Irene Montero, la líder política que llena el espacio de Errejón en la cúpula de Podemos de España

Tras su última movida electoral, quien era considerado el "cerebro" del partido ha quebrado todos sus puentes con la formación "morada". Un cupo que hoy cubre la joven psicóloga, considerada una de las voces más relevantes de la colectividad en los últimos años.

22 de Enero de 2019 | 06:00 | Redactado por Valentina Salvo U., Emol
Luca Piergiovanni, EFE
SANTIAGO.- Vocera de Podemos y considerada la nueva "número dos" de una de las plataformas políticas que logró romper con el bipartidismo tradicional en España, Irene Montero es hoy vista como quien desplazó en el liderazgo de la agrupación a quien era considerado su "cerebro", Íñigo Errejón.

Especialmente dura en sus declaraciones, la joven dirigente de 30 años se ha transformado en una de las figuras más relevantes de la colectividad de izquierda en los últimos dos años, pero aún más, luego de que esta semana la formación viera desencadenarse la peor de sus crisis internas desde que fue fundada, hace cinco años.

Errejón, candidato a liderar la región autonómica de Madrid en las elecciones de mayo próximo, anunció que tomaría su propio rumbo y pactó con la coalición "Más Madrid", de la actual alcaldesa de la capital, Manuela Carmena.

La decisión marcó el quiebre definitivo entre el secretario general del partido, Pablo Iglesias, y Errejón, el último de los miembros fundadores que permanecía en la cúpula del poder. Pero además, con la ruptura, Montero terminó de tomar el lugar que el estratega venía dejando en la agrupación "morada" hace algún tiempo.

"Cuando las cosas se hacen engañando, urdiendo planes a las espaldas de los compañeros, para hacer un proyecto que reconocen que es personalista, esa misma forma de proceder dinamita todos los puentes. ¿De qué tenemos que hablar? Lo podíamos haber hecho en las reuniones de la Ejecutiva, de la que era miembro pero a las que nunca venía", enfatizó la vocera, echando por la borda todas las intenciones de Errejón de mantenerse como representante de la coalición.

Una mujer poderosa

Psicóloga y máster en educación, Irene Montero es hoy pareja de Pablo Iglesias, con quien tiene dos hijos nacidos a comienzos de este año. Entró a la dirección de Podemos cuando asumió como responsable del área de Movimientos Sociales en noviembre de 2015 y comenzó a desempeñarse como jefa de gabinete del secretario general. Perfeccionista y metódica, se transformó en quien organizaba todos los pasos de Iglesias.

Su importancia en las filas de la colectividad fue creciendo poco a poco y en diciembre de 2015 resultó electa diputada por Madrid. A esas alturas, esta declarada admiradora de Salvador Allende se había convertido en la portavoz adjunta de Podemos y era considerada la tercera voz más importante al interior del partido después de Iglesias y Errejón.

Sin embargo, su ascenso se consagraría en 2017 tras la celebración del denominado congreso de Villalegre II. Errejón, en ese momento vocero de Podemos y "número dos" en la dirigencia, decidió desafiar la continuidad de Iglesias como secretario general. Las diferencias de opinión entre ambos habían fraguado y la ocasión se volvió un hito al interior de la agrupación.

¿El resultado? Iglesias recibió el respaldo mayoritario de las bases y Errejón perdió todo poder en la cúpula partidaria. Ante el nuevo escenario, el indiscutido secretario general desplazó a su amigo y designó a Montero en la vocería de Podemos, como su mano derecha. La joven psicóloga se coronó así como la estrella naciente, en desmedro de una de figuras más influyentes de la colectividad hasta ese momento.

El Chalet

Su meteórico ascenso no se quedó ahí. A mediados de 2017 entregó uno de los discursos más destacados en la moción de censura en contra del Ejecutivo central del entonces presidente y líder del centroderechista Partido Popular, Mariano Rajoy. "Basta ya de corrupción: su tiempo ya ha acabado", dijo el 14 de junio de ese año. A fines de 2018, tras varios meses de postnatal, volvió a la primera fila como líder interina de Podemos, mientras Iglesias se ha replegado a su fuero paternal.

No obstante, Montero no ha estado exenta de polémicas. La vocera de Unidos Podemos e Iglesias fueron avasallados por una ola de críticas, luego de que se revelara que la pareja compró un chalet de 250 metros cuadrados, con piscina y casa de invitados, ubicado en una parcela de 2.300 metros cuadrados en Galapagar, un municipio de la sierra madrileña. Todo avaluado en más de 600.000 euros (poco más de 458,3 millones de pesos chilenos aproximadamente).

La compra de este chalet provocó un terremoto que no solo dejó grietas en la formación que ambos lideran, sino que también significó un golpe a su credibilidad. Tanto así que los dos se sometieron a un referéndum interno en octubre de 2018, para que las bases del partido decidieran su continuidad.

Aunque fueron apoyados por un 68% de los militantes, muchos al interior de la colectividad aún ven con resquemor que Podemos haga noticia por situaciones de este tipo, de lo cual responsabilizan directamente a los liderazgos. Peor aún, si la polémica va seguida de un quiebre total entre sus fundadores.

"Es una mala noticia para el bloque progresista. Ojalá no consiga que volvamos a hablar más de nosotros que de las cosas que hacemos bien", manifestó la misma Montero esta semana, de cara a una temporada de elecciones en 2019 que resultará clave para el herido partido de izquierda.
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores