapareció en noviembre de 2017 cuando la coleccionista chilena Renate Stein intentó venderla a través de Christie's en Nueva York, lo cual permitió a la casa de subastas identificarla y luego al FBI de iniciar su recuperación.

La negociante explicó a las autoridades que su padre había comprado el cuadro en 1952 a Walter Andreas Hofer, encargado de adquirir obras de arte del fundador de la Gestapo, Hermann Göring y gran protagonista en la dispersión de bienes expoliados.

Esperanza y no revancha


Frente al antisemitismo que resurge en Estados Unidos y Europa, una restitución "vuelve a poner el foco en todas las expoliaciones y las desapariciones judías (...) es como si colocáramos un monumento conmemorativo en homenaje a lo que sucedió", dijo a la AFP Michel Vernay.

"Es una herencia a compartir entre más de 20 personas (...) como no se puede cortar una pintura en trozos, espero que haya un museo francés capaz de comprarlo y de etiquetarlo como una cuadro restituido tras la expoliación".

Michel Vernay
"Es el lado positivo", afirmó. "No es el lado de la revancha, es la esperanza: la historia está ahí, no la embellecemos". Las expoliaciones son parte integral del proceso de genocidio, subrayó el ingeniero jubilado, cuya madre perdió la mitad de su familia en Auschwitz.

"Privamos a las personas de su posibilidad de existir en la sociedad, de ejercer su oficio, luego los privamos de su nacionalidad, luego de sus recursos y de sus bienes. Y luego, cuando están solos, sin recursos, sin abrigo, sin defensa, es fácil quitarles la vida".

"Cada restitución es una pequeña victoria", aseguró su hermano Laurent. Pero "las pinturas no son tan importantes como las vidas que fueron eliminadas".

Una cosa es segura: aunque aún faltan unos 170 cuadros de los 333 de la colección Schloss, según Laurent, los dos hermanos no tienen la intención de pasar su tiempo buscándolos.

"Si pasas tu vida buscándolos, no tienes más vida", dijo Laurent. "Era la opinión de mi padre y yo también decidí no hacer demasiado".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores