Embajador de Azerbaiyán y conflicto con Armenia: "Las negociaciones no pueden durar para siempre"

En conversación con Emol, el representante diplomático de la ex república soviética en Santiago, Rashad Aslanov, explicó la postura de su país ante esta problemática que data de décadas y que, de momento, no encuentra una solución.

08 de Agosto de 2020 | 05:54 | Por Ramón Jara A., Emol

Rashad Aslanov, embajador de Azerbaiyán en Chile.

Embajada de Azerbaiyán en Santiago
La frontera entre Armenia y Azerbaiyán ha sido siempre un escenario constante de tensión. De vez en cuando, salen a la luz noticias sobre enfrentamientos que a veces toman una gravedad mayor, como lo que ha pasado en las últimas semanas con los combates entre ambos bandos que han dejado un saldo de 18 muertos, dando nuevamente vida al conflicto más antiguo del espacio postsoviético.

Este conflicto tiene un factor clave: Nagorno Karabaj, región separatista ubicada en territorio de Azerbaiyán cuya población mayoritariamente es de origen armenio.

La disputa entre ambas ex repúblicas soviéticas data de décadas y tuvo momentos álgidos a principio de la década de los '90, con una cruenta guerra que dejó unos 30.000 muertos. Luego de la tregua en 1994, el conflicto estuvo "congelado" hasta 2016, cuando hubo nuevos enfrentamientos.

Ahora, si bien los últimos sucesos ocurrieron en la región de Tovuz, lejos de la zona de Nagorno Karabaj, el tema vuelve a salir a la luz. Ambas partes tienen sus argumentos. Así lo hace saber el embajador de Azerbaiyán en Chile, Rashad Aslanov, quien en entrevista con Emol responsabiliza al accionar militar de Armenia y enfatiza en la necesidad de respetar las resoluciones de la ONU, que se ha manifestado a favor de su país.

"Es sabido que la región de Tovuz es un lugar estratégico de mi país, donde pasan muy cerca los principales corredores energéticos, de transporte y de comunicación. Amenazar y poner en peligro a estas infraestructuras importantes sirve más a los intereses de Armenia que de Azerbaiyán", asegura.

"Armenia tenía como objetivo desviar la atención de su grave situación socioeconómica interna, agravada por la pandemia del covid-19. Armenia trataba de involucrar a terceros países, precisamente, a los países de la Organización del Tratado de la Seguridad Colectiva en el conflicto que existe desde hace 28 años entre Armenia y Azerbaiyán. Sin embargo, sus expectativas se frustraron. Varios países y organismos internacionales, entre ellos el Movimiento de Países No Alineados condenaron los últimos ataques de Armenia contra la soberanía y la población civil de Azerbaiyán", agrega.

Fin a los ataques

Al hablar de este conflicto, Aslanov recurre a muchos datos históricos. Recalca que los reclamos territoriales de Armenia comenzaron en 1918, y ahí resalta la primera diferencia: en 1921 el Bureau Caucásico del Partido Comunista desestimó esta solicitud. Para los armenios, la URSS "cedió" el territorio a Azerbaiyán, que por su parte afirma que éste "se mantuvo" ya que siempre ha pertenecido a ellos.

"Es sabido que la región de Tovuz es un lugar estratégico de mi país, donde pasan muy cerca los principales corredores energéticos, de transporte y de comunicación. Amenazar y poner en peligro a estas infraestructuras importantes sirve más a los intereses de Armenia que de Azerbaiyán"

Rashad Aslanov
"A principios de los años 1990, Armenia ,aprovechando la frágil situación geopolítica en la región, desplegó sus fuerzas militares contra la población civil azerbaiyana de Nagorno Karabaj y mediante el uso de la fuerza invadió no solamente esta región, sino también siete distritos adyacentes de Azerbaiyán que integran el territorio internacionalmente reconocido de mi país. Como consecuencia, el 20% del territorio de Azerbaiyán se mantiene bajo ocupación militar armenia hasta el día de hoy, no permitiéndose el retorno de su población azerbaiyana a estos territorios".

Por lo tanto, asegura que para llegar a una solución a este conflicto "es primordial la retirada de las fuerzas de ocupación de Armenia de todos los territorios ocupados de Azerbaiyán y el retorno de la población expulsada de Azerbaiyán a sus lugares de origen para garantizar la paz, la seguridad y la estabilidad en la región".

-¿De qué forma Azerbaiyán podría acercarse a la población de Nagorno-Karabaj? Muchos de ellos han manifestado su afán separatista...
"La región de Nagorno Karabaj es parte de una extensa área geográfica llamada Karabaj (en azerbaiyano su significado es: 'Qara' -negro y 'Bag'-jardín). Desde los tiempos remotos esta región había formado parte de distintos imperios y estados azerbaiyanos. Los últimos pasaron bajo el dominio del Imperio Ruso a partir de los principios del siglo XIX según el acuerdo de Kurakchay (1805), firmado entre el Ibrahim Khan, el rey del Kanato de Karabaj y el Imperio Ruso, y los acuerdos de Gulistán (1813) y Turkmanchay (1828), firmados entre el Imperio Persa y el Imperio Ruso. En ninguno de estos documentos se hace mención de la población armenia en Karabaj. Los armenios fueron trasladados a esta región azerbaiyana a principios del siglo XIX y durante muchos años vivieron juntos con los azerbaiyanos que los acogieron con hospitalidad.

Entre los años 1988 y 1993 los armenios basados en su peligrosa ideología chauvinista y separatista llevaron a cabo una agresión militar muy violenta contra la población azerbaiyana de Nagorno Karabaj con el objetivo de invadir y anexar a Armenia estos territorios azerbaiyanos. Como consecuencia de la limpieza étnica perpetrada contra los azerbaiyanos en esta región, 1 millón de personas fueron expulsadas de sus tierras de origen convirtiéndose en refugiados y desplazados internos. En febrero de 1992 en una sola noche del 25 al 26, las fuerzas armadas de Armenia cometieron un genocidio contra la población azerbaiyana de la ciudad de Jodyalí que cobró la vida de 613 personas, incluyendo 106 mujeres, 63 niños y 70 ancianos. 1275 personas fueron tomadas como rehenes, mientras el destino de 150 personas se desconoce hasta hoy. En la actualidad, ni un solo azerbaiyano vive allí y tampoco puede regresar.

Es inaceptable, en el siglo XXI, mediante el uso de la fuerza reclamar el cambio de las fronteras internacionalmente reconocidas de un país. Por lo tanto, Azerbaiyán no permitirá la creación de un segundo estado armenio dentro de su territorio y la recuperación de su integridad territorial y la soberanía es el objetivo fundamental del pueblo azerbaiyano".

Una solución pacífica

A lo largo de los años, Naciones Unidas ha emitido una serie de resoluciones que respaldan la postura de Azerbaiyán. Por otro lado, el Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación (OSCE), copresidido por Francia, Rusia y Estados Unidos, ha estado mediando las negociaciones entre Azerbaiyán y Armenia desde hace casi tres décadas. Sin embargo, el embajador Aslanov responsabiliza a la contraparte.

- ¿Es necesaria una mayor injerencia de la ONU y el Consejo de Seguridad?
Distintas resoluciones y decisiones adoptadas por los principales organismos internacionales respecto a la resolución pacífica del conflicto conforman una base legal muy sólida. Por ejemplo, cuatro resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (N°822, 853, 874 y 884) aprobadas en 1993 afirman que la región de Nagorno-Karabaj es una parte integral de Azerbaiyán y exigen la retirada inmediata, completa e incondicional de las fuerzas de ocupación armenias de todos los territorios ocupados de Azerbaiyán, así como el retorno de los desplazados internos a sus tierras de origen en condiciones de seguridad y dignidad.

