EmolTV

"De Haití a Chile", la historia de una mujer profesional y soltera que decidió formar una familia multicultural

En 2010, Marjorie Infante (entonces 32) soñaba con tener hijos. La noticia de un terremoto que devastó a uno de los países más pobres de Latinoamérica le dio el empujón inicial para iniciar un largo proceso, que la convirtió en "madre" de dos niños de nacionalidad haitiana.

05 de Enero de 2020 | 13:33 | Por M. Álamos, Emol
SANTIAGO.- "Comencé escribiendo porque mucha gente me preguntaba cómo, siendo soltera, logré traer a dos niños haitianos, con la discriminación que existe acá, con el tema del racismo, el color de piel, el idioma, con todo", dice a Emol Marjorie Infante (41), quien se denomina como "madre de corazón" de Renette (12) y Reonel (7), dos menores de nacionalidad haitiana que viven con ella en Chile.

En el libro "De Haití a Chile: Seis mil kilómetros para ser madre de corazón" (Editorial Trayecto Comunicaciones, $10.000) Marjorie relata que, siendo periodista y soltera, soñaba con ser madre. En 2010 un terremoto devastó Haití, uno de los países más pobres de América, y muchos niños quedaron huérfanos o viviendo en extrema vulnerabilidad. Este hecho la motivó a adoptar una menor y formar una familia multicultural.

El proceso no estuvo exento de dificultades. La profesional tuvo que responder extensas entrevistas, hacer terapias psicológicas, someterse a evaluaciones de asistentes sociales, entre otras cosas, para ser declarada idónea por la Fundación Mi Casa para adoptar un niño, proceso en el cual contó con el apoyo de sus padres y familiares.

El contacto con la familia de la niña que iba a adoptar lo hizo gracias a un amigo haitiano que reside en el país. Y en 2013, Renette llegó finalmente a Chile de la mano de su padre biológico para ser adoptada por la profesional. La niña era pequeña, tímida, estaba desnutrida y enferma de malaria. Sus padres no tenían empleo en Haití y además debían hacerse cargo de otros siete hijos, por lo que le confiaron el cuidado de su hija.

- ¿Qué considerarías que fue lo más difícil de todo este proceso?

- Lo más difícil yo lo veo cuando llegó la Renette. Siento que los papás me entregaron a una niña que sabía caminar, ya sabía hacer sus necesidades sola y todo, pero era una bebé, iba cumplir 5 años. No sabía hablar el idioma, la adaptación fue súper difícil. Fue como una cosa de aprendizaje pero también de cuestionamientos.

Marjorie explica que, un día, cuando ya tenía todo el proceso de adopción listo con su abogada, le preguntó a Renette cuál era su nombre. Esta respondió con su nombre completo, incluyendo los apellidos de sus padres biológicos. Eso la hizo dudar. "Me pregunté si estaba haciéndolo bien o mal por un deseo personal mío. 'Le voy a quitar las raíces a esta niña', pensé". Y entonces decidió dar un pie atrás con la adopción y, en cambio, obtener el cuidado personal definitivo, es decir, tener la tuición de la niña, sin cambiarle sus apellidos. Y además decidió mantener el contacto con su familia de origen.

La llegada de Reonel

En 2016 los padres de Renette le pidieron a Marjorie que se hiciera cargo de otro de sus hijos, Reonel, quien estaba enfermo. Ellos no disponían de los recursos necesarios para darle las atenciones médicas que requería. Marjorie dudó, pero finalmente aceptó el desafío. Acogió al niño en su familia ese mismo año y debió someterse nuevamente a un largo proceso legal, que culminó en 2019, cuando finalmente le otorgaron el cuidado personal definitivo.

A diferencia de su hermana, Reonel no tuvo mayores problemas para adaptarse. "Le costó menos porque igual estaba su hermana acá. Además, que él es muy desordenado y se adapta con facilidad en cualquier parte", dice Marjorie.

En el libro, de fácil y rápida lectura, la periodista relata diferentes experiencias que les ha tocado vivir en los últimos años. "Recuerdo que muchas veces al ordenar sus habitaciones me encontré con alimentos debajo de sus almohadas (…) quizás como medio de sobrevivencia de lo vivido en su país", cuenta.

Asimismo, en el libro hay un fragmento escrito por Renette, quien cuenta que le gustaría estudiar algo relacionado a la medicina. "Mi sueño es poder ir algún día a ayudar a mi familia y a la gente de mi país", dice.

El texto integra reflexiones personales de la autora, una visión esperanzadora en torno a la migración y citas de algunos profesionales que la ayudaron en el proceso.

Marjorie revela que el motivo principal por el que escribió el libro es que sus hijos lo puedan leer en un futuro y saber más sobre su origen. Además, explica que "eran tantas personas las que me preguntaban cómo lo había hecho para ellos también hacerlo, que decidí ayudarlas. Yo puedo ser mamá biológica pero algunas personas no pueden o simplemente quieren optar por mi mismo camino. Quería que tengan este libro para que puedan ver cómo lo hice", concluye Marjorie.

El volumen se encuentra disponible en librerías chilenas.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores