El logro de la Orquesta Barroca Nuevo Mundo, la iniciativa chilena líder del género en Latinoamérica

El conjunto originario de la Región de O'Higgins ya ha anotado hitos como tocar en lugares emblemáticos con su repertorio, llevando como bandera de lucha la autogestión, la descentralización y la recuperación de instrumentos antiguos.

28 de Julio de 2019 | 14:03 | Por Magdalena Álamos, Emol

Imagen del concierto que la OBNM ofreció en el mítico Teatro Colón de Buenos Aires.

Alejandro Held
La Orquesta Barroca Nuevo Mundo (OBNM) es la única en Latinoamérica que posee un programa anual y un elenco estable de músicos que se dedican a este género, y es chilena.

La calidad de sus producciones le valió una invitación al histórico Teatro Colón en Buenos Aires, donde hicieron el concierto "Selva Morale e Espirituale" de Claudio Monteverdi, que fue ampliamente ovacionado en el país vecino. Es la segunda orquesta chilena que se presenta en ese escenario, después de la Orquesta de Cámara de Chile dirigida por Juan Pablo Izquierdo.

Con su base de operaciones en la Región de O'Higgins, la orquesta itinera por las 33 comunas del sector y realiza alrededor de 50 conciertos anuales.

"Lo que quería crear en su inicio era un nuevo mundo musical, un nuevo eje musical para el país. Que no todo sea Santiago, que era como el monopolio cultural"

Marcelo Vidal
"Con esto cubrimos una totalidad de 15 mil personas y es algo que tiene que ver con el inicio de la orquesta, que es la descentralización. Nosotros no nacemos para hacer música exclusivamente en un lugar. Nuestro eje de acción en la región está en las 33 comunas", explica a Emol Marcelo Vidal, director artístico y fundador del proyecto.

En ese marco, la orquesta -que comenzó hace unos nueve años por iniciativa de un grupo de artistas chilenos dedicados a la música antigua- fue bautizada con el nombre Nuevo Mundo. "Lo que quería crear en su inicio era un nuevo mundo musical, un nuevo eje musical para el país. Que no todo sea Santiago, que era como el monopolio cultural", dice Vidal.

Un aspecto novedoso de este conjunto es que utiliza instrumentos propios del barroco, como sacabuches, teorbas, dulcianes. Para conseguirlos, artesanos de la zona tuvieron que aprender a construir estos instrumentos para que los músicos pudieran recrear un sonido fiel al de la época.

Durante los últimos tres años, la orquesta ha recibido recursos del Estado que ganaron por medio de fondos concursables.

Además, de las 10 formaciones que financia el Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, la OBNM es la única autogestionada (no depende de teatros o universidades). Esto lo han logrado con el compromiso que asumieron de llevar la música a personas de ciudades y poblados de la región, algunos de los cuales nunca han escuchado la música clásica.

Crédito: Alejandro Held.

Siendo fiel a su misión, la próxima obra que presentará el conjunto de músicos es "El Código de Trujillo", la primera colección de música barroca latinoamericana, que fue recopilada a fines del siglo XVIII en el virreinato del Perú.

La orquesta se presentará el jueves 1 de agosto a las 19:00 horas en el Teatro de Nancagua. El Domingo 4 de agosto a las 12:00 horas en la Iglesia de la Sanchina, Machalí, y a las 19:00 horas en la Iglesia de Chépica.

Instrumentos únicos

La OBNM comenzó como parte de un proyecto de rescate a antiguas prácticas musicales. La idea era hacer música antigua con los instrumentos que corresponden a la época.

"Era un desafío no menor porque muchas técnicas con el desarrollo de la historia desaparecen, no evolucionan", asegura Vidal.

Francisco Alaniz, trombonista que toca el sacabuche en la OBNM, cuenta que para conseguir ese instrumento debieron contactarse con un luthier de Lituania. "Son instrumentos que no son fáciles de fabricar porque ya son antiguos y los luthieres y los fabricantes de esa época han formado gente, pero no es fácil encontrarlos a bajo costo", dice.

Crédito: Alejandro Held.

De algunos de estos instrumentos no había ni siquiera planos y debieron basarse en obras pictóricas de la época para crear reproducciones exactas.

"Al comienzo necesitábamos oboes y flautas barrocas e incentivamos a un luthier que hay en Rancagua, constructor de flautas, Cristián González, que ahora hace los instrumentos que necesitamos. Así como los laúdes y guitarras barrocas que hizo Rafael Mardones, también otro luthier de Rancagua”, sostiene Marcelo Vidal.

El director artístico agrega: "Hay mucho de trabajo y de ir suponiendo cómo sonaba. Nosotros mismos vamos investigando y buscando el sonido, tratando de acercarnos. No solamente a través de la música sino que a través de la iconografía de la época, de dibujos, copias que quedaron".

A pesar de todo el esfuerzo que ha implicado el proyecto, Vidal concluye que ha sido enriquecedor y bien recibido: "Traer a la vida el sonido y la forma del pasado a un presente, ha tenido una muy buena acogida para nosotros".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Crucigrama
Crucigrama

Supera el desafío para esta semana.

Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores