Casi nula educación sexual en los colegios: Expertos califican a Chile como un país "ignorante" en esta materia

Recién en el año 2010 la educación sexual fue obligatoria en la enseñanza media chilena. Sin embargo, académicos aseguran que esta formación no se hace realmente efectiva en el contexto escolar.

07 de Abril de 2018 | 09:00 | Por Antonia Salas, Emol
El Mercurio
SANTIAGO.- En pleno debate sobre el proyecto de ley de Identidad de Género aparecen términos tales como transgénero, cisgénero o intersexual que confunden a una buena parte de la ciudadanía.

Y es que en Chile, a pesar de tener altas cifras de embarazo adolescente y una iniciación sexual temprana en relación a otros países, somos más bien "ignorantes en lo sexual".


Así lo asegura también el doctor Antonio Salas, presidente de la Sociedad Chilena de Sexología, quien agrega que "nos hablan de reproducción o de comportamiento sexual pero nunca de sexualidad" y que "nos centramos en la problemática pero no en la sexualidad como algo humano y sano".

Esta falta de información, dice Salas, se explica en parte con que en Chile "la educación sexual en el contexto escolar chileno es prácticamente inexistente". Para el experto, no solo se desconocen temas como la anticoncepción o las enfermedades de transmisión sexual, sino que también la afectividad o la sexualidad integral.

Lo mismo afirma el doctor Ramiro Molina, coordinador académico del curso "Educación sexual para la escuela de hoy" de la Universidad de Chile, quien plantea que "en el sistema público, que es más del 70% del sistema escolar, en realidad simplemente no se aborda este tema".

De hecho, Chile fue el último país en Latinoamérica en incorporar la obligatoriedad de la educación sexual en enseñanza media, bajo la Ley 20.418 promulgada el 2010.

"En los últimos años no ha habido ninguna política explícita de introducción de educación sexual en los establecimientos escolares"

Doctor Ramiro Molina

Sin embargo, Molina explica que en la práctica esta no es efectiva ya que se excluye este aportado de la ley en el reglamento publicado en 2014. "Al no haber reglamento, en los últimos años no ha habido ninguna política explícita de introducción de educación sexual en los establecimientos escolares y no tenemos hasta el día de hoy un programa", asegura.

En cuanto a la realidad Latinoamericana, entre 2008 y 2015 Chile fue el país que menos avanzó en prevención con educación sexual en comparación con los otros 16 países que también se sometieron al estudio de la Federación Internacional de Planificación Familiar (IPPF).

Un plan nacional pendiente


Para Molina el gran problema es que "no tenemos nada más que los intereses de cada uno de los establecimientos educacionales y no hay espacio en el currículum para colocar un programa de educación sexual".

Es así como Salas enfatiza en que "tenemos pendiente como país hacer un programa real único y nacional que sea dirigido por el Ministerio de Educación donde el foco esté en educar primero a los profesores y crear libros sobre sexualidad" ya que lo que hay hoy son solo "folletos o instructivos".

En 2017 el doctor Ramiro Molina, junto a un grupo de académicos, creó y publicó un programa de educación sexual integral llamado Cesolaa, el que, según cuenta, intentaron ofrecer de manera gratuita en reiteradas ocasiones al Mineduc sin recibir respuesta alguna.

En tanto, para los expertos la formación de los profesores y padres es clave ya que "lo primero es que los padres tienen que saber de educación sexual y solo tienen imágenes o educan bajo sus experiencias sexuales".

Tema público y urgencia nacional


Integrar la educación en el debate público es una urgencia y una necesidad para Salas. En tanto, según Molina, la importancia de incorporar estas temáticas radica, entre otros temas, en que en Chile "estamos en tasas muy altas y es muy serio el tema de las enfermedades de transmisión sexual. Son cifras pavorosas y dentro de las más altas de Latinoamérica", asevera el académico de la Facultad de Medicina de la U. de Chile.

"Somos un país tremendamente conservador y tradicional"

Doctor Ramiro Molina

Sin embargo, para quien fuera asesor de la Organización Mundial de la Salud uno de los principales frenos es que "somos un país tremendamente conservador y tradicional", lo que justifica con el revuelo que generó en su minuto la pastilla del día después, la implementación de programas de educación sexual y la discusión sobre anticoncepción.

Y agrega que si bien es sumamente positivo que haya sido la película "La Mujer Fantástica" la principal razón por la que hoy se hable de transexualidad, si se ve de afuera, "qué vergüenza que haya ocurrido así" y "da cuenta de la ignorancia de quienes nos están legislando en este tema".
¡Bienvenido #ComentaristaEmol!

Te invitamos a opinar y debatir respecto al contenido de esta noticia. En Emol valoramos todos los comentarios respetuosos y constructivos y nos guardamos el derecho a no contar con las opiniones agresivas y ofensivas. Cuéntanos qué piensas y sé parte de la conversación.

¡Bienvenido #ComentaristaEmol!
Ver condiciones

Ordenar por:
Este debate ha finalizado.
Cargando Comentarios...
Ediciones especiales
EL COMENTARISTA OPINA
¿Cómo puedo ser parte del Comentarista Opina?
Comentaristas
PUBLICACIONES DESTACADAS
Más me gusta
Más comentarios
Más seguidores