Es inaceptable, en el siglo XXI, mediante el uso de la fuerza reclamar el cambio de las fronteras internacionalmente reconocidas de un país. Por lo tanto, Azerbaiyán no permitirá la creación de un segundo estado armenio dentro de su territorio y la recuperación de su integridad territorial y la soberanía es el objetivo fundamental del pueblo azerbaiyano

Rashad Aslanov
Dichas resoluciones siguen siendo ignoradas e incumplidas por Armenia desde hace 28 años. A pesar de los documentos, llamadas y exigencias de distintos organismos internacionales, Armenia sigue practicando su política agresiva y de anexión, cometiendo provocaciones militares y violando el alto el fuego en varias direcciones del frente a diario. Su gobierno ejerce una propaganda del odio, la discriminación étnica, el antisemitismo y glorifica el fascismo erigiendo monumentos a sus 'héroes' (por ejemplo, Garegin Nzhdeh, colaborador de la Alemania nazi durante la II Guerra Mundial).

Las declaraciones pronunciadas por el primer ministro armenio Nikol Pashinyan diciendo 'Karabaj es Armenia' y el Ministro de Defensa de Armenia, exclamando 'nuevas guerras por nuevos territorios', demuestran que Armenia intenta socavar el proceso de negociaciones y no está interesado en negociar la resolución pacífica del conflicto en base al derecho internacional.

Azerbaiyán siempre se ha manifestado con tolerancia a favor de la solución política del conflicto y está comprometido con el proceso de Minsk para la resolución del conflicto. Por supuesto, las negociaciones no pueden durar para siempre y nuestra expectativa es que el proceso de negociación sea significativo y que se mantengan las conversaciones sustantivas sobre el retiro de las fuerzas armadas de Armenia de los territorios ocupados de Azerbaiyán".

- En los últimos días, Turquía y Azerbaiyán anunciaron ejercicios militares conjuntos ¿Teme que esto pueda interpretarse como una provocación?
"Los ejercicios militares conjuntos de Azerbaiyán y Turquía, según lo declarado por el Ministerio de Defensa de la República de Azerbaiyán, se llevan a cabo de conformidad con el Acuerdo de Cooperación Militar entre la República de Azerbaiyán y la República de Turquía y de conformidad con el plan anual entre los dos países. Estos ejercicios sirven para fortalecer la coordinación y el intercambio de mejores prácticas entre las fuerzas armadas de los dos países y contribuyen a consolidar la paz y la seguridad regional".

- ¿Es comparable este conflicto con otros que vemos en el mundo?
"El conflicto de Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán comenzó debido a los reclamos territoriales de Armenia contra Azerbaiyán, por lo tanto, es esencialmente un conflicto territorial. En el sistema moderno de relaciones internacionales para la solución de los conflictos territoriales, la comunidad internacional ha mostrado una posición común sobre la importancia de la aplicación de los principios del respeto a la integridad territorial y la soberanía de los Estados y de inviolabilidad de las fronteras internacionalmente reconocidas, que son los principios imperativos del derecho internacional. En este sentido, estos principios constituyen una base también para la resolución del conflicto Nagorno Karabaj entre Armenia y Azerbaiyán".

- Usted como embajador, ¿ha conversado de este tema con las autoridades chilenas? ¿Qué le han respondido?
"Como embajador es mi misión estar en contacto con las autoridades chilenas y mantener las conversaciones sobre todos los temas del interés bilateral y multilateral. Los miembros de la comunidad internacional, y entre ellos Chile, reconocen la soberanía y la integridad territorial de la República de Azerbaiyán afirmando su apoyo al proceso de negociaciones en el marco del Grupo del Minsk de la OSCE y a las gestiones para la resolución del conflicto entre Armenia y Azerbaiyán en base al derecho internacional y las resoluciones de la ONU".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